Cumbre sobre el clima 2014

Cumbre sobre el clima 2014

La organiza la OMS en Nueva York el próximo 23 de setiembre
10 Septiembre 2014

El Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon ha invitado a los dirigentes de los gobiernos, las instituciones financieras, las empresas y la sociedad civil del mundo a participar en la Cumbre sobre el Clima que se celebrará el próximo 23 de septiembre para activar y acelerar la adopción de medidas en relación con el clima.

El Secretario General les ha pedido que acudan a la Cumbre con anuncios y medidas audaces destinados a reducir las emisiones, reforzar la resiliencia al cambio climático y movilizar la voluntad política para llegar a un acuerdo jurídico significativo en 2015. La Cumbre sobre el Clima ofrece una oportunidad única para que los dirigentes propugnen una visión ambiciosa, basada en la adopción de medidas en los países y las comunidades, que haga posible un acuerdo mundial importante en 2015.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el pasado 27 de agosto de que el cambio climático es una amenaza para la salud, ya que propicia ciertas enfermedades, e instó a los gobiernos a ponerse de acuerdo para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Según la OMS, el cambio climático podría causar 250.000 muertes al año a partir de 2030, como consecuencia, entre otras cosas, de la malnutrición, el paludismo o la diarrea.

"Las pruebas son indiscutibles: el cambio climático amenaza a la salud del ser humano", declaró la directora general de la OMS, Margaret Chan, durante la inauguración en Ginebra de la primera Conferencia Mundial sobre Salud y Clima, en la que a lo largo de tres días participarán más de 300 expertos.

El profesor Alistar Woodward, uno de los autores del informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, estimó que el mundo se dirige actualmente hacia un calentamiento del planeta de cuatro grados a fines de este siglo y no de dos grados. A su juicio, si los gobiernos se pusieran de acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, se podrían salvar dos millones de vidas al año.

Por su parte, la doctora María Neira, directora de la OMS para la Salud Pública y el Medio Ambiente, explicó que la contaminación del aire causa actualmente siete millones de muertes prematuras al año. "Si reducimos las emisiones de gas de efecto invernadero, disminuiremos al mismo tiempo la contaminación del aire y las enfermedades cardiovasculares y respiratorias", dijo Neira. Según los últimos datos, relativos a 2012, la contaminación atmosférica causó 7 millones de muertes, lo que representa uno de cada ocho fallecimientos a escala mundial.

La OMS y sus Estados miembros han resaltado la importancia de actuar ahora para proteger la salud también a largo plazo, y recuerda que hay algunas enfermedades infecciosas como el cólera, la malaria o el dengue, que son muy sensibles al clima y, por tanto, se deben mejorar las medidas de vigilancia y control. Sobre todo porque, según recuerdan, el cambio climático ya está causando decenas de miles de muertes cada año como consecuencia de nuevos patrones de estas y otras enfermedades, que se han visto condicionados por fenómenos meteorológicos extremos como olas de calor e inundaciones, de la falta de suministros de agua, problemas de saneamiento, o de problemas con las cosechas.

"Las poblaciones vulnerables son los pobres, los desfavorecidos y los niños, ya que son los que sufren un mayor impacto de los cambios relacionados con el clima y las enfermedades que esto puede ocasionar, como la malaria, la diarrea y la desnutrición, que ya mata a millones de personas cada año", apuntó Flavia Bustreo, experta en Familia, Mujer y Salud Infantil de la Dirección General de la OMS.

Fuente. Diario de Navarra

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario