La reconstrucción de accidentes de tráfico

La reconstrucción de accidentes de tráfico

Fases y parámetros a investigar
18 Abril 2017

La reconstrucción de un accidente se puede comparar con la investigación de un crimen donde el detective es el reconstructor. Recopilar y seleccionar toda la información relevante en el lugar del accidente y/o más adelante durante la etapa de seguimiento, posibilita el llevar a cabo una reconstrucción que nos permitirá conocer un posible desarrollo del accidente: podremos responder a la pregunta “¿qué sucedió?”. De hecho, la reconstrucción gira en torno a las respuestas a les preguntas:

¿Qué? ¿Cuando? ¿Quién? ¿Por qué? ¿Cómo?

Para hallar respuesta a estas preguntas, partiendo de una completa recogida de información (evidencias físicas), será necesario realizar una serie de cálculos (velocidades, tiempos, distancias, aceleraciones, etc.…) basándonos en ecuaciones físicas.

Un accidente se puede subdividir en cuatro fases: 

  1. La fase de circulación normal,
  2. La fase precolisión que se inicia con el suceso desencadenante, que transforma una situación normal en una situación de accidente,
  3. La colisión propiamente dicha,
  4. Y la post-colisión.

Dentro de cada fase, podremos identificar subfases dependiendo del tipo de accidente analizado.

La reconstrucción comienza pocos segundos antes de la colisión y acaba cuando los vehículos se hallan en sus posiciones finales después de la colisión. La reconstrucción del accidente analizará la relación entre los parámetros cinemáticos (trayectorias, velocidades, aceleraciones, movimientos de los diferentes cuerpos implicados, etc.), el comportamiento de los conductores y sus errores (percepción, evaluación, interpretación, decisiones, acciones, etc.) y la tipología de la vía (perfil, trazado, coeficiente de rozamiento, superficie, geometría, etc.).

La fase precolisión se inicia en el inicio de la zona de conflicto y simula el comportamiento y el movimiento de cada vehículo hasta la primera colisión. Esta fase se simula independientemente para cada uno de los cuerpos implicados. La fase de colisión describe las deformaciones y cambios que se producen durante la colisión. Esta fase es muy corta. Dura unos milisegundos, pero tiene gran importancia en el resto de las variables estudiadas. La última fase es la de postcolisión, y en ella se estudian las trayectorias seguidas por los vehículos o cuerpos desde la salida de la colisión hasta la posición final. Puede estudiarse para cada vehículo o cuerpo de manera independiente. Todas estas fases están relacionadas por la velocidad: velocidad al final de una fase es la velocidad al inicio de la fase siguiente.

Uno de los principales objetivos de la reconstrucción del accidente será determinar la velocidad en cada fase, partiendo de la posición final de los vehículos y retrocediendo en el tiempo, pasando por la fase post-colisión, la fase de colisión y la fase precolisión, que incluye el suceso desencadenante del accidente. Para cada fase o subfase del accidente será necesario buscar y seleccionar el modelo físico-matemático que mejor se ajuste al movimiento real, para así obtener el valor de las variables (aceleración, velocidad, distancia y tiempo) en cada momento. 

Estos contenidos forman parte del curso Especialización sobre Investigación y Reconstrucción de Accidentes de Tráfico que se imparte online desde el campus UPCplus.com del CERpIE-UPC (Universitat Politècnica de Catalunya)

 
¿Qué opinas de este artículo? Afegeix un nou comentari a aquesta pàgina.

Añadir nuevo comentario