Sir LUDWIG GUTTMANN: La lucha contra las secuelas

Sir LUDWIG GUTTMANN: La lucha contra las secuelas

Cada 10 muertos en accidente de tráfico, se produce un lesionado medular. Un constante goteo de limitaciones que socialmente requiere prioridad.
5 February 2014

Las consecuencias de los accidentes de tráfico, dejan, además de las muertes, como efecto de mayor dureza, las lesiones cerebrales y medulares, unas secuelas que la sociedad intenta paliar en centros especializados, con terapias curativas y de integración social.

Sir Ludwig Guttmann,en 1944, a propuesta del gobierno inglés, crea en Stoke Mandeville, cerca de Londres, el primer centro del mundo para la rehabilitación de personas con lesión medular. Su aportación científica fue tan decisiva para cambiar el pronóstico de estas personas, que la medicina distingue entre lesión medular antes y después de su intervención.

Además de establecer las técnicas y los procedimientos para el tratamiento de las personas con lesión medular, incorporó plenamente la actividad deportiva al proceso rehabilitador. Siendo impulsor, en 1952, del movimiento deportivo mundial "Paralímpico".

El Instituto Guttmann de Barcelona es el resultado de la tenacidad y esfuerzo de un hombre con una gran discapacidad física, el Sr. Guillermo González Gilbey (1926-1987), quien, después de sufrir un accidente de tráfico en 1958 que le dejó tetrapléjico, experimentó en su propia persona las terribles consecuencias de la inexistencia en nuestro país de centros de rehabilitación para pacientes con lesión medular. 

A fin de recibir la asistencia médico-rehabilitadora adecuada, el Sr. González Gilbey tuvo que ser trasladado a Inglaterra donde, gracias a las nuevas técnicas desarrolladas por el Dr. Guttmann, pudo, en menos de un año, adquirir el grado de rehabilitación necesario para ser un hombre nuevamente emprendedor, pese a sus grandes limitaciones físicas y a la obligada silla de ruedas. Al volver a Barcelona, se propuso la creación de un centro hospitalario especializado que pudiese proporcionar a sus compatriotas parapléjicos y tetrapléjicos la asistencia sanitaria y el tratamiento rehabilitador que él había recibido en el extranjero. 

Su entusiasmo en el proyecto y su firme voluntad hicieron posible, el 27 de noviembre de 1965, la inauguración en Barcelona del primer hospital de España dedicado al tratamiento y la rehabilitación integral de las personas afectadas por una lesión medular. Este primer centro ocupó el antiguo “Hospital de la Magdalena”, situado en el barrio de la Sagrera de Barcelona, en aquel momento en desuso y que fue convenientemente adaptado para la función que había de iniciarse.

El nuevo hospital recibió el nombre de INSTITUTO GUTTMANN en honor del Dr. Sir Ludwig Guttmann, quien, dado el pronóstico desolador de los lesionados medulares, instauró a finales de la Segunda Guerra Mundial, las bases renovadoras para su tratamiento y rehabilitación. Hoy el Guttmann está en el complejo hospitalario Germans Trías i Pujol de Badalona (Can Ruti) y tiene en los nombres de los Doctores Sarrias y Ramírez a sus más significados valedores en todo este proceso. Su labor y la de sus cuadros médicos tiene un extraordinario valor social.

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Add new comment