Convivencia en la Diversidad.

Convivencia en la Diversidad.

Análisis del modelo de "Ciudad Justa" de Jonhattan Rose
4 Septiembre 2019

Hemos revisado con mucha atención el modelo de Ciudad Justa que propugna y lleva cabo en Japón, Singapur y USA en sus proyectos el urbanista de moda en el mundo que es Jonathan Rose que en resumen defiende viviendas tan esenciales como confortables en zonas residenciales (incluso en los centros urbanos)  abiertas y asequibles para todas las clases sociales y culturas, basándose en un transporte público prioritario, lujoso y altamente tecnificado envuelto por vectores verdes que atraviesan ríos y lagos artificiales o regenerados en espacios hasta ahora decadentes o incluso en los grandes viales aun ocupados por un tráfico particular cuya prevalencia está tocando a su fin. Cuando miramos a nuestro alrededor nos surgen incógnitas de aplicabilidad pero sería temerario rechazar sus ideas por conservadurismo o por ignorancia. Analicémoslo. 

Cuando la mayoría clamamos por conseguir en nuestro entorno o habitat una mejor convivencia entre las personas que viven a nuestro alrededor, escuchamos a Jonathan Rose cuando nos dice que "las ciudades generan riqueza y bienestar cuando propician la diversidad entre sus residentes y les permiten relacionarse en comunidad". Pero esta frase nos puede parecer utópica cuando  vemos la fuga de jóvenes al extranjero, los precios imposibles de los alquileres, la extensión de los "okupas", las dificultades de la clase media, el aumento de la esperanza de vida que incrementa de manera visible la presencia de gente mayor discapacitada por nuestras aceras  y la degradación de una convivencia que se mueve entre la intolerancia y violencia en algunos escenarios. Sobre ello, Rose es consciente de que "la degradación proviene de que las viviendas son un producto de la inversión, expulsan a las clases medias que no pueden pagar cada día lo que paga un turista en un fin de semana, aunque los propietarios envejecidos resisten en el centro. En Nueva York y Barcelona, los Ayuntamientos obligan a que el 30% de las viviendas que se construyan sean a un precio razonable: un paso necesario pero insuficiente porque se necesitan muchas más viviendas para conseguir que un salario medio se lo pueda permitir. Y si el suelo disponible es muy limitado es preciso aumentar la densidad de la construcción de manera urgente y radical..Las tecnologías, las mentalidades y las formas de convivencia han evolucionado o están obligadas a evolucionar: es en esta línea en la que estamos trabajando".

Nos imaginamos ya los proyectos de Rose con enormes edificios que generan núcleos de una escalofriante densidad residencial pero Rose sigue diciendo inmutable que "Las ciudades más densas son más sostenibles y podemos comunicarnos mejor con menos inversión; es muy sencillo con las nuevas tecnologías que esas ciudades sean verdes., concentrar las areas residenciales con nuevas técnicas de construcción, creando nuevos centros urbanos en cada ciudad para que nadie viva en las periferias (no hay afueras que no acaben siendo guettos). Es preciso planificar la ciudad de manera diferente y horizontal uniendo los nuevos centros urbanos con transporte público de alta calidad.(confort, capacidad y velocidad) entre espacios verdes artificiales con su fauna y flora asequible facilmente a los ciudadanos. En Singapur (paradigma de este modelo que ha transformado su increible aeropuerto en la muestra más visitada y fehaciente del sistema Rose), la ley obliga a preservar la diversidad social, cultural y étnica haciendo que el precio de las viviendas de lujo subvencionen las que no pueden pagarlas. No. No es un modelo exótico. Solo hay que ver el Central Park de Manhattan o el Hyde Park londinenses. Son realidades"

Los barceloneses que tenemos fervor por el modelo de Ildefonso Cerdá le preguntamos a Rose si conoce el ensanche con viviendas perimetrales y jardines en el interior de las manzanas que en muchos casos han acabado edificándose para sacar más provecho económico del suelo, a lo que Rose responde que "hay otras formas de capturar el valor del bien público que aporvechan la fuerza del capitalismo (como los parques de la corona británica solo asequibles para ciudadanos ricos pero a cambio los demás ciudadanos gozan de los parques sin pagar el mantenimiento). El transporte público de Hong Kong  es muy eficiente y barato y muy rentable porque es propietario de todo el suelo de su alrededor que alquila a grandes y pujantes comercios, lo que es una fórmula de capturar para todo el mundo el valor que crea el capitalismo". Cuando se le dice que sus ejemplos son bastante antiguos responde con contundencia que "Hoy hemos de utilizar la ingente cantidad de información que nos proporciona la era digital para aplicarla a la planificación urbanística y generar nuevos modelos de captura de valor del capitalismo mediante una clara visión y un plan. Los multimillonarios digitales son conservadores en relación con densificar sus areas residenciales. Hay que votar, via política, para que los Ayuntamientos creen más densidad de edificios, vectores verdes y viviendas asequibles, lo que permite no expulsar a las rentas bajas. Solo se ha de controlar el precio de la vivienda hasta un cierto nivel de renta"

Tras leer sus entrevistas y escuchar sus conferencias nos quedamos pensando que quizás sea una gran solución pero.... no es una apuesta demasiado fuerte?. ¿Qien pone la primera piedra?.. 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario