De agresiones a sanitarios

De agresiones a sanitarios

Una baja médica no debe ser considerada como un "derecho" sino una “prescripción” a nuestra dolencia
14 Septiembre 2014

No es fácil discernir y con ello definir como accidente laboral un riesgo derivado de un factor psicosocial. Evidentemente, no es lo mismo un corte en un dedo que es considerado como accidente laboral debido, por ejemplo, a unas condiciones de trabajo inadecuadas o acto inseguro, que considerar una agresión como tal. Este artículo quiero dedicarlo a todas aquellas personas que en su lugar de trabajo (y fuera de él) han sufrido y sufren agresiones físicas y verbales. Simplemente por el hecho, tal vez, de estar en el lugar de trabajo con la persona equivocada. En concreto me referiré a los profesionales de la salud, los sanitarios. ¿Es posible considerar como accidente laboral una agresión física sufrida por un paciente?. ¿Qué tiene que ocurrir para que una agresión verbal sea considerada como incidente?.

Según OHSAS 18002:2008, incidente es “suceso o sucesos relacionados con el trabajo en el cual ocurre o podría ocurrir un daño o deterioro de la salud (sin tener en cuenta la gravedad), o una fatalidad”. Del mismo modo, accidente es interpretado como “incidente que ha dado lugar a un daño, deterioro de la salud o una fatalidad”. El orden en las definiciones no es cuestión de azar. Si consideramos que antes de la agresión física, ocurre la verbal (en la mayoría de los casos es así), estamos definiendo a este segundo tipo de agresión como un incidente que muy probablemente llegue a accidente si no se toman las acciones adecuadas para evitarlo. ¿Tienen los sanitarios la “obligación” de escuchar nuestras quejas?. En mi opinión no, por un triple motivo: (1) existe un procedimiento para quejas y sugerencias; (2) el sanitario tiene una “obligación” mayor con respecto a nosotros, y es prevenir y curarnos de la enfermedad; (3) ¿Es responsable el sanitario del argumento de la queja?.

No debemos olvidar que el sanitario es un trabajador, en mi opinión injustamente reconocido socialmente, cuya labor en casos extremos es salvar vidas (y tal vez algún día la nuestra). ¿Por qué subrayo esta opinión?. ¿Qué tiene que ver la “sociedad” en todo esto?. A mi juicio mucho, pero sería largo y tendido explicarlo en este artículo. Próximamente detallaré lo que en mi opinión supone esta cuestión y sus consecuencias. Ahora, desde el aprendizaje social quiero resaltar que de la misma manera que se aprenden conductas saludables, desgraciadamente también conductas de riesgo, curiosamente estas con mayor facilidad. La televisión, el cine e incluso el “Dr. Google” son elementos claves y a través de ellos las personas nos generamos expectativas falsas de cuales son nuestros derechos y cuales nuestras obligaciones Si oímos o leemos que para tal dolencia es imprescindible tal o cual tratamiento, llegamos a la consulta con un autodiagnóstico y su tratamiento. No nos damos cuenta que es el profesional de la salud el que determinará ambas cuestiones y siempre en nuestro beneficio. Voy un poco más allá, y considero lo siguiente: una baja médica no es un "derecho" sino una “prescripción” a nuestra dolencia. Es considerado como parte de un proceso del tratamiento. No nos equivoquemos al llegar a la consulta con la idea de que tenemos derecho a que nos den la baja.

El acoso y la violencia están legislados, y en lo que respecta al sanitario de entrada sólo cabe la denuncia tanto del incidente (agresión verbal) como del accidente (agresión física). Animo a todos estos profesionales a que no se dejen amedrentar, a que defiendan la dignidad de un oficio milenario. A que no decaigan, porque desde luego si la persona que nos tiene que prevenir y curar de las enfermedades está siendo objeto de acoso moral, difícilmente estará en condiciones como para atender de la manera que merece nuestras dolencias.

Fco. Javier Herrán Gamarra

Psicólogo del trabajo. Seguridad y Salud psicosocial

Referencias bibliográficas

OHSAS 18002:2008 Sistemas de gestión de la seguridad y salud en el trabajo. Directrices para la implementación de OHSAS 18001:2007. Ediciones AENOR

Para citar este artículo

Herrán Gamarra, Fco. Javier. (2014, 14 de septiembre). “De agresiones a sanitarios”. www.prevencionintegral.com. Disponible en: http://www.prevencionintegral.com/comunidad/blog/psicoprevencioncom

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de pretoriumlex

Un interesante aporte con una mirada desde lo subjetivo. No obstante, desde el punto de vista de una visión super estructural, es decir, desde la disciplina del Derecho se puede llegar a conclusiones diversas. En efecto, toda creación de una empresa, industria o de una faena implica la creación de un riesgos. Ello nos lleva a establecer que quien crea un riesgo se hace cargo de las consecuencias que deriven de él. Del mismo modo el derecho entiende que el empleador que llama a trabajar para su beneficio a otras personas (trabajadores), toma para sí el carácter de deudor de la seguridad de estos. Al respecto hay principios generales que dominan las relaciones de producción y aún, las relaciones sociales. Uno de ellos dice: Todo perjuicio causado por dolo o culpa debe ser reparado por su autor.

De ahí que la reparación de los daños cometidos por falta de cuidado (o por la creación del riesgo), constituye un “Derecho” para la víctima, quien se hace acreedor de la reparación. Bueno, el léxico de las diferentes disciplinas no siempre es armónico, de ahí que corresponde este comentario. Atte

Imagen de F.J.HERRAN

Muchas gracias por sus comentarios. Sus aportaciones enriquecen mi conocimiento y añaden valor a mis reflexiones.

Saludos.

Fco. Javier.

Imagen de Ana Maria Ulloa Arteche

Totalmente de acuerdo.
Nadie es mas eficiente se esta bajo presión.
Pero se debe contemplar también , la violencia dentro del mismo ámbito profesional, intra-empresa.
Un saludo
Ana Ulloa

Añadir nuevo comentario