SANTIAGO FERRANDIZ SANTIVERI .- Los tres primeros minutos

SANTIAGO FERRANDIZ SANTIVERI .- Los tres primeros minutos

Cuando en un accidente de tráfico se producen lesionados, los tres primeros minutos son trascendentales. Quienes pueden actuar o decidir pueden salvar la vida de la víctima.
2 Octubre 2013

La seguridad vial es eminentemente prevención. La inteligencia aplicada a prever situaciones de riesgo para evitar que se produzcan, es la base de todo proyecto de disminución de los accidentes de circulación de un territorio. Pero no siempre, casi nunca, se puede llegar al pleno convencimiento de que se han tomado todas las medidas para que un accidente no se llegue a producir. Los grados de libertad que un conductor tiene para actuar en todo momento a su leal o desleal saber y entender, enmarcan un contexto de hábitos, actitudes, impresiones y percepciones siempre susceptibles del error humano y eso nos lleva a nuestro escepticismo sobre un plan que se imponga el objetivo del cero accidentes.

Es imprescindible imponer en los planes de seguridad vial dos escalones más de acciones basadas en la predestinación de que los accidentes, algunos accidentes, se van a producir, para tener dispuestas acciones, también preventivas por ser planificadoras, pero dirigidas a los escenarios siguientes al hecho consumado del accidente evitable pero que por errores o deficiencias en vía, vehículo o persona, o en una mezcla o combinación de factores concurrentes, acaba produciéndose. Ordenándolo en el tiempo, primero hay que prever acciones de protección para que elos usuarios del vehículo acidentado y las personas del entorno dispongan de elementos o mecanismos que les respalden ante los agentes lesionantes, da igual que sean vallas de defensa de las vías, los sistemas de protección del vehículo (como la resistencia de sus materiales o los diseños telescópicos que llevan los flujos de fuerza agresora hacia otros espacios ajenos a los ocupantes) o los elementos de protección personal como el casco, el cinturón de seguridad  o el air-bag.

Pero aquí quiero hacer referencia al tercer y último escalón preventivo, que es aquel que lleva a que, si se ha producido el accidente y además las protecciones no han dado resultado y existen víctimas de distinta gravedad, las toma de decisiones de quienes acaban de ser testimonios del accidente y de la existencia de lesionados, es determinante en las vidas de quienes se han visto implicados en el accidente. El doctor Santiago Ferrándiz ha sido y es un lider de la seguridad vial terciaria. Esa tercera vía que es la última que queda cuando no se ha evitado el accidente ni sus efectos, y allí están las personas maltrechas con sus heridas y lesiones, impotentes ante su destino que, de manera dramática podría conducirles en muchos casos a la muerte. Los tres primeros minutos de después del accidente, repite Ferrándiz, son totalmente definitivos para salvar la vida de un lesionado con asfixia en las vías respiratorias o con una hemorragia descontrolada. Los conocimientos en primeros auxlios por todos los usuarios de la vía pública pueden y deben ser de dominio público para adoptar medidas reparadoras y salvadoras.

Pero Ferrándiz, dedicada toda su vida a este empeño, ha sabido tabién organizar para que la asistencia a las víctimas de los accidentes, sea más rápida, más eficiente y más profesional. Su lucha por consolidar sistemas de emergencias médicas no solo en su país sino en todo el acerbo científico y bibliografico para dar alcance a su aportación al máximo ámbito intenacional merecen catalogarle como el gran lider mundial de la prevención vial en la asistencia a las víctimas. Porque cuando la organizacón es capaz de atender a los heridos politraumatizados en accidente, acaba siendo capaz también de atender a la persona qe sufre un infarto en la vía pública o que tiene un accidene vascular en su domicilio.

Si se supiera cuántas personas viven sin saberlo por el esfuerzo y dedicación de personas como el doctor Santiago Ferrándiz, nos impresionaríamos. Miles. Segurísimo.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario