Enfermedades por inhalación de metales duros. Cobalto

Enfermedades por inhalación de metales duros. Cobalto

Ficha del cobalto.
12 Junio 2015

El cobalto es un metal blanco azulado, duro y con propiedades magnéticas. Se presenta en dos formas: cobalto en forma de arseniuro -As2Co o esmaltita-, y el sulfoarseniuro de cobalto -SAsCo o cobaltina-.

Se utiliza en la industria metalúrgica, principalmente en la producción de metales duros. También se usa como colorante en el vidrio y cerámica (tiene un color azul característico).

En el medio laboral la vía más importante de absorción es a través del aparato respiratorio por la inhalación de polvo o humos de cobalto. Una vez absorbido, pasa a sangre y se elimina principalmente por orina.

La exposición ocupacional a polvo/humos de cobalto ha estado principalmente asociada con afectación del sistema respiratorio (especialmente asma, bronquitis crónica y en algunos raros casos, alveolitis alérgica extrínseca; la exposición crónica también puede provocar una fibrosis pulmonar intersticial, ya que el cobalto pertenece al grupo de los polvos minerales fibrogénicos).

Todavía no hay consenso sobre si el cobalto es carcinógeno (se considera como posible causa de cáncer de pulmón). Además, afecta a la piel provocando una dermatitis alérgica de contacto.

Los estudios en los que se ha visto una evolución a fibrosis pulmonar es después de 10 años expuestos a un TLV de 1 mg/m3 (en la actualidad el TLV admitido por la ACGIH para el cobalto elemental y para sus compuestos inorgánicos solubles es de 0.02 mg/m3; es decir, 50 veces menos). El VLA-ED del INSHT español es el mismo.

La exposición laboral a cobalto se controla midiendo sus concentraciones en el ambiente y determinando la concentración de este metal en sangre y orina. Los valores BEIs son idénticos en USA y en España.

  • Cobalto en orina: <15 μg/L. Muestra recogida a final de turno de la semana laboral. Refleja la exposición crónica.
  • Cobalto en suero: <1 μg/L. Muestra recogida a final de turno de la semana laboral. Refleja la exposición reciente.

Es importante a la hora de interpretar un resultado en sangre y orina, tener en cuenta que el cobalto es un elemento esencial para el hombre que estimula la producción de glóbulos rojos. Así, por vía digestiva se ingiere cobalto a través de la dieta (levadura de cerveza, cereales integrales, cáscara de arroz, nueces y avellanas, sésamo, ostras, legumbres -lentejas, alubias-, higos, ajo, rábanos, remolacha, col blanca, cebolla, leche y carne).

Además, otras circunstancias por las cuales pueden verse niveles elevados en sangre y orina son:

  • Algunos deportistas emplean el cobalto para mejorar su rendimiento, precisamente por su función de aumento de los glóbulos rojos. Un trabajo publicado en el British Journal of Sports Medicine con el título de "Administración de cloruro de cobalto a deportistas. ¿Una alternativa al dopaje sanguíneo?", es reflejo de ello.
  • Se ha comprobado que determinadas prótesis de cadera (Depuy Johnson &Johnson) tienen una mayor incidencia de corrosión metálica, lo que genera elevados niveles de cobalto en sangre. Sorprendentemente, hemos visto en los últimos años tres casos. El último, un paciente joven operado tras un accidente, presentaba niveles de cobalto en suero de 17.6 μg/L (el valor de referencia es menor de 1 μg/L).
¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario