Detroit Industry

Detroit Industry

El mural de Diego Rivera, “Detroit Industry”, representa muy bien el proceso de fundición y sirve de recordatorio para la exposición a humos metálicos, especialmente al níquel y zinc.
22 Julio 2013

Este gran mural de 7 metros de alto y 22 metros de ancho está lleno de vida, energía y poder. Fue pintado entre 1932-1933 y representa la producción del motor y la transmisión del Ford V8 1932 en la fábrica Ford River Rouge en Detroit, una cadena de montaje que empleaba a 100.000 personas y ocupaba un espacio de 485 hectáreas. En la sección superior del mural, Rivera pintó magistralmente el proceso de fundición del hierro y del acero. Un alto horno está en funcionamiento mientras que su cuba se llena de acero fundido, se transporta y se vacía (un lugar donde el fuego y el humo que salen del horno adquiere un aspecto fantasmagórico). La parte central del panel representa la fuerza del trabajo y muestra el proceso de montaje con un grupo de trabajadores moviéndose al mismo ritmo. El centro está ocupado por dos filas de gigantescos taladros, que mueven los bloques del motor y los descienden hasta las esforzadas figuras de la cadena de montaje. Vagonetas de transporte atraviesan la composición como un gigantesco sistema circulatorio. En la parte inferior del mural, pequeños paneles monocromáticos de estilo renacentista representan diversos procesos de la fabricación del acero en "un día en la vida” de un trabajador en la planta. El fresco está firmado y fechado. 1 Marzo 1933.

Diego Rivera (1886–1957), en cierta época miembro del Partido Comunista Mexicano, parece haber plasmado su fascinación con la organización productiva y el poder de la tecnología en relación con sus ideales marxistas. Aquí, en una apasionada fusión de Futurismo, Cubismo y Arte Precolombino, reconoce una fuerza creativa sin precedentes en la historia, con el hombre y las máquinas en armonía. Este dinámico ballet no es ni crítico ni político, sino una celebración de los trabajadores de la industria e ingeniería de los Estados Unidos, similar a los que había realizado honrando al esforzado campesino mexicano en sus primeros frescos. El carácter multirracial de la obra mantiene su humanidad y dignidad a pesar del abrumador entorno y los gigantescos taladros, imitando las monolíticas esculturas Aztecas que actúan como tótems protectores. Hay humor también. Algunos de los trabajadores representados son ayudantes y conocidos de Rivera. Él incluso se representa a sí mismo, "no como un trabajador sino como un lejano observador de la actividad fabril, tocado con un especie de bombín”. Este fresco se encuentra en el patio interior del Detroit Institute of Arts y es parte de una serie de gigantescos murales (27 paneles) sobre el tema del poderío industrial de América, encargado en 1932 por Edsel Ford (Presidente de la Ford Motor Company), como un regalo a la ciudad de Detroit. Rivera recibió por su obra un pago de 20.000 dólares y completó los frescos en 8 meses, utilizando técnicas del Renacimiento Italiano.

Diego Rivera nació en la ciudad de Guanajuato, México, en 1886 y estudió en la Academia de San Carlos en la capital de México. Se trasladó a París en 1909, donde hizo amistad con Picasso y Modigliani. Regresó a México para servir a la Revolución, y sus primeras pinturas murales fueron realizadas en el Ministerio de Educación de Ciudad de México entre 1922 y 1923. También hizo gigantescas composiciones para el Palacio Nacional y el Palacio de Cortés en Cuernavaca. Posteriormente, en los años 30, se trasladó a los Estados Unidos, donde pintó grandes murales en las ciudades de San Francisco, Detroit y New York. Precisamente, en esta última ciudad, realizó un mural encargado por el mecenas Rockefeller para el edificio Rockefeller Center, que fue muy controvertido por sus contenidos socialistas, especialmente por la incorporación de la figura de Lenin. Rockefeller lo consideró un insulto a su persona e intentó que Rivera reemplazara la cara de Lenin por la de un trabajador anónimo, pero el pintor se negó. Ocho meses después de su inauguración, Rockefeller ordenó a los obreros que destruyeran el mural.

Detroit Industry está considerado uno de los  murales más brillantemente concebidos y ejecutados de Norteamérica. Diego Rivera, uno de los artistas fundamentales del siglo XX, siempre consideró esta obra como su mejor mural en los Estados Unidos. Estuvo casado con Frida Kahlo (1907-1954), la célebre pintora mexica, con quien tuvo una atormentada vida amorosa. Rivera le sobrevivió 3 años, falleciendo de un paro cardíaco en México D. F. en el año 1957.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario