…y eso de los riesgos psicosociales?

…y eso de los riesgos psicosociales?

Pues sí, los riesgos psicosociales haberlos, haylos (como las bruxas galegas)
24 Junio 2014

Esta semana pasada me han pasado dos “vivencias” que me dieron de pensar en esto que los prevencionistas llamamos “riesgos psicosociales”,  de muy diferente cariz ambas como podréis ver a continuación, y que me parece oportuno compartir con vosotros:

La primera, este mismo sábado, me ocurrió en la fiesta de fin de curso de mi hijo, en la escuela infantil a la que ha existido durante los últimos 4 años, y que deja al pasar al “cole de los mayores”. Aunque haya personas que les pueda parecer una tontería o, más normal aún, no se paren a pensar en ello, a mí me parece de lo más interesante… ¿El qué? Pues el buen ambiente que he percibido en la escuela de todos los trabajadores que la integran (y puntualizo que no son funcionarios, pero tampoco hay subcontratados, hasta lo que yo conozco, así como todos ellos son trabajadores que se encuentran "cara al público" en diferentes departamentos -secretaría, dirección, conserjería, etc.-). Si, reconozco que el niño puede que vaya a echar de menos la escuela, seguro!, pero sobre todo porque en ella se le ha transmitido un cariño y una protección que no lo va a recibir en el “cole de los mayores” (tengo otra hija, más mayor, que ha pasado por dicho “trance”, por lo que sé de lo que escribo), pero me voy por las ramas… A lo que iba, sí, un buen ambiente de trabajo es posible, incluso que el trabajador esté cara al público (en este caso, los padres de los alumnos)… Durante cuatro años he tratado con Pilar, Cayetano, Azucena, Manoli, por aquel entonces Ana y ahora Raquel…, y siempre he recibido un trato cordial y, lo que hace espacial la vivencia, siempre con una sonrisa en la cara (y mira que es bicho mi hijo)… Desconozco si se habrá realizado una identificación de riesgos psicosociales, o habrá sido necesaria una evaluación de ellos en dicha escuela (así como centro de trabajo), pero desde mi punto de vista, sin poder profundizar, creo que daría buenos resultados…

La segunda experiencia es totalmente teórica…, ¿o no? El domingo, hablando con una vecina (uno, que es sociable, tiene la buena costumbre de tratar con algunos vecinos), sobre mi próxima matriculación en el grado de psicología (por la UNED, la UNIR, la UDIMA,…), me preguntaba el por qué de dicha carrera universitaria… Mi contestación fue contundente: Por una parte, muy importante para llagar a buen puerto y finalizar los estudios de psicología en los 4 años previsto, es que me encanta lo relacionado con la psique del ser humano…

Pero además de ésta, más personal, hay otra que quiero describir con más detenimiento: Le contesté que, teniendo en cuenta lo poco desarrollado que se encuentra en España lo relacionado con la especialidad de Psicosociología aplicada, pues mi intención es especializarme, a medio plazo (y durante la realización de los mencionados estudios universitarios), de dicha especialidad…

Asombrada, mi vecina me preguntó qué era eso de psicosociología… Para contestarla, preferí hablarle de “los síntomas”, de los riesgos psicosociales más conocidos, tales como son el estrés, el  mobbing o acoso laboral, el burnout o el síndrome del quemado (por desgaste profesional) e, incluso, el acoso sexual en el trabajo…, y con ello me entendió, Así mismo, me llegó a responder que en su último trabajo su jefa, la mujer del dueño de la empresa, la tenía “frita” (¿no sería quemada?)…

Lo que indicaba en la cabecera de este artículo tan personal, los riesgos psicosociales existen…, ¿no crees?

Fernando del Campo de Alvear (FCA)

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de pretoriumlex

Se debe puntualizar que, al menos en mi país Chile, el estudio de la problemática psicosocial en el trabajo es un tema casi desconocido, aún cuando se ha señalado que másdel % 50 de los trabajadores sufren o han sufrido problemas de adecuación psicológica derivada del maltrato, del sistema detrabajo o de la mala organización. De hecho, tal impacto casó el absentismo y las enfermedades psiquiátricas que se dictó  el Decreto Supremo 73, que modifica el ecreto Supremo 109 sobre Enfermedades Profesionales, introduciendo todas las enfermedades psico - somáticas que tienen s origen en el trabajo como rotegidas y amparadas por la Ley de Seguro Obligatorio contra AA y EE Profesionales. La parte negativa del decreto es que los organismos encargados de aplicarla han optado pordesconocer su calidad de enfermedad profesional y laseñalan como enfermedad común, por lo que se borra artificiosamente el mandato legal.

Creo que el artículo es de muy buena actura y apunto a un tema que a Cltura Preventiva no debe dejar  en el olvido. Felcitaciones y gracias por vuestras luces

Añadir nuevo comentario