Ruby Loftus torneando una remámara de cañón, mujeres en puestos anteriormente dominados por los hombres

Ruby Loftus torneando una remámara de cañón, mujeres en puestos anteriormente dominados por los hombres

Un poco de historia, arte y toxicología
15 Septiembre 2017

Rostro juvenil, hoyuelos en las mejillas, rizos castaños saliendo por debajo de la brillante redecilla verde, la heroica Ruby Loftus mira con resuelta atención el complejo trabajo mecánico que está realizando. Está torneando el estriado helicoidal de la recámara de un cañón Bofors, un cañón de 40 mm antiaéreo, uno de los más utilizados y fabricados durante la Segunda Guerra Mundial. Sus delicadas y brillantes manos impregnadas de aceite se apoyan delicadamente pero, al mismo tiempo con firmeza, en el torno, demostrando su habilidad y autoridad, mientras que los calibradores, llaves inglesas, tuercas y otras “herramientas del oficio” que la rodean, confirman su estatus. Detrás de ella, una decena de mujeres anónimas están trabajando arduamente en sus puestos. Hay un único varón como testigo.

La abundante cabellera de Ruby (las otras mujeres la recogen con turbantes de color rojo), la frente despejada, las cejas y labios pintados, acentúan su feminidad (sin gafas de protección para no estropear el impacto visual), mientras que las mangas remangadas con manchas de aceite destacan la masculinidad de su trabajo. Vestida patrióticamente con un pañuelo rojo al cuello, un delantal blanco y un mono azul, es una bella joven que está haciendo una tarea de hombres, elegante y heroica al mismo tiempo. "La belleza como deber" fue uno de los muchos mensajes del Ministerio de propaganda de guerra, y el trabajo de Ruby Loftus de Laura Knight fue votado como "pintura del año" en la Real Academia de Londres durante la exposición del verano de 1943, logrando el estatus de icono de culto de la campaña bélica.

Laura Knight pintó el cuadro con sensibilidad y honestidad, destacando su habilidad para capturar el movimiento, la forma y color. Aunque algunos criticaron su trabajo por ser demasiado femenino, sin embargo la pintura demostró que ambas mujeres (la artista y la representada) habían demostrado su valor en un ambiente tradicionalmente masculino, mostrando "genio masculino y coraje femenino".

Más de 2 millones de jóvenes, predominantemente mujeres, fueron reclutadas por la industria bélica de Gran Bretaña para puestos de trabajo anteriormente dominados por hombres. Ruby, una joven corriente de 21 años de edad procedente de un ambiente sencillo, causó tal impresión en la Royal Ordenance Factory en Newport, Gwent (donde otras 1200 mujeres trabajaban), que una delegación de coléricos torneros de la Woolwich Arsenal visitó Gales para confirmar sus excepcionales habilidades mecánicas.

Laura Knight nació en Long Eaton, Derbyshire, Inglaterra, el 4 de agosto de 1877 en un ambiente modesto, pero aprendió a dibujar y pintar a una edad muy temprana gracias a su madre (profesora de arte), e ingresó en la Escuela de Arte de Nottingham en 1890. Más tarde, con su marido, el pintor Harold Knight, se unió a la comunidad de artistas en Newlyn, Cornwall. Durante los años 1920 y 1930 sus temas oscilaron desde escenas de los ballets rusos de Diaghilev y el circo de Bertram Mills, a los retratos de Anna Pavlova, George Bernard Shaw y Paul Scofield , así como la cerámica para Clarice Cliff y Wedgwood y la manufactura del vidrio para Stuart Crytal. Fue la primera mujer artista en ser nombrada “Dama del Imperio Británico” (1929) y la primera en ser elegida como miembro de pleno derecho de la Royal Academy (1936).

A lo largo de la Segunda Guerra Mundial desempeñó el cargo de artista oficial de guerra trabajando para el Ministerio de Información, y asistió en calidad de tal al juicio por Crímenes de Guerra celebrado en Nüremberg, donde se juzgó a la cúpula nazi. Después de la muerte de su marido (1961) todavía continuó pintando hasta sus últimos días, a los 92 años de edad (Nottingham, 1970). 

Ruby Loftus, la joven retratada en el cuadro, después de la guerra emigró a Kelowna, British Columbia (Canadá), tras haber rechazado una oferta del gobierno británico para realizar un curso de tornera. Regresó brevemente a Londres en 1962 y visitó el Museo Imperial de Guerra para reunirse allí con Laura Knight y ver su retrato de nuevo. Murió de esclerosis múltiple en 2004, a la edad de 82 años. 

Nota: Los hidrocarburos clorados (tricloroetano, tricloroetileno, percloroetileno, diclorometano) se utilizan como líquidos desengrasantes de metales.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Añadir nuevo comentario