ALGUNOS CONCEPTOS PARA RENOVAR LA PREVENCIÓN.-

ALGUNOS CONCEPTOS PARA RENOVAR LA PREVENCIÓN.-

Desde los comienzos del conocimiento empresarial, es decir, desde los primeros pensadores sobre administración de empresas, (Smith, Taylor, David Ricardo, etc.) les preocupaba principalmente el reclutamiento de la fuerza de trabajo, su formación y su organización. La empresa marchaba al ritmo de la máquina de vapor y las personas debían ser organizadas para trabajar de forma coordinada y eficiente. Fueron los primeros indicios de la importancia de varios elementos propios de la administración de empresas como el liderazgo, el trabajo en equipo, el mantenimiento del diálogo interno y la comunicación, que da origen a las relaciones públicas de toda entidad. Con ello también comienza el conocimiento de las bondades de la planificación y el desarrollo de metas controladas, estableciendo asignación de recursos y su control en cada acción estudiada y decidida.
17 Junio 2017

CONCEPTOS QUE RENUEVAN LA PREVENCIÓN. En el norte de la ISO 45.001

Hasta el más neófito de los innovadores  presiente que hay condiciones especiales para  entrar al camino del éxito manejando un emprendimiento, esto es, cada persona que dirige un proyecto, de cualquier naturaleza, sea o no de carácter empresarial, pero, especialmente estos, debe tener perfectamente claro su rentabilidad, incluso en organizaciones sin ánimo de lucro significativo. 

         Se busca siempre que haya un excedente financiero sobre los recursos inicialmente colocados.

Este principio general no se encuentra ajeno en materia de gestión en PRL. Lo que ha ocurrido hasta la fecha en nuestro país, es que la brutalidad manifiesta en  una escasa Cultura Preventiva, ha despreciado, sea por desconocimiento o ignorancia administrativa, esta gran posibilidad de  tener la gestión en PRL, como palanca  de desarrollo. Más aún, de desarrollo con un mínimo de inversión, dando a cada trabajador, a todo nivel, una oportunidad de convertirse en un ente colaborador  de la empresa y que representa, REAL Y EFECTIVAMENTE, una cifra de RENTABILIDAD perfectamente calculable.

Entonces, observamos cómo cada principio o cada acción de este método van concordando armónicamente con el contenido general. Lo que corresponde hacer, entonces, es aplicarlo estrictamente.

Expansión dinámica de los factores.

         Ciertamente, nos estamos refiriendo a los factores que inciden en la prevención de siniestros y en la agresión al Medio Ambiente. Al respeto  se puede comprender sin mayor explicación que si una entidad se encuentra estancada en  las diferentes actividades relativas a sus objetivos o fines, rápidamente caerá en la obsolescencia, en el desgaste y en el atraso respecto de la competencia.

Un axioma administrativo que ilustra: “Quien no avanza, retrocede”.

         Explicado lo anterior, la modernidad exige un cambio en la actitud y en la aptitud administrativa. Esto requiere que la mesa de trabajo que apoya el gerenciamiento entregue procedimientos correctos, para utilizarlos como palanca del necesario dinamismo, que tiene su inicio, como se sabe, en la lluvia de ideas, la política empresarial, el comité de ejecución, para llegar luego de de la planificación y el control de la acción, y de ahí, al perfeccionamiento permanente.

Esta  cruz gamada del desarrollo simboliza la eternidad del movimiento en torno a la búsqueda de la armonía y eficacia del proyecto, que  solo puede ser demostrado por la matemáticas aplicadas a la relación costo-beneficio. En este aspecto, y ciertamente, tampoco se desecha una aplicación genérica, o sea más allá de lo relativo a la SSO.

Cabe tener presente, que el D.S. 76, que reglamenta el art. 66 bis, introducido a la Ley 16.744, por el aporte del concepto legal de “subcontratación”, en materia de Gestión en PRL en la faena, que se expresa en la Ley 20.123. El art. 9 de referido decreto reglamentario señala con prístina claridad las etapas de una gestión dinámica. La que, además, es de carácter legal, o sea, debe cumplirse obligatoriamente.         

.- Liderazgo.

         Algunos señalan que su origen es anglo-sajón y vendría de la expresión “leader”.

“En la otra definición aceptada en la lengua española, La palabra LIDER encuentra su origen en la partícula “lid”, que proviene del latín “lis-litis” (nominativo y genitivo latinos, respectivamente). Su significación original en la lengua latina es: Disputa, querella o proceso. De esta manera y según su etimología, el líder es quien inicia o se encuentra inmerso en una querella, disputa o proceso ya que se encuentra en una posición de liderazgo. Lo que coloca al líder, no como un ser pasivo, sino como alguien con una postura activa de disputa, a través de la cual quiere cambiar algo.

También, la palabra líder, puede tener sus orígenes en el latín: “leit” que traducido al español significa: “avanzar o ir hacia adelante”. Enfocándonos un poco en esta definición del latín; el líder es, en este caso, el que toma el liderazgo y la delantera para ser un pionero, el guía de su grupo.” (4.- Real academia de la Lengua).

Como se observa la expresión líder no es pacífica en su etimología y tampoco en su significación. Pero, deja la percepción que líder es quien va al choque por el interés común.

         En esta materia hay mucho que decir, una crítica profunda e incisiva a la limitada visión gerencial que reina en estos roles o niveles, los más altos y más importantes de nuestro país, pues, se sabe que el sistema económico de Libertad de Mercado, ha llevado el rol de las personas que detentan estos cargos, incluso a intervenir en las decisiones políticas a nivel presidencial y parlamentario. Bien o mal, no nos corresponde juzgar algo que lo hará la Historia. Ahora ocurre, en nuestra realidad,  los gerentes de  las mayores empresas del país entregan sus percepciones económicas para la actuación de los agentes de la política chilena. Tal es el valor y la importancia del cargo. Por ello, lo que decimos es que si las actuaciones logran este alcance, los gerentes deben estar preparados para  inducir la parte cultural, social y política, con inteligencia y universalidad. Lo contrario significa que la pasión o la codicia podrían llevar  a que las bondades del sistema perecieran como en el caso de la gallina de los huevos de oro.

         Todos sabemos de esto, todos conocemos el sistema económico chileno, en consecuencia, no hay nada sorpresivo en estas palabras.

         Lo que se requiere de los niveles gerenciales, entre otras cosas, es el Liderazgo, en todo lo que la extensión del concepto significa. En este orden de ideas, la real Academia de la Lengua española nos indica que “líder” es: ”Persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora”.

         Tal vez, la importancia de la definición se expresa en la expresión verbal “reconocer”. En efecto, se le sigue, porque se le reconoce como Jefe (boss), pero, por su calidad de orientador, no por miedo o por amenazas. En otras palabras líder es toda aquella persona, que poseyendo un carisma especial, puede lograr desarrollar ideas y encontrar que el colectivo se convence que estas ideas son buenas y las hace suya, formándose entre el líder y la masa una sola entidad con un propósito determinado, que ha sido propuesto por aquel. (5. “Ejemplo Liderazgo. La pregunta al comienzo de esta sección era: "¿Cómo puedo Obtener y Mantener el Cumplimiento con las Reglas y Reglamentos?" Tal vez, la respuesta más importante sea "por el modelo de liderazgo que usted demuestre, el ejemplo personal que usted da a su gente".

         De vez en cuando, examine su espejo mental para ver qué tipo de respuestas se reflejan ante preguntas como éstas:

• ¿Con cuánta frecuencia ignoró las violaciones a las reglas?

• ¿Con qué frecuencia reconozco a la gente por su buen cumplimiento con las reglas?

• ¿Qué tan bien observo las reglas?

• ¿Qué tan bien lo que yo hago apoya lo que digo acerca de las reglas?

Es mucho más probable que la gente observe las reglas cuando tienen en su líder el mejor

Ejemplo a seguir.

(5.- Frank Bird, Adm. Moderna de la seguridad y Control de pérdidas)

Equipo.

         En relación con el trabajo en equipo, podemos  decir que este es un concepto muy confuso para algunos y que a nivel gerencial se hace hasta doloroso en ocasiones. Claro, los gerentes, en general,  son susceptibles a no confiar en los demás, y tienden a monopolizar la Gestión sin delegar funciones que por su naturaleza son delegables.

En este sentido, debemos hacer hincapié en el hecho que nunca el concepto de “trabajo en equipo”, ha pretendido anular la individualidad, como alguno lo entiende, al contrario, la naturaleza del trabajo en equipo resalta  las características personales y reafirma las fortalezas de cada individuo participante del trabajo mancomunado. Resulta obvio, pero, no claramente comprensible, los equipos se forman con individualidades y la idea es que la meta, el fin u objetivo sea común para todos, el mismo que todos anhelan.

         Lo anterior no obsta a que cada participante tenga  tareas especiales conforme a sus capacidades, conocimientos, destrezas. Tampoco, que el Líder, jefe o administrador, deba valorar el rendimiento y sea el coordinador del trabajo conjunto. El equipo marcha en la medida que todos los participantes se encuentren concientizados de los fines y propósitos comunes. Ello, demuestra, la calidad de líder cuando el ligamiento entre el trabajo individual y el resultado común es exitoso.

Diálogo.

         La historia nos demuestra que el diálogo, en la actividad de una empresa, es parte importante de la forma o modo de dirigirlas y gerenciarlas.

         Lejos están los días de gerente autoritario, “patrón de fundo”, que reclama el poder absoluto en las operaciones productivas y  de gestión.  Cada día adquiere más importancia demostrada, la capacidad de los niveles gerenciales de insertarse en el contexto social, del entorno y de las interdependencias entre los distintos roles que intervienen en la administración y operación propias de la entidad y, entre esos y su entorno. Hay dos vertientes: Un desarrollo comunicacional externo y, un diálogo interno.

Desde los comienzos del conocimiento empresarial, es decir, desde  los primeros pensadores sobre administración de empresas, (Smith, Taylor, David Ricardo, etc.) les preocupaba principalmente el reclutamiento de la fuerza de trabajo, su formación y su organización. La empresa marchaba al ritmo de la máquina de vapor y las personas debían ser organizadas para trabajar de forma coordinada y eficiente. Fueron los primeros indicios de la importancia de varios elementos propios de la administración de empresas como el liderazgo, el trabajo en equipo, el mantenimiento del diálogo interno y la comunicación, que da origen a las relaciones públicas de toda entidad. Con ello también comienza el conocimiento de las bondades de la planificación y el desarrollo de  metas controladas, estableciendo asignación de recursos y su control en cada acción estudiada y decidida.

En estos tiempos debemos entender que el desarrollo de la ciencia y la técnica han incorporado herramientas de gran importancia para el desarrollo de la empresa. Sin embargo, hay que señalar enfáticamente, que al mismo tiempo hay un estado permanente de crisis derivada de  las más variadas condiciones: crisis global; exceso de competencia; nuevos inversionistas en el rubro, etc.

En esta situación, el diálogo y la comunicación se convierten en palancas de estabilidad y desarrollo, al ser bien utilizadas.

Este método de Gestión, impone la necesidad de diálogo interno efectivo y una comunicación  madura y enérgica hacia el exterior. Ambas manifestaciones de solidez.

Un caso de falta de precisión en el diálogo o, lo que es lo mismo, no saber ordena: El Ingeniero eléctrico jefe le dice, por radio,  al Ingeniero eléctrico B: “manda a Juanito a que suba a la plataforma y se prepare a hacer andar el generador, mientras trato de hacerlo andar desde la caseta”.

El generador tenía un dado hexagonal con uno de sus lados perforado para soportar una barreta de acero. El dado se colocaba en el eje hexagonal. Pues, ocurrió, que dada la orden por el Ingeniero A, al B y este al técnico, para que se preparara a hacer andar manualmente el generador,  procedió a realizar la acción en su totalidad, quedando con la barreta en la mano y la punta puesta en el agujero del dado. En esas circunstancias, el Ingeniero A, logra hacer andar el generador a 4000 revoluciones por minuto y con una fuerza tal que partió la plataforma metálica y mató horrorosamente a Juanito (hecho real,  Concepción). Origen o causa: no saber dialogar, no saber dar una orden, no saber comunicar.

Interdependencia.

         Esta obligación nos lleva a reflexionar sobre la existencia de un mundo interrrelacionado en el ámbito interno de la empresa. Nadie es el super hombre de la empresa. La comunicación y la entrega de información laboral a los demás es necesaria para la correcta aplicación de las medidas de seguridad. No hay seres extraordinarios como en los cómics, ni  quienes superen las falencias propias de la individualidad y lo peor del individualismo. Hoy, no hay dueños de fundo en las empresas. Al menos no debieran existir, aunque se trate de una empresa con un solo dueño. En lo interno la unidad económica marcha  impulsada por la armonía de las acciones y decisiones de su gente.

En esta circunstancia se entiende mejor la necesidad de  participar en un proceso donde hay una interdependencia. Es decir, cada actuación es la base salida de la actuación del sucesor, del que continúa, en el mismo proceso o en el siguiente.

Por ello esta independencia nos obliga a entregar un proceso seguro al siguiente. Dejar la faena en condiciones que el que la recibe se encuentre confiado de las medidas de seguridad de quien la recibe. Ello no implica desatender que siempre, y en todo caso, se requiere una corroboración a lo menos básica. Pero, la interdependencia nos permite  ahorrar tiempo y dinero en los procesos, porque el que recibe puede estar seguro que  esta, la faena, ha marchado dentro de los parámetros más exigentes de salud, higiene y seguridad, y no tendrá sorpresas desagradables. Ello, es fundamental para el éxito de la producción. El concepto no se atendió en el caso de la fábrica de helo para industrias, donde un turno, con objeto de acelerar su producción emplea un martillo neumático de gran potencia vibradora para quebrar el hielo y así poder extraerlo con mayor facilidad. Una idea innovadora en la producción. Sin embargo este turno entregó la faena sin advertir al turno siguiente el uso de la herramienta señalada y que el  hielo estaba en grado de frágil. Más tarde un trabajador que ingresó su cuerpo a la parte socavada del hielo inició los golpes con su picota acerada produciendo la caída del techo de hielo que terminó aplastándolo con consecuencias fatales.

Este hecho, al igual que el anterior nos indica que el diálogo y la interdependencia en las labores conforman una red interna de comunicación necesaria para la prevención de riesgos.

Comunicación.

         La comunicación hoy es la más grande demostración del poder interno de una organización, pues, el discurso que fluye de esta expresión tiene alcances ilimitados. Comunicar, en primer lugar es ordenar, decir, mandar, entregar las ordenes que van a formar parte de las acciones  del periodo, faenas ordenadas o tareas a realizar con motivo de la producción.

         Comunicar quiere decir, controlar. Por medio de ella sabemos  cuál es la marcha del negocio, como se cumple lo ordenado, y las circunstancias menores que siempre interesa conocer en beneficio de las áreas finales.

         Una virtud importante de la comunicación es  ubicar los niveles gerenciales a nivel de obra o faena. Un asunto que no podría ocurrir de otro modo. El gerente a nivel operacional es el ideal productivo, pues, todo marcha mejor bajo el ojo y la voz del mando superior. Al mismo tiempo es un amparo para los mandos medios y un ejemplo para los trabajadores en general. Sin embargo, debemos tener claro que ello no ocurre en las grandes empresas, y es ahí, especialmente, donde la comunicación adquiere vital importancia, para lograr que la voz del mando superior llegue por intermedio de la supervisión al contingente de trabajadores. Esto, implica de algún modo convertir a los niveles gerenciales en espejos donde la SSO es observada en estos niveles por todos los trabajadores.

Intercomunicación.

        

         Interna para la Gestión. Externa para el mercado.

         En la empresa moderna la Gestión Empresarial requiere de una  herramienta adecuada a los tiempos de  innovación técnica cuyo fin es garantizar ventajas competitivas, prácticas efectivas de información adecuada y permanente, que logre la vinculación efectiva entre los mandos y los operadores corporativos. Evidentemente, en este propósito adquieren mayor importancia recursos como el de capacitación y adecuación técnica de los recursos humanos en el campo operativo. 

         La idea organizadora es  la transformación cultural, pues convoca a replantearse sobre las relaciones de los mandos con los niveles encargados de las  operaciones productivas e integrar las comunicaciones al marketing y la relación que se originan entre la organización y su imagen con el público, clientes y el mercado en general.

         En la Gestión en SSO, ello es de la mayor importancia, desde que se crea un compromiso tácito con la demanda basada en la pulcritud y la seguridad. Se trata de construir relaciones a largo plazo a favor de la reputación y la credibilidad. Ejemplos en el mercado  internacional sobran. Baste recordarnos de  una marca de bebida cola o de una corporación estado unidense productora de vehículos, cuyos nombres constituyen hoy día, gracias a la comunicación interna y externa, marketing por si mimos.

La efectividad de la comunicación empresarial solo se puede lograr cuando se conoce a quienes prefieren a la organización, cuando se construyen relaciones a largo plazo con ellos y se encuentran métodos alternativos a fin de favorecer una reputación de credibilidad.

La comunicación es el todo en una empresa y de ella penden todas las demás áreas relativas al contacto con el público al que se dirige una organización. Sin embargo, no sólo es imprescindible una comunicación dirigida al exterior, pues sin una buena comunicación interna, la anterior se haría más que difícil. Esta trata de poner en contacto todas las áreas de trabajo de una empresa, además de intentar favorecer las relaciones laborales, así como el sentimiento de permanencia de un empleado con su empresa, el reconocimiento como colaborador y cuando éste, se encuentra consciente de ser una  persona a la que la empresa destina medios, materiales y humanos, para su seguridad.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Humberto Londoño Restrepo

Excelente documento que pone de presente la evolución de la empresa desde los primeros mentores como Fayol y otros tantos como Rafael Uribe en colombiano.
Mostrando la importancia de propender por la salud de los trabajadores y por crear canales de comunicación que contribuyan al trabajo en equipo y al empoderamiento de estos dentro de la empresa

Añadir nuevo comentario