Los Técnicos de Prevención de Riesgos Laborales: superhéroes de la automotivación

Los Técnicos de Prevención de Riesgos Laborales: superhéroes de la automotivación

Gregorio Delgado, Director comercial y de marketing de dokify
21 Diciembre 2016

No se si te pasa, pero me sorprendo cuando compruebo que tirar un residuo de plástico en su cubo adecuado me genera un esfuerzo mayor que tirarlo erróneamente en el del resto de residuos. La costumbre hace que lo más natural sea tirarlo en el lugar equivocado, cuando a priori el esfuerzo físico es el mismo. Le voy a llamar a esto el “efecto recipiente de reciclaje”.

Al hilo de esta anécdota reviso algunos aspectos del difícil entorno en el que se mueven a menudo los técnicos de prevención de riesgos laborales.

No hay cambio sin compromiso

Lo mismo que con el efecto recipiente de reciclaje nos sucede en ocasiones cuando tenemos que aplicar procedimientos nuevos en la prevención de riesgos laborales. Aunque un procedimiento nuevo sea más seguro, nos cuesta cambiar nuestras costumbres, incluso cuando el esfuerzo es el mismo. Requiere mucho compromiso y concienciación cambiar modos de actuar que realizamos prácticamente sin pensar.  Si además no existe una buena cultura preventiva en la empresa y un claro apoyo de la dirección, la introducción de cambios puede generar incluso la resistencia de sus propios beneficiarios.

Esta realidad no es la única dificultad con la que tienen que lidiar los técnicos de prevención de riesgos laborales. Según nuestros estudios de mercado, más de la mitad de las mayores empresas españolas de nuestros sectores de interés no disponen de una aplicación para automatizar los procesos de Coordinación de Actividades Empresariales (CAE). Este es un ámbito donde se genera un importante intercambio de documentación que aún hoy se realiza, en gran medida, por medio de emails; este modo “artesanal” de trabajo es, no sólo improductivo, sino también altamente ineficaz: difícilmente se puede cumplir con el objetivo de la coordinación sin las herramientas adecuadas.

Tareas repetitivas no automatizadas nos hacen infelices

Este intercambio de documentación es un proceso repetitivo que se puede automatizar fácilmente mediante la utilización de una solución informatizada. ¿Cómo puede afectar a la motivación de una persona verse obligada, en gran parte de su tiempo de trabajo, a realizar tareas repetitivas, que claramente se pueden automatizar aplicando soluciones tecnológicas ya disponibles en el mercado? Eduardo Punset nos ofrece una fórmula de la felicidad en su libro “El viaje a la felicidad. Las nuevas claves científicas” (año 2010). Como técnico me encanta que alguien se plantee meter en una fórmula matemática algo tan intangible como la felicidad. En este entorno reinterpreto esta formula en clave de satisfacción o insatisfacción de una persona en su puesto de trabajo. Realmente la fórmula de Punset no da un resultado numérico, sino que identifica aspectos que ayudan a incrementar la satisfacción y otros que provocan su disminución. Me fijo en un factor altamente interesante denominado en su libro “R3.- Interferencia con los procesos automatizados”. Punset identifica este problema como uno de los aspectos que directamente afectan disminuyendo la satisfacción, o la felicidad.

No hay compromiso sin liderazgo

Con frecuencia me encuentro empresas con una gestión insuficiente debido a la falta de procesos y herramientas adecuadas y de tiempo de las personas involucradas. La solución es automatizar procesos para liberar de estas tareas improductivas recursos altamente cualificados. Y sin embargo no es raro que la dirección de la empresa rechace la implementación de las tecnologías necesarias.

Vemos pues, que los técnicos de prevención se mueven en entornos no se si decir hostiles, pero sí al menos en los que trabajar con eficacia no es precisamente fácil.

Reconociendo esta situación, en el Congreso PRL Innovación de este año se plantearon distintas necesidades:

  • Que los responsables de prevención tengan potestad para decidir en la inversión en herramientas para mejorar la prevención.
  • Que la alta dirección de la empresa considere la prevención como estratégica, algo que ya se está empezando a valorar en el mercado.
  • Ayudar a visualizar los resultados de una prevención excelente con la introducción del índice MEPS2, Monitor empresarial de la Excelencia en Prevención, Seguridad y Salud.
  • Que los técnicos de prevención mejoren competencias no técnicas.

En particular, me pareció oportuno y de inmediata aplicación, la insistencia en destacar que los técnicos de prevención necesitan mejorar en competencias no técnicas, como el marketing o la comunicación. Sin ostentar un protagonismo en las organizaciones comparable al que pueden tener otros puestos de dirección, los responsables de prevención tienen que ser capaces de ejercer un fuerte liderazgo. Yo lo compararía con la capacidad de liderazgo que debe tener un árbitro de fútbol: se desenvuelve en una situación de enorme presión. El árbitro se encuentra en medio de las dos hinchadas, los entrenadores y los jugadores, en una situación de intensa actividad física y competencia en la que perder los nervios es fácil. Y encima muchos de los principales actores están seguramente endiosados con sueldos estratosféricos infinitamente superiores al suyo. ¡Quizás habría que reclutar a los responsables de prevención entre el colectivo de los árbitros! O al revés, arbitrar podría ser un ejercicio muy útil para ayudar a los profesionales de prevención a ser más eficaces. Bueno, espero que esta sugerencia no me traiga problemas.

Así que si recopilamos un poco, nos encontramos con la necesidad de tener una alta cualificación técnica, el efecto recipiente de reciclaje, dificultades para que distintos directivos apoyen las medidas necesarias, trabajo documental sin fin, conseguir comunicar eficazmente, hacer marketing interno y externo de los procedimientos… y tener la dureza y vocación de un árbitro de fútbol. Me parece un trabajo para personas muy osadas.

Como director comercial y marketing de dokify estoy en frecuente contacto con técnicos de prevención y debo decir que imperan las ganas de hacer un buen trabajo y la alta motivación, a pesar de todas las dificultades. Este artículo es un pequeño tributo y reconocimiento a estos profesionales, para mí, superhéroes de la automotivación.

dokify es la solución más fácil para la coordinación de actividades empresariales (CAE) y la gestión integral eficiente de requisitos cliente-proveedor, creamos una red colaborativa de empresas.

Solicitar una demo

Gregorio Delgado
Director comercial y de marketing de dokify

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario