La tecnología aligera la carga de trabajo de los inspectores de fábricas en Sri Lanka

La tecnología aligera la carga de trabajo de los inspectores de fábricas en Sri Lanka

La aplicación para tabletas “LISA”, desarrollada por la OIT, facilita la inspección en el trabajo y contribuye a supervisar los casos y a garantizar la conformidad con las leyes laborales
18 Agosto 2015

Los ojos de P.V. Manel Ranathunga recorren el espacio de arriba a abajo mientras ella camina lentamente a través de la fábrica de té Hidellana, ubicada a alrededor de 80 kilómetros de Colombo, la capital de Sri Lanka.  En el área de secado del té, un enchufe eléctrico llama su atención.  “Los cables no están conectados correctamente”, explica. Levanta su tableta y toma dos fotografías. “Con la tableta todo es más fácil, hasta puedo registrar las imágenes”.

Ranathunga, de 45 años, es una inspectora laboral en la Oficina de trabajo del Distrito Oriental de Colombo. Su trabajo consiste en inspeccionar 40 fábricas en el distrito y garantizar que respeten las leyes y las normas del trabajo, y que los trabajadores tengan un ambiente seguro y saludable.

Hace este trabajo desde hace más de 14 años. En 2013, cuando comenzó a utilizar la tableta, su manera de trabajar cambió. Pero no se trata sólo de la posibilidad de tomar fotos, sino que se trata de un sistema de aplicación para la inspección laboral, cuyo acrónimo en inglés es LISA.

LISA fue desarrollada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con el apoyo del ministerio de Trabajo de Estados Unidos (USDOL). Fueron necesarios cinco años para desarrollar la aplicación, que reúne todos los elementos relativos a la inspección laboral en solo un sistema. En 2013, Sri Lanka se convirtió en el primer país de Asia Meridional en usarlo.

Ranathunga forma parte de uno de los primeros grupos de 400 inspectores laborales formados por la OIT para utilizar LISA. En el pasado, su trabajo nunca había sido tan fácil ni rápido. Para inspeccionar las diversas fábricas, ella tenía que llevar consigo más de 10 formularios que describían las leyes del trabajo, además de su pesado libro de registro. En cada fábrica, ella tenía que completar los formularios y tomar notas, y después trabajar otras tres horas en casa para redactar los informes. Pero con LISA, la pila de papeles ya no es necesaria y su trabajo finaliza en el lugar.

Cuando Ranathunga observa un problema en una fábrica, toma una foto con su tableta y hace clic en el icono de LISA. En la ventana de diálogo escribe su informe de la inspección, y lo salva junto a las fotos en la base de datos en línea de LISA. Luego envía su informe y las fotos a la dirección de la fábrica con una solicitud para que los problemas sean resueltos. Su trabajo termina y ella puede regresar a casa donde la esperan su hijo adolescente y su esposo.

“Los inspectores pueden completar el informe y transferirlo a la base de datos desde el mismo lugar de trabajo. Cuando dejan la fábrica, el trabajo termina”, explicó W.J.L.U Wijayaweera, Secretario del ministerio de Trabajo y de Relaciones Profesionales de Sri Lanka.

“El sistema manual nos complicaba la supervisión de las acciones de seguimiento. De manera que el programa desarrollado no sólo es útil a la inspección sino se ocupa también de las medidas de control y de seguimiento”, agregó. “Por ejemplo, si la inspección descubre una forma de no conformidad, la acción hará un seguimiento del litigio y, aún después, hasta la recuperación de la indemnización a los trabajadores afectados”.

LISA ha producido cambios también en el Departamento de reclamos y de asuntos jurídicos de la oficina de Ranathunga. Cuando los trabajadores o los empleadores presentan quejas, ahora son registradas en la base de datos de LISA, en vez que en los antiguos registros.

“Después de recibir las quejas, las introducimos en el sistema [LISA] y enviamos la información a los funcionarios del trabajo que investigarán sobre las cuestiones y que más tarde tomarán las medidas necesarias”, declaró L.T.G.D Darshana, Comisario adjunto al trabajo, de la Oficina del trabajo del distrito de Colombo.

“Antes teníamos un cuaderno específico para ello. Registrábamos los detalles de la queja en ese cuaderno. El nuevo sistema ha simplificado el proceso”, agregó Darshana.

LISA permite además obtener todos los datos sobre las quejas simplemente escribiendo el nombre del trabajador o del empleador en el sistema, incluyendo los expedientes de los tribunales, las medidas adoptadas por los funcionarios del trabajo responsables y los próximos pasos. Muy pronto la base de datos será accesible al público que podrá informarse sobre el curso de los casos.

Otros países en Asia y el Pacífico han expresado su interés en la aplicación, y Filipinas ya comenzó a desarrollar un sistema de inspección laboral computarizado similar.

“Con LISA es más fácil garantizar la conformidad con la legislación laboral y hacer un seguimiento de los casos”, afirmó Shyama Salgado, Coordinadora nacional del programa de la OIT en Sri Lanka. “Estamos convencidos de que actualmente el ministerio de Trabajo podrá responder de una manera más eficiente, transparente y rápida también a las solicitudes de nuestros interlocutores sociales”.

Las organizaciones de empleadores y de trabajadores de Sri Lanka (los interlocutores sociales) también perciben los beneficios de LISA. “Confiamos en que este proyecto [LISA] pueda realmente contribuir a mejorar las condiciones de los trabajadores y de los empleadores, la situación de la industria y de todo el país”, declaró Anton Marcus, Secretario adjunto del Sindicato de trabajadores de las zonas francas y de los servicios generales de Sri Lanka.

Es de esperar que los progresos y la transparencia que aporta LISA a la inspección y la administración laboral contribuirá además a instaurar mejores relaciones profesionales y a reducir los conflictos. “Estamos muy satisfechos de disponer de esta aplicación. Con LISA, tenderemos un sistema de gobernanza apropiado para la inspección laboral, pero no sólo, también para el proceso de administración en general”, concluyó Wijayaweera.

Fuente. OIT

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario