Conmoción en el mundo del deporte por la confirmación de un mayor riesgo de daño cerebral en los ex futbolistas profesionales

Conmoción en el mundo del deporte por la confirmación de un mayor riesgo de daño cerebral en los ex futbolistas profesionales

El estudio encargado por la Asociación de Futbolistas Profesionales de Inglaterra muestra claros indicios de que el remate de cabeza continuado genera enfermedades neurodegenerativas
12 Diciembre 2019

Tras el terremoto mediático en Reino Unido de hace tres años por la posible relación entre la práctica de rematar de cabeza en el fútbol y lesiones cerebrales a largo plazo, la Asociación de Futbolistas Profesionales del país encargó y patrocinó junto al Servicio de Salud de Escocia hacer un estudio amplio sobre la existencia real de ese riesgo, cuya sospecha había ya desencadenado la prohibición (menos de 10 años) y restricción (hasta 13 años) por parte de la Federación de Fútbol de Estados Unidos de cabecear en los partidos de infantiles.

Recientemente se conoció el resultado de ese estudio médico (adjuntamos enlace) realizado por investigadores de la Universidad de Glasgow, tras publicarse en ‘The New England Journal of Medicine. El equipo investigador, encabezado por Daniel Mackay y Willie Stewart, comparó las causas del fallecimiento de 7.676 antiguos futbolistas profesionales escoceses, que dicho sea de paso gustan del juego aéreo, nacidos entre 1.900 y 1.976, con otras 23.000 correspondientes a la población general.

El resultado es preocupante ya que los antiguos futbolistas profesionales tuvieron un ratio de muerte por enfermedad neurodegenerativa 3,5 veces superior al del resto de la muestra. El estudio es el más extenso de los que se han realizado sobre la incidencia de las enfermedades neurodegenerativas en el deporte, no sólo en el fútbol, ya que en boxeo y en fútbol americano se han realizado bastantes.

En este informe escocés se citan diversos ratios según subtipos de enfermedad. Por ejemplo, los ex futbolistas fallecidos tuvieron una proporción de Alzheimer, cinco veces superior al resto, aproximadamente cuatro veces más alta la del daño de la neurona motora y el doble en el caso de Parkinson.

Si bien es cierto que en enfermedades neurodegenerativas no salen bien parados los futbolistas, sí lo hicieron en enfermedades como las de corazón y cánceres. Los exfutbolistas murieron en menor número que la muestra de población normal hasta los 70 años, pero en proporción superior tras superar esta edad.

En los deportes en los que hay impactos en la cabeza, de mayor o menor grado, se han identificado una patología conocida como encefalopatía traumática crónica, pero siendo ésta muy evidente en el boxeo, hasta ahora no había datos claros respecto a su incidencia en el fútbol, aunque el grado de afectación se desconoce y sería necesario un número muy elevado de autopsias para su conocimiento.

Fidel Uriarte, el gran rematador de cabeza, murió de Alzheimer

De momento, la FIFA y la UEFA, las federaciones de fútbol mundial y europea van a continuar profundizando en el estudio de la incidencia por si fuera necesario modificar aspectos del juego. La UEFA ya recomienda que cuando se produzcan choques con la cabeza entre jugadores, u otros impactos que den lugar a conmociones, sean sustituidos y se les someta a control médico en el campo de juego.

Un dato a señalar es que uno de los mayores especialistas en el remate de cabeza que haya habido en España, el delantero sestaoarra del Athletic, Fidel Uriarte, el mejor cabeceador en su tiempo, falleció a los 71 años tras sufrir alzheimer. Si su destreza en el remate con la testa fuera la causa de su daño cerebral, su sacrificio no habría sido en vano ya que la belleza de sus goles de cabeza han quedado grabados en la memoria de todos los aficionados.

Fuente. La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario