La norma ISO 45001, mucho más "social" que OHSAS 18001

La norma ISO 45001, mucho más "social" que OHSAS 18001

La participación de la OIT en su redacción le ha dado un giro importante
31 Mayo 2018

Tras la adopción de las normas técnicas ISO 9000 sobre la gestión de la calidad e ISO 14000 sobre la gestión medioambiental a principios del decenio de 1990, se contempló la posibilidad de elaborar una norma ISO sobre los sistemas de gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) en un Taller Internacional sobre las ISO celebrado en 1996.

No tardó en hacerse evidente que, dado que la seguridad y la salud era una cuestión de proteger la salud y la vida de los seres humanos, en la legislación nacional ya se había establecido que esta responsabilidad incumbía al empleador. También había cuestiones relacionadas con la ética, los derechos y deberes, y la participación de los interlocutores sociales, que también debían tomarse en consideración en este contexto. Por lo tanto, toda norma de gestión en este ámbito debía basarse en los principios de las normas de SST de la OIT, tales como el Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981 (núm. 155), y no podía tratarse del mismo modo que cualquier otra cuestión medioambiental o de calidad.

Esto se convirtió en una importante cuestión de debate y acabó acordándose que, gracias a su estructura tripartita y a su función de elaborar normas, la OIT era el organismo más apropiado para elaborar unas directrices internacionales relativas al Sistema de Gestión de la SST. En 1999, el Instituto Británico de Normas (BSI, por sus siglas en inglés) trató de elaborar una norma de gestión bajo la protección de la ISO, pero se enfrentó a una firme oposición internacional, por lo que se abandonó la propuesta. Más tarde, el BSI elaboró unas directrices relativas al SG-SST que adoptaron la forma de normas técnicas privadas (OHSAS), pero éste no fue el caso de la ISO.

Tras dos años de desarrollo y de examen internacional inter pares, las Directrices relativas a los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo (ILO-OSH 2001) acabaron adoptándose en una reunión tripartita de expertos celebrada en abril de 2001, y se publicaron en diciembre de 2001 tras su aprobación por el Consejo de Administración de la OIT. En 2007, el Consejo de Administración reafirmó el mandato de la OIT en materia de SST, y pidió a la ISO que se abstuviera de elaborar una norma internacional sobre el SG-SST1

A principios del año 2013 comenzó otro intento de ISO para elaborar una norma internacional sobre la SST, intento promovido por BSI, principal valedora del proyecto. El 12 de marzo de 2013, ISO solicitó formalmente a sus miembros que votaran sobre una propuesta para comenzar la normalización en el campo de la SST. Con la propuesta, la ISO transmitió información sobre la opinión de la OIT manifestada en 2007 y, sin embargo, afirmó que solo los miembros de la ISO podían decidir si la ISO debería buscar un nuevo campo de actividad2.

A pesar de estos desencuentros, en marzo de 2013 el Consejo de Administración de OIT decidió que, si ISO y OIT llegaban a un entendimiento que incluyera los elementos que OIT consideraba necesarios, dicho entendimiento o acuerdo podría concluirse a título experimental, lo que se plasmó en la firma de un acuerdo entre ambas organizaciones, el 6 de agosto de 20133. El Consejo de Administración también dio su autorización para que, de concluirse dicho acuerdo, la Oficina pudiera utilizarlo en las actividades específicas de colaboración entre la OIT y la ISO en el ámbito de los sistemas de gestión de la SST, es decir, en la elaboración de la norma ISO 45001.

Las tensiones entre ISO y OIT por este asunto no desaparecieron mientras duró la colaboración citada para la elaboración de la norma ISO 45001, sino más bien todo lo contrario. Buena prueba de ello la constituye el documento GB.331/INS/104, fechado el 25 de octubre de 2017, en el que el Consejo de Administración de OIT informa a la Asamblea sobre la aplicación de los acuerdos suscritos entre la OIT y la ISO.

Según el documento, "La futura norma internacional establece el papel preeminente de la participación y la consulta de los trabajadores en un sistema de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo, y reconoce la función conexa de los representantes de los trabajadores. Sin embargo, desafortunadamente no exige otras salvaguardias básicas en materia de seguridad y salud en el trabajo, entre otras, que la dirección de la organización confiera a los trabajadores la potestad de alejarse de situaciones de peligro inminente y grave para su seguridad o salud sin temor a represalias; que el equipo de protección personal necesario para proteger a los trabajadores de los peligros se les proporcione sin ningún costo para ellos; que se imparta formación a los trabajadores en materia de seguridad y salud sin ningún costo para ellos y, en la medida de lo posible, durante las horas de trabajo; y que los controles permitan a los trabajadores acceder a la información documentada relativa al sistema de gestión de la organización".

Por ello, "la norma ISO 45001 permitirá ... la certificación de organizaciones que no proporcionan a los trabajadores dichas protecciones, a menos que éstas ya existan en la legislación y la práctica nacionales, incluidos los convenios colectivos".

Es evidente, pues, que la OIT está muy lejos de sentirse satisfecha de los resultados de su colaboración con ISO.

ISO 45001: novedades respecto a OSHAS 18001

Una observación atenta de ambas normas pone de manifiesto que muchos de los conceptos nuevos o actualizados introducidos en ISO 45001 respecto a OHSAS 18001 afectan a los aspectos "sociales" tales como consulta, participación, liderazgo, etc., como se puede ver en la siguiente tabla elaborada por BSI5.

Por si lo anterior no fuese suficiente para acreditar el giro social de ISO 45001, en la tabla siguiente hemos comparado el número de veces que algunos términos significativos de ese giro aparecen en una y otra norma:

Si hiciésemos la suma de las puntuaciones obtendríamos que los términos "sociales" aparecen 127 veces en la norma OSHAS18001 y 451 veces en la ISO 45001, una diferencia sustancial que pone de manifiesto el cambio de orientación que, sin embargo, para la OIT aún deja mucho que desear.

Pero a la vista de la diferencia debe concluirse que los trabajadores le deben mucho a la acción de la OIT que, finalmente, acabó tirándose los trastos a la cabeza con ISO6 por sus discrepancias sobre la norma ISO 45001.

Seguro que se reconcilian.

REFERENCIAS

1 Ver página 6 de http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_protect/---protrav/---safe... OIT.

2 OIT. Documento GB.317/INS/13/7 http://ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_norm/---relconf/documents/meet...

3 OIT. Documento GB.319/INS/INF/1 http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---jur/documents/ge...

4 OIT Documento GB.331/INS/10 http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_norm/---relconf/documents/...

5 https://www.bsigroup.com/contentassets/863f6e4762f74a9aa3bae91dcc95f3ec/...

6 https://www.prevencionintegral.com/actualidad/noticias/2018/03/17/oit-ro...

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Luis Lopez Mena

La ISO 45001 es una norma decepcionante por incompleta, desactualizada e insuficiente, producto del típico pensamiento burocrático de una organización como la ISO. No incorpora prácticamente nada de los avances de la Ciencia de la Conducta aplicada a la Seguridad del Trabajo, para el aumento de la conducta segura. Todos son conocimientos obtenidos con rigor experimental y probados en diferentes ambientes laborales que reflejan los enormes avances en esta materia de las últimas décadas. Es verdad que solo son patrimonio de expertos en estas materias, pero bien podrían haberles consultado. Muchas legislaciones americanas son superiores y mas actualizadas. Por ejemplo, ver la Ley peruana.

Añadir nuevo comentario