¡Dé usted el problema por resuelto!

¡Dé usted el problema por resuelto!

Olvidémonos del Big Data y pensemos... ¡pensemos en clave de Prevención!
21 Marzo 2017

Edward Lorenz acuñó una frase que en los años 60 podía generar intuiciones pero difícilmente certezas: 

“el aleteo de una mariposa puede causar un huracán”. 

Se llamó a eso Efecto Mariposa, y se especuló mucho sobre ello.

En esos años fotografías como la que vemos aquí, en la que aparecen cristales y geles de la química íntima del hormigón no eran tan siquiera intuiciones, ni eran imaginables o no lo eran en la forma en que en realidad son.

 

 

Estas imágenes, más allá de la ciencia tras la que se apoyan, nos aportan más cosas, seguridad, paz, certeza en que el conocimiento pertenece a la cara iluminada y clara del ser humano. 

No es necesario para lo que aquí explicamos tener un conocimiento profundo de lo que estas fotografías significan, como tampoco lo es conocer su valor científico o a lo que este valor dará lugar.

Observa el gráfico siguiente. 

Representa la arquitectura de un software para el análisis de cantidades ingentes de datos, comúnmente llamado “Big Data”. De tan manida la expresión diríase que poco queda por saber del asunto o poco debe quedar en qué utilizarlo.

 

 

De ninguna manera, lo único que podemos afirmar hoy es que mediante un adecuado uso de los ordenadores, podemos enfrentarnos al Efecto Mariposa.

Sea con mariposas y huracanes, en la versión que a no dudar hubiese elegido Richard Wagner para un libreto, o, para los ingenieros, tal vez en cuestiones de mayor alcance social.

Observar esta tecnología con humildad es una buena estrategia. Hacerse preguntas inteligentes lo es también. Ser conscientes de que la computación nos ha dado un arma interesante e impresionante es inteligente.

Factores tales, como el hecho de que la densidad de tráfico en un área urbana pueda afectar a la recaudación de objetos (máquinas tragaperras) que la industria del juego coloca a nuestro alcance, pueden relacionarse hoy de forma unívoca. Y dado que eso es posible, también lo es predecir el efecto que la ejecución de una obra de construcción tendrá en un negocio del sector lúdico.

La mariposa aletea en un negociado y puede desencadenar huracanes en otros.

¡Demos el problema por resuelto! Olvidémonos del Big Data y pensemos... ¡pensemos en clave de Prevención!

¿Tendrá algún efecto el tráfico de buques en la seguridad vial?, ¿En qué Jornada de la liga de fútbol será más efectivo llevar a cabo la formación de los trabajadores?, ¿Es el martes el día en que nuestras articulaciones pueden experimentar un daño mayor por efecto de las cargas repetitivas? ¿O va a serlo el miércoles?

Preguntemos, preguntemos, la mayoría de estas cuestiones tienen respuesta y, las que no la tienen, simplemente han sido formuladas mal, errar es humano y adecuado... pero más humano es acertar.

De negociado a negociado nos plantearemos si las administraciones y las empresas están o no dispuestas a trabajar conjuntamente, contra hechos matemáticamente demostrados e irrefutables, en pro de la Prevención. ¿Caerán mitos? ¿Entenderemos quién es el bueno y quién el no tan bueno, o a quién le importa qué? En cualquier caso, procede actuar ¡ya!, no podemos demorar más la acción en nuestro campo de conocimiento.

La computación de altas prestaciones ya se quedó entre nosotros hace un rato y, a estas alturas, no usarla para Prevenir los accidentes laborales y la calidad del trabajo... tal vez pueda considerarse hasta inmoral.

Porque los algoritmos para prevenir, redes neuronales, lógica difusa, están escritos.Porque podremos saber si queremos saber y porque sabiendo, habrá llegado el tiempo de apuntar con el dedo y actuar.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario