La muerte de un operario accidentado en el Puerto de Bilbao cierra una semana negra en Bizkaia

La muerte de un operario accidentado en el Puerto de Bilbao cierra una semana negra en Bizkaia

El hombre, de 34 años, perdió el brazo, el hombro y parte del tórax al quedar atrapado en una cinta transportadora
8 Noviembre 2016

Para Bizkaia la segunda semana de octubre fue una semana negra en siniestralidad laboral. El fallecimiento el viernes 14 del operario accidentado en el Puerto de Bilbao el día anterior elevó a dos los muertos mientras trabajaban.

El miércoles 12, un donostiarra de 42 perdía la vida en la fábrica Técnicas Hidráulicas de Mungia. El siniestro mortal ocurrió sobre las 16.25 horas de la tarde cuando, por causas que se investigan, al operario, al parecer, le cayó encima una chapa que le golpeó en la cabeza, informaron fuentes de los servicios de emergencia. La víctima era un operario de 42 años con residencia en San Sebastián, según las mismas fuentes.

Avisados los servicios de emergencia y el juzgado de guardia, un médico forense certificó el fallecimiento del operario y la comitiva judicial personada en el lugar ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al servicio de patología forense de Bilbao para la realización de la correspondiente autopsia. La empresa Técnicas Hidráulicas de Munguía fue fundada en 1966 y suministra equipos, soluciones y servicios para las industrias de minería, pesca y medio ambiente.

Y al día siguiente Antón Martínez, de 34 años y operario de la empresa Toro&Betoalaza, perdía un brazo, el hombro y parte del tórax atrapado por una cinta transportadora mientras realizaba labores de limpieza. Quedó atrapado a una altura de 15 metros, por lo que tuvo que ser rescatado por los bomberos y fue ingresado en estado muy grave en el hospital de Cruces.

El joven baracaldés, que no pudo superar la gravedad de las heridas, estaba casado, tenía un hijo y era vecino del barrio de Santa Teresa. Ayer al mediodía casi dos centenares de trabajadores portuarios se concentraron en el exterior de la empresa para mostrar su tristeza por el siniestro del que aún se investigan las causas. Las escenas de dolor de los compañeros, con los que llevaba años trabajando, fueron constantes.

El Consistorio fabril también convocó de manera urgente una junta de portavoces en la que decretó una jornada de luto en señal de duelo para hoy. «El Ayuntamiento se compromete a poner los medios necesarios para esclarecer lo sucedido y, en caso de que se abra la vía judicial, a presentarse en la misma como acusación popular», señaló la Corporación local.

Fuente: El Correo y El Mundo

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario