ACCIDENTE OCURRIDO ENTRE CAMPAMENTOS.

ACCIDENTE OCURRIDO ENTRE CAMPAMENTOS.

En el contexto de lo que manda el artículo 184 del Código del Trabajo, en el sentido que el empleador está obligado a tomar todas las providencias necesarias para salvaguardar la vida y la integridad de los trabajadores, las disposiciones precedentes dan un marco geográfico dentro del que tales obligaciones del empleador debía expresarse y manifestarse. Ambos campamentos, Barriales y Los Colorados, son de la faena minera.
29 Septiembre 2017

ACCIDENTES ENTRE CAMPAMENTOS MINEROS.

Dictámen 010483 -  17 de febrero de 2014 -  Ley N° 16.744

Concordancia con Oficios: Ord. N° 66.141, de 2013, de SUSESO.

EL CASO:

1.- Usted ha recurrido a esta Superintendencia, reclamando en contra de la resolución de la mutualidad, la cual calificó como accidente con ocasión del trabajo el siniestro sufrido el día 7 de agosto de 2013, por el trabajador de esa entidad empleadora.

Al respecto, considera que el siniestro debe calificarse como un accidente del trabajo en el trayecto, por las siguientes razones:

a) El interesado prestaba servicios para esa empresa, como "maestro obras civiles", en el proyecto minero Barrick Pascua - Lama, en la Región de Atacama. El día 7 de agosto de 2013, luego de haber terminado su jornada laboral en el campamento denominado "Barriales", por haber terminado su ciclo de trabajo, se trasladaba al campamento Los Colorados, con el objeto de abordar el bus de aproximación a Vallenar, "siendo el viaje entre estos campamentos parte inevitable del trayecto normal, directo y habitual entre su domicilio particular (casa habitación) y su lugar de trabajo (campamento Barriales) y viceversa";

b) Para el día del siniestro se dio una alerta meteorológica, por lo que el interesado decidió anticipar el inicio de su trayecto, abordando el camión aljibe en que se produjo el accidente, junto a su "equipaje de bajada", hacia el campamento Los Colorados, produciéndose el volcamiento del camión en el kilómetro 105, sector La Ortiga, en horas de la misma mañana, generando la muerte del trabajador;

c) El trabajador fallecido no prestaba servicios que se relacionaran con la manipulación de un camión aljibe y ya había terminado su jornada laboral y su ciclo de trabajo, había recogido sus pertenencias y efectos personales, por lo que no se encontraba prestando servicios ni a disposición del empleador, habiendo iniciado ya su trayecto habitual y directo, saliendo del campamento Barriales, por lo que no procedería sostener, como lo haría la citada Mutualidad, que la muerte del trabajador ha provenido del desarrollo de sus labores como "maestro obras civiles", o que está relacionada directamente con su desempeño laboral.

Por el contrario, sostiene esa empresa, dado que el trabajador ya no se encontraba a disposición del empleador y había iniciado el recorrido obligatorio, normal, racional y directo entre el lugar en que pernoctaba (campamento Barriales) y su domicilio y habitación particular, tal accidente debiera ser calificado como de trayecto.

Conforme al criterio que sostendría esta Superintendencia en materia de faenas mineras, agrega, el lugar al que el interesado debía acceder para iniciar sus labores y ponerse a disposición de la empleadora, era el campamento Barriales, siendo el campamento Los Colorados, una mera estación de paso habitual, como otras, hasta la ciudad de Hijuelas, por lo que el concepto de trayecto, se iniciaría y terminaría en el campamento Barriales.

Acompaña, entre otros antecedentes, Informe emitido por su Comité Paritario de Higiene y Seguridad y Registro de Libro de Asistencia.

2.- Requerida al efecto, la citada Mutualidad informó, en síntesis, que esa empresa le presta servicios a Barrick Pascua - Lama, teniendo como principal objetivo la mantención de caminos "Pascua", instalaciones que forman parte integrante de las faenas de la citada minera, en donde ocurrió el siniestro.

Agrega que de acuerdo al Informe del Comité Paritario de Higiene y Seguridad, el afectado le pidió a un compañero de labores (chofer del camión aljibe, que cumple funciones de mantención de los caminos en donde sucedió el infortunio), que lo trasladara desde el campamento Barriales hacia el campamento Los Colorados, ya que desde éste último abordaría un bus de su entidad empleadora para dirigirse hacia su habitación.

De lo expuesto, y del croquis que se acompaña, agrega, es posible apreciar que el accidente ocurrió en un camino interior que une a dos campamentos a los que la empresa presta servicios, por lo que el trayecto entre el lugar de trabajo y la habitación del interesado no se había iniciado.

Por lo anterior, concluye, estima que el accidente en comento constituye un accidente ocurrido con ocasión del trabajo, por lo que corresponde la cobertura de la Ley N 16.744.

3.- Sobre el particular esta Superintendencia expresa que basándose en lo establecido en el artículo 5° de la Ley N° 16.744 y artículo 7° del D.S. N°101, de 1968, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, y teniendo presente que el problema planteado se relaciona con la calificación de aquellos accidentes sufridos por los trabajadores, ocurridos dentro de una faena minera, los siniestros en cuestión deberán ser calificados como accidentes de trabajo en el trayecto, siempre y cuando hubieren acaecido en el trayecto directo entre la casa habitación del trabajador y las dependencias a que éste deba acceder para iniciar sus labores o viceversa. Cabe señalar, además, que de acuerdo a la reiterada jurisprudencia de esta Superintendencia, para que el trayecto sea directo, es necesario que sea racional e ininterrumpido.

Cabe señalar que se ha resuelto que el concepto de lugar de trabajo, para los efectos de la Ley N° 16.744, comprende no sólo el sitio específico donde el trabajador debe cumplir sus labores, sino también toda el área alrededor de la cual se efectúa o sirve para desarrollar la actividad laboral, incluidos los caminos privados insertos al interior de la faena que se desarrolla.

En efecto, el concepto de "faena minera" contenido en el D.S. N° 132, de 2004, del Ministerio de Minería, comprende la totalidad de las labores de apoyo necesarias para asegurar el funcionamiento de la industria, noción que lleva a concluir que la parte de un campamento minero, en que se provee a los trabajadores de espacios donde descansar, dormir, vestirse y, en general, realizar actividades normales de la vida diaria, tienen la calidad de instalaciones integrantes de la unidad productiva, debiendo, por ende, ser considerada como parte del "lugar de trabajo".

Por ende, si bien el campamento constituye para los trabajadores, durante su jornada laboral, su habitación, eso no le hace perder su calidad de - instalación integrante de la unidad productiva - denominada faena minera y, por lo tanto, comprensiva del concepto "lugar de trabajo".

Considerando lo anterior, los siniestros ocurridos una vez terminado el trayecto directo, racional e ininterrumpido hasta las dependencias a las que el trabajador debe acceder para iniciar sus labores, deberán ser calificados, según corresponda, como accidentes a causa o con ocasión del trabajo. La misma regla deberá observarse respecto de aquellos siniestros sufridos por el trabajador antes de iniciar el trayecto directo, racional e ininterrumpido para regresar a su casa habitación.

Por lo tanto, los accidentes producidos entre la mina y su campamento constituyen accidentes con ocasión del trabajo, en conformidad con lo prevenido en el artículo 5 de la Ley N° 16.744.

En la especie, el accidente que produjo la muerte del interesado tuvo lugar al interior de la faena minera, cuando se trasladaba entre dos campamentos y, aunque su finalidad haya sido abordar un bus en el segundo de los campamentos, con el objeto de dirigirse a su habitación, eso no suprime el hecho que ocurrió dentro de la faena, esto es, en el lugar de trabajo, antes de iniciar el trayecto directo hacia su domicilio.

En consecuencia, aplicando el criterio expuesto, esta Superintendencia declara que el siniestro de que se trata aconteció en el lugar de trabajo, por lo que se confirma lo actuado por la aludida Mutualidad y rechaza su presentación.

COMENTARIO.

La Empresa empleadora solicita a la SUSESO entidad de último recurso  que se califique la lesión sufrida por el trabajador como de trayecto. Ello es de su interés, desde que por razones establecidas en el D.S. 67, en esta clase de accidentes la empresa no sufre el aumento de la cotización adicional del seguro social obligatorio contra accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. En este caso toda la responsabilidad y costos por atención médica, farmacología, cirigía y otros gastos los soporta la mutual o administradora del seguro al que se encuentra afiliado el empleador.

La empleadora se fundamenta expresando que el trabajador accidentado prestaba servicios como maestro de obras civiles en el proyecto minero Barrick Pascua Lama y que el día 7 de agosto de 2013, había terminado su jornada de trabajo en el campamento de  la empresa denominado Barriales, por lo que procedió dirigirse al campamento Los Colorados, siempre dentro de la misma empresa,  porque en dicho campamente podría abordar el bus hacia la ciudad de Vallenar, donde se encontraba su habitación.

Como se observa, para realizar este traslado el trabajador necesariamente debía movilizarse dentro del terreno de la empresa, o sea, del frente de trabajo al campamento Barriales y desde este campamento al campamento Los Colorados, tanto para iniciar la jornada como para retirarse.                                                       

Ocurrió que el día de su traslado se anunció una alerta meteorológica. Tal anuncio podía incluso impedir la salida de vehículos o impedir el traslado del trabajador, por lo que este decidió abordar un camión aljibe, vehículo que fue precisamente el que volcó produciéndose el accidente fatal del trabajador, hecho ocurrido en horas de la madrugada del día señalado, 7 de agosto de 2013.

Agrega, la empresa  dentro de sus fundamentos, que las funciones del trabajador fallecido no se relacionaban con la manipulación del camión aljibe y, además, este trabajador ya había terminado su jornada y su ciclo de trabajo, tal era así, que había recogido sus pertenencias y efectos personales, lo que demostraba que no se encontraba prestando servicios ni estaba a disposición de su empleador. Por otra parte, dice la empresa, el trabajador había iniciado su trayecto habitual y directo hacia su habitación, en la ciudad de Vallenar. Todo lo anterior indica que no es efectivo, como lo sostiene la administradora que al momento del fallecimiento el trabajador se encontraba, indirectamente, cumpliendo sus labores de maestro de obras civiles.

La seguridad minera se encuentra reglamentada en el D. S. 72, que fuera modificado por el D. S. 132, en diciembre del año 2002, en cuyo artículo primero sostiene: Artículo 1.- El presente reglamento tiene como objetivo establecer el marco regulatorio general al que deben someterse las faenas de la Industria Extractiva Minera Nacional para:a)   Proteger la vida e integridad física de las

personas que se desempeñan en dicha Industria y de aquellas que bajo circunstancias específicas y definidas están ligadas a ella.

Asimismo, en el nuevo artículo 3º, se expresa: "Artículo 3.- Sin perjuicio de las disposiciones contenidas en este Reglamento, serán igualmente aplicables a la Industria Extractiva Minera aquellas normas de seguridad contenidas en la reglamentación nacional, en tanto sean compatibles con éstas.

De manera tal que el reglamento de seguridad minera también recoge, en cuanto sean compatibles, otras disposiciones legales relacionadas  con la salud y seguridad ocupacional, como el D.S. 40 y el D. S. 594, el primero  que se refiere a la obligación de informar los riesgos por parte del empleador y el segundo a la higiene y seguridad en las faenas.

El artículo 5º del reglamento minero señala que entre las labores que dicha actividad comprende están: e)   Disposición de estériles, desechos y residuos.

Construcción y operación de obras civiles. Agregando en el inciso final de esta disposición: La Industria Extractiva Minera incluye, además, la apertura y desarrollo de túneles, excavaciones, construcciones, y obras civiles que se realizan por y para dicha industria y que tengan estrecha relación con las actividades indicadas en el inciso anterior.

En el artículo 6º, el reglamento preceptúa que : "Artículo 6.- El nombre de faenas mineras comprende

todas las labores que se realizan, desde las etapas de construcción, del conjunto de instalaciones y lugares de trabajo de la Industria Extractiva Minera, tales como

minas, plantas de tratamiento, fundiciones, refinerías, maestranzas, talleres, casas de fuerza, muelles de  embarque de productos mineros, campamentos, bodegas y,

en general, la totalidad de las labores, instalaciones y  servicios de apoyo e infraestructura necesaria para asegurar el funcionamiento de la Industria Extractiva Minera.

En el contexto de lo que manda el artículo 184 del Código del Trabajo, en el sentido que el empleador está obligado a tomar todas las providencias necesarias para salvaguardar la vida y la integridad de los trabajadores, las disposiciones precedentes dan un marco geográfico dentro del que tales obligaciones del empleador debía expresarse y manifestarse. Ambos campamentos, Barriales y Los Colorados, son de la faena minera.

Así las cosas, en relación a lo definido por el artículo 5º de la Ley 16744, se entiende perfectamente que habiendo ocurrido el accidente entre un campamento y otro dentro de la empresa minera, y considerándose que en el sentido amplio los accidentes no solo son aquellos que se producen en colisión directa entre el hombre y la herramienta sino, también los conocidos como accidentes con ocasión del trabajo, en el presente caso se debe tener presente que si bien es cierto el trabajador  había terminado sus funciones el día 7 de agosto de 2013, no lo es menos que se encontraba dentro del dominio o posesión de la empresa empleadora, esto es,  bajo la vigilancia y cuidado que ordena el artículo 184 del Código del Trabajo, es más, estaba en traslado desde el campamento Barriales al campamento Los Colorados, ambos de la misma empresa. Consecuentemente el accidente fatal del trabajador ocurrió cuando la empresa se encontraba en disposición de control, vigilancia y fiscalización del trabajador. Quien a falta de locomoción debió, por razones de clima, embarcarse en un camión aljibe, resultando claro que lo hacía como pasajero del móvil y no como trabajador relacionado con dicho vehículo. Por otra parte, encontrándose dentro de la empresa, la SUSESO ha reiteradamente resuelto que los accidentes entre campamentos o hacia este o desde este, se deben calificar como accidentes con ocasión del trabajo.

No es posible dar por establecido como lo sostiene la empresa que se trate de un accidente de trayecto, pues, como lo afirma la resolución comentada el trabajador no0 había abandonado el recinto empresarial donde presta sus servicios y el accidente fatal ocurrió antes que ellos sucediera. Se trata pues, de un accidente con ocasión del trabajo. 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Claudio Durán

Muy buen análisis, gracias por sus aportes.
Sería distinto el caso, si ambos campamentos "Barriales" y Los "Colorados", de la misma empresa ¿se encontraran cada uno en pueblos o ciudades diferentes?.
O continuaría la misma premisa, a pesar de que el terreno no es propiedad de la minera.

Imagen de pretoriumlex

La idea es que para ir en trayecto a su habitación, en este caso pasa por los dos campamentos. Veo difícil que para este efecto deba pasar por los dos si estos se encuentran en distintas comunas....pero, si así fuera, sería el mismo resultado.

Añadir nuevo comentario