Una campaña de sensibilización y concienciación para luchar contra la siniestralidad laboral levanta ampollas entre los sindicatos

Una campaña de sensibilización y concienciación para luchar contra la siniestralidad laboral levanta ampollas entre los sindicatos

UGT la rechaza porque "carga la culpa sobre el trabajador"
18 Junio 2016

La Comunidad de Murcia ha puesto en marcha una campaña de sensibilización y concienciación para luchar contra la siniestralidad laboral, con el objetivo de que toda la sociedad se implique para evitar los accidentes laborales.

El consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, Juan Hernández, la presentó el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, diciendo que “se ha apostado por una campaña emocional e impactante con un mensaje muy claro: ‘Accidentes laborales. No es cuestión de suerte, es cuestión de todos’.

La acción está dirigida a empleados de todos los sectores, así como a empresarios y ciudadanía en general, ya que “la prevención es tarea, compromiso y responsabilidad de todos”, señaló Juan Hernández, quien añadió que “la prevención es una herramienta esencial, que se alcanza mediante la sensibilización y la concienciación de la sociedad en su conjunto”.

La campaña muestra imágenes de accidentados con las frases: “Qué mala suerte que mi mujer no revisara los anclajes de seguridad”, “Qué mala suerte que mi hijo no se pusiera el casco en la obra”, “Qué mala suerte que papá no se pusiese el arnés”. El objetivo es, explicó Juan Hernández, “hacer visible ante la sociedad que los riesgos laborales, además de a la empresa y al trabajador, también afectan al entorno familiar y social de quien lo sufre”.

La campaña, que sitúa la 'mala suerte' como la causa de los accidentes laborales, cargando la responsabilidad sobre el trabajador, ha levantado ampollas entre los sindicatos. Para UGT "inserta un mensaje subliminal que carga contra el trabajador por 'olvidar' usar los equipos de protección, en vez de buscar el origen de los accidentes, como marca la Ley".

Aunque el lema de la campaña, 'No es cuestión de suerte, es cuestión de todos', "es acertado", según el sindicato, "se ha subvertido su significado en el contenido propio de la campaña, ya que en el fondo es insultante hacia los trabajadores e incompatible con los valores de la Prevención que en apariencia la rigen".

La campaña, lleva mensajes literales como 'Qué mala suerte que papá no se pusiera el arnés', o 'Qué mala suerte que mi hijo no se pusiera el casco en la obra'.

Para Encarna del Baño Díaz, Secretaria de Empleo, Acción Sindical y Salud Laboral de UGT Región de Murcia, “desde UGT denunciamos que esta campaña se ha lanzado con mensajes claramente sesgados, que carga las tintas y la culpa sobre el trabajador ó el destino, desconsiderando que la Prevención de Riesgos Laborales es una tarea que compete a toda la sociedad, a la Administración y especialmente a los empresarios', ha concluido.

Por su parte, fuentes de la consejería de Empleo, puntualizaron que UGT conocía desde febrero con todo detalleel contenido de la campaña, porque se presentó en el Consejo Asesor Regional de Seguridad y Salud Laboral (CASSLA). 

Comisiones Obreras manifestó también su discrepancia diciendo: "El lema y las imágenes son absolutamente desacertados e inadmisibles. La campaña culpa a mujeres, padres e hijos trabajadores de los accidentes en el trabajo, achacándoles negligencia en el uso de los Equipos de Protección Individual."
Fuente: CARM, La Opinión de Murcia y Murcia.com

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Pablo D. Lucero

Es cierto que la Campaña es un tanto "fuerte". Pero, dejando de lado los lamentables casos de empleadores que no suministran los EPPs correspondientes ni las capacitaciones pertinentes a sus empleados, generalmente quienes tienen la máxima responsabilidad sobre su propia seguridad SON LOS TRABAJADORES. Es demasiado común observar, cuando los supervisores y/o encargados no están presentes para "controlar", muchos empleados desprenden sus cascos, sacan sus sordinas, aflojan sus arnés, etc., todo bajo la excusa de la incomodidad.
Es esta cuestión cultural sobre la que se debe trabajar y sensibilizar. Los accidentes no obedecen a la casualidad sino a una CAUSALIDAD.
Saludos cordiales!

Imagen de Yanko Toledo Alvarez

Los trabajadores DEBEN utilizar siempre sus EPP, con o sin supervisión presente y es esperable que escalen las incomodidades y vean con la supervisión maneras distintas de como hacer el trabajo. Una vez que la supervisión provea los medios y el trabajador su compromiso de trabajo seguro, un desvío reiterado en el uso de EPP debe ser evaluado por la Supervisión y decidir si la persona continúa en la organización. Es preferible esto último a entregar explicaciones a una familia por un grave accidente del trabajador. A la supervisión le correspomderá revisar sus sistema de gerenciamieno respecto a la contratación y formación de empleados competentes en sus labores, es decir no tan solo conocimientos y habilidades, sino "conductas" o actitudes hacia la seguridad.

Añadir nuevo comentario