Robots 3 de 4: Puestos de trabajo emocionantes... llenos de pasión

Robots 3 de 4: Puestos de trabajo emocionantes... llenos de pasión

No me espere usted ayer
1 Mayo 2017

En 1898 los neoyorquinos trataron de encontrar una solución, mediante un congreso internacional, a la cantidad de estiércol producido por los más de 200.000 caballos que inundaban las calles y generaban unas 2.000 toneladas de estiércol al día.

La ciudad era insufrible y el abono se apilaba en montañas que superaban los 10 metros de altura, la entrada de las casas se había elevado hasta la primera planta y para bajar a la acera se construyeron las hermosas escaleras que hoy nos cautivan en el cine.

Tom y Jerry, dos amigos de toda la vida, discuten delante de una bebida espiritual qué hacer con sus negocios... Tom se dedica a vender ruedas para las calesas y carros y está totalmente convencido que debe ampliar su negocio, ya que las peticiones van en aumento, además, ha puesto sus ojos en generar un nuevo producto... Vender los fosfatos a los agricultores de Rochester, Syracusa, Yonkers... y a estados limítrofes.

Para ello, Tom trata de convencer a Jerry, que ha heredado una buena cantidad de dinero, que invierta en sus negocios, para lanzar su gran proyecto y facilitar que su buen amigo se haga rico también.

Jerry no lo ve, ha oído hablar de un artefacto que podría acabar con el problema del olor y la inmundicia y que además, si la profecía fuera real, daría al traste con la buena posición económica ganada con esfuerzo, tenacidad e inteligencia  por Tom.

Veinte años más tarde los neoyorquinos no tienen ya el problema de los caballos y Tom se ha arruinado. Mientras que Jerry conduce ufano su Lincoln L y presume de unos buenos dividendos que sus acciones en la Ford Motor Company le están produciendo.

Gran decisión la de Jerry guiado por la intuición, ahora se podía llamar a sí mismo visionario.

Esta mañana mientras comían, el CEO de la consultora Futuro sin Fronteras (FØF) Oscar y la directora de producción de la compañía Anna, se ha producido una situación muy tensa y desagradable.

Óscar quiere que Anna se ponga las pilas y se involucre de lleno en el proyecto de diseño de puestos de trabajo eficientes para la compañía fabricante de coches eléctricos Tesla.  Le pide que ahonde en la Ergonomía y la capacidad de adaptar el trabajo a la persona, que el futuro y Fortuna han llamado a su puerta y que la nueva fábrica de Barcelona será la referencia mundial en líneas de montaje eficientes, y ellos el modelo a exponer en las escuelas de negocios.

Anna se ha negado en redondo, ha dicho que esa perspectiva no le interesa para nada ya que va a comenzar una nueva carrera en solitario, que quiere dedicarse a diseñar áreas de actividad emotivas, bueno, la verdad es que ha dicho sólo “pasiones laborales”, pero el jefe ha interpretado lo que ha querido.

Óscar ha podido entender ahora el comentario del director del departamento de Talento y Personas con Futuro, cuando dice que a Anna le sobra una n de nnonnez...

Anna le desafía y propone venderle, desde su nueva empresa,  las características que definirán estos nuevos puestos (ha dicho otra vez “pasiones laborales”) y, que si quiere, puede acudir a Tesla con su  propuesta. Genial!, o bien, si lo prefiere,  (FØF)  puede ser su primer cliente.

Óscar la ha mirado de soslayo y le ha pedido si puede, aunque sea brevemente, darle alguna pista de lo que pasa por su cabeza "privilegiada". Anna se ha levantado y se ha ido...no sin antes escribir en la servilleta de papel "pasión".

Paga su consumición y vuelve sobre sus pasos,  y ante la mirada dura de Oscar, vacía el servilletero y comienza  a escribir en las pequeñas toallas de celulosa con parsimonia o tal vez con rabia, una serie de “estupideces” tales como...

 

1: Cada día el área de actividad cambiará de color, olor y temperatura

A: La música se adecuará al desafío del día

Verde: Cada 30 minutos el trabajador recibirá un encargo para solucionar un desafío de ingenio

2: El departamento no tendrá ubicación fija

Einstein: Las herramientas serán inteligentes y se adaptarán a las medidas fisiológicas de las persona

Amarillo: Habrá una granja y un huerto para cada área funcional

Agua: la moneda es el tiempo

Margarita: crea, improvisa, equivócate, desaprende

Chainblock: los horarios y las recompensas se gestionarán entre los trabajadores y no tendrán reglas fijas de longitud

Marte: el incentivo es la felicidad del otro

 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario