Vivir como si estuvieras muriendo

Vivir como si estuvieras muriendo

Las consecuencias del uso del amianto son de enormes dimensiones en todo el mundo. Hay noticias que abren nuevas esperanzas, en las que se habla de nuevas posibilidades de tratamiento del mesotelioma pleural maligno.
21 Abril 2014

En estos últimos días me ha venido el recuerdo del actor Steve McQueen. La verdad es que no lo he buscado sino que ha sido de forma “casual”, a través de retratos y películas. Enseguida he captado tus señales, querido Steve, y he entendido que nuevamente me tocaba escribir un post sobre el amianto. Son dos de las cosas que más me conmueven, el amianto y el cine, pero ni mucho menos en la misma dirección.

Una cosa y otra me han llevado también a investigar cómo están las cosas en esto del amianto en USA, más que nada por eso de comparar a cómo están aquí.

Supongo que sabíais que Steve McQueen, murió de un mesotelioma pleural maligno. Cáncer extremadamente agresivo que está causado por la exposición al amianto. Hay al menos dos momentos de su vida relacionados con el amianto, primero en su época de marine de los Estados Unidos de América y los barcos de guerra, y segundo en su pasión por el automovilismo y el uso de los trajes de piloto que todavía en aquél momento usaban tejidos con fibras de amianto.

El tema de la exposición de soldados americanos al amianto es de una gran dimensión, sobre todo los que participaron en la época de la construcción de barcos de guerra en la segunda guerra mundial. De hecho cada año en Estados Unidos se diagnostican 3.000 afectados por el mesotelioma pleural maligno, de los que 1.000 corresponden a militares, en su mayoría veteranos.

La verdad es que el panorama es bastante desalentador ya que el número de casos va en aumento en todo el mundo, al menos en aquellos lugares del mundo en los que se toma medianamente en serio, y el asunto tiene aristas por todos los lados. Empresas que no reconocen que trabajaron con amianto, empresas ya cerradas y que trabajaron con amianto, la dificultad de encontrar la relación causa efecto , es decir que ha habido exposición y es la causa de la enfermedad, los desesperantes litigios para reclamar que se reconozca, la gran cantidad de amianto instalada en nuestro entorno, el enorme padecimiento físico y emocional que genera la enfermedad para los afectados y los familiares, la poca vergüenza de seguir utilizando a países menos desarrollados para el desguace , sin medios adecuados de protección ,de barcos, etc.

Creo que es un de las pruebas más grandes que tenemos que afrontar en este siglo XXI en todo el mundo. Una de las cosas que más inquieta es la lentitud con la que se ha actuado con este tema desde el principio. No en vano ya desde primeros del siglo XX, y con más información desde los años 30 y 40, se sabía que era enormemente tóxico y se lo relacionaba con el cáncer de pulmón. Se perdieron muchos años en los que la exposición se multiplico y la enfermedad avanzó silenciosa.

He querido por otra parte aportar rayos de esperanza en este tema. Confieso que me ha resultado difícil, pero he conseguido encontrar algunas noticias que arrojan algo de luz. En este sentido os recomiendo visitar la web www.asbestos.com. En ella hay mucha información relacionada con el asbestos o amianto. Guías, noticias, blog, historias de afectados y supervivientes. Me ha resultado muy interesante conocer la figura de Tim Povtak, un galardonado escritor y periodista norteamericano, con más de tres décadas de experiencia, que dedica gran parte de su tiempo a aumentar la conciencia del cáncer de mesotelioma y los peligros de la exposición al asbesto.

He entresacado algunas noticias, con al idea de dejar un mejor sabor de boca en este tema. Os indico el tema de la noticia y si tenéis más interés os aconsejo que vayáis a asbetos.com. Aquí van:

- Científicos de Alemania, Austria, Hungría y Croacia, descubren un biomarcador en el plasma de la sangre, el fibrógeno, que ayudaría a que los médicos podrían predecir la tasa de vida de un afectado por mesotelioma pleural maligno, de forma que puedan adaptar mejor los tratamientos.

 - Investigan con células madre en el Pacífico del Corazón, los pulmones y la Sangre de California. Podría cambiar radicalmente el tratamiento del mesotelioma.

- Una investigación innovadora en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, encuentra que la bromelina, un extracto de la piña, puede resultar muy eficaz combinada con al quimioterapia para el tratamiento del mesotelioma.

- La Organización para la Investigación de la Salud de Sbarro en Filadelfia, investiga con inmunoterapia molecular para el tratamiento del mesotelioma, con grandes posibilidades.

Por cierto, para los aficionados al cine, os cuento que Ed Lauter, actor secundario americano, que trabajó en más de 200 películas al lado de grandes estrellas, como por ejemplo en la recientemente escarizada “The Artist”, murió el año pasado de manera fulminante por un mesotelioma pleural maligno.

En homenaje a los afectados. ¡Ojala que la ciencia sea más rápida que lo que es la enfermedad, para que dejen de vivir como si estuvieran muriendo!

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario