EL OTRO : concepto diana de la seguridad vial

EL OTRO : concepto diana de la seguridad vial

Cuando el concepto de "Visión Cero Muertos" en accidente de circulación deja de ser una utopía para pasar a ser una necesidad social y cuando se habla de aplicar un control total de vehículos y conductores vía satélite como máximo exponente científico de aviso a los usuarios de que hay un "gran hermano" que no perdona ninguna infracción, los filósofos y observadores del comportamiento individual de las personas nos recuerdan que hay un sistema mucho más económico y efectivo que garantiza la seguridad vial: extender entre los conductores el convencimiento de que el tráfico seguro es tan simple como pensar siempre en el otro, en los otros, por encima de mi yo. Convertir la vía pública en un remanso de paz como si fuera un pasillo de una biblioteca.
2 Octubre 2019

Uno de los conceptos que los que más colinciden todas las religiones y creencias, es el de comprender que la convivencia entre personas con todas sus variables de relación, deben tender a una visión colectiva y de respeto a los demás (extremo contrario al de pensar que cada vida individual es prioritaria sobre la del resto de personas del entorno). Extender esta idea en los estilos de  vida de una sociedad es reconocido por los responsables de la seguridad vial, como clave imprescindible para conseguir la máxima reducción en las cifras de accidentes y víctimas de tráfico.   La seguridad vial más eficiente se mueve alrededor de la idea de hacer entender y convencer a todas las personas que de una u otra manera son usuarios de la vía pública sobre la trascendencia que tiene el que todos y cada uno de ellos apliquen sistemáticamente el axioma de que, la mejor fórmula es  la pacificación y la tranquilidad en la conducción de vehículos a motor, lo que se consigue pensando siempre en EL OTRO. Se trata de huir de la conducción egocéntrica y abrir las voluntades a compartir espacios y tiempos en un clima de normalidad, entendimiento y  comprensión.

Los conductores incívicos reciben beneficios del propio sistema en forma de poder, placer y liderazgo, lo que retroalimenta el incivismo. Los conductores cívicos por el contrario no encuentran beneficios en el sistema y sí ven en  sus comportamientos frecuentemente frustración y subordinación cuando coinciden con los abusos de los insolidarios. Las creencias externas al sistema, sólidas, profundas y morales tales como el ayudar a los demás, cumplir con la norma o renunciar al placer personal por el bien colectivo, son aquellas que promueven quienes piensan en los más débiles. La moderación de la circulación invita a los conductores y demás usuarios a un ejercicio de autodominio y de demostración de pausa , que puede llegar a convencerles de las ventajas de conducir con tranquilidad como placer y como medida de seguridad. 

Las cifras de víctimas en accidente de tráfico, muertos, lesionados medulares, lesionados cerebrales, heridos graves de politraumatismos y otras personas lesionadas, muchas de ellas con secuelas de por vida, no consiguen abrir los ojos de los que se dejan llevar por las sensaciones de poder que el motor aporta al débil ser humano que conduce, que solo justifican priorizar la inseguridad vial como un problema social de primera magnitud cuando las muertes y lesiones afectan a su entorno más próximo.

Estamos de acuerdo con los expertos que creen imprescindible que en los centros de formación vial o autoescuelas se incluyan para los aspirantes a obtener el permiso de conducir y también para quienes han perdido los puntos de carnet una sesión de seguridad vial que consista en la asistencia a las unidades o servicios de urgencias hospitalarias y actuaciones de cirujía traumatológica del sistema sanitario, a los centros especializados de parapléjicos o lesionados medulares o cerebrales en general así como todas las tareas de rehabilitación funcional y social de las personas accidentadas..

Aunque todo sería mucho más sencillo si se consiguiera transmitir a todos los conductores la idea de que no estamos solos conduciendo y que el punto de partida es siempre respetar al otro.

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario