Se cumplen cuatro años desde que Francia reconoció la enfermedad de Parkinson como profesional para los aplicadores de pesticidas

Se cumplen cuatro años desde que Francia reconoció la enfermedad de Parkinson como profesional para los aplicadores de pesticidas

Un nuevo paso hacia el reconocimiento en Francia de las enfermedades profesionales de los agricultores
11 August 2016

En un paso más hacia el reconocimiento en Francia de las enfermedades profesionales de los agricultores, el lunes 7 de mayo de 2012 entró en vigor un decreto (ver enlace más abajo) que reconoce la enfermedad de Parkinson como enfermedad profesional y establece explícitamente una relación de causalidad entre esta patología y el empleo de pesticidas.

Se trata de un nuevo avance en un campo en el que hasta hace poco reinaba la ley del silencio, pues la toma de conciencia de los efectos de los productos fitosanitarios sobre la salud de los trabajadores acaba a penas de emerger. Y a dar frutos. En febrero de ese mismo año, la victoria de una agricultor cerealista, Paul François, que había llevado a juicio al gigante americano Monsanto ha constituido toda una novedad en Francia. La firma fue declarada responsable de la intoxicación del agricultor por los vapores de uno de sus herbicidas, el Lasso, retirado del mercado en 2007 aunque su peligrosidad era conocida desde 20 años antes.

Algunos días más tarde fueron decenas los agriculgtores que se manifestaron en el Salon de la Agricultura frente al stand de la Unión de Industriales de la Protección de las Plantas. Su reivindicación: el reconocimiento como profesionales de las afecciones ligadas a los pesticidas y la retirada de los productos peligrosos.

En ese entorno, que comienza poco a poco a evolucionar – en Francia – el decreto relativo al reconocimiento de la enfermedad de Parkinson era “muy esperado”, según los representantes de la Asociación de Fitovíctimas, creada en marzo de 2011.

La entrada de la enfermedad de Parkinson en la lista de enfermedades profesionales del régimen agrario facilitará las demandas de los agricultores a quienes se ha diagnosticado la enfermedad menos de un año después del empleo de pesticidas.

En los últimos diez años solo se han presentado veinte reclamaciones por enfermedad profesional de agricultores con enfermedad de parkinson, de las cuales diez fueron aceptadas y diez denegadas.

En total cada año se reconocen – en Francia – como enfermedades profesionales 4900 patologías en agricultores. Pero el 90% de ellas son problemas musculoesqueléticos, siendo el resto relacionados con los animales, el polvo de madera o el amianto.

Fuente: Le Monde

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Add new comment