Accidente mortal en Ciudad Real durante el montaje de un robot

Accidente mortal en Ciudad Real durante el montaje de un robot

El trabajador quedó atrapado en una cinta elevadora, falleciendo en el acto
24 April 2014

 Un trabajador de 21 años de la empresa austriaca 'KNAPP' que estaba montando un sofisticado robot de distribución de medicamentos en la Cooperativa Farmacéutica de Ciudad Real (Cofarcir) ha fallecido el martes 22 de abril tras sufrir un accidente laboral.

El joven instalador de nacionalidad austriaca, que respondía a las iniciales de L. E., llevaba en Ciudad Real alrededor de un mes trabajando en la ensambladura del robot de almacenaje que mejorará el suministro de fármacos a las boticas de la provincia, por lo que se desconoce las causas del fatídico accidente que acabó con su vida. 

Al parecer, según fuentes de Emergencias Ciudad Real, murió por aplastamiento alrededor de las 13 horas al quedar atrapado en una cinta elevadora, entre una barandilla y el elevador, una circunstancia que le causó un gran impacto y el fallecimiento en el acto.

El cadáver tuvo que ser rescatado por los bomberos tras el aviso que recibieron sobre las 13,14 horas desde el 112 de Castilla-La Mancha, cuyos dispositivos sanitarios no pudieron hacer nada por el técnico siniestrado.

Tal y como informaron a Lanza desde este servicio, la UVI móvil que se trasladó hasta el lugar volvió a su base al comprobar que el accidentado ya había perdido la vida. Al lugar de los hechos acudieron también efectivos de la Policía Local.

El trágico suceso causó una gran desolación entre los dos compañeros, también austriacos, que en ese momento se encontraban trabajando en el turno con L. E., así como entre el personal y la dirección de la Cooperativa Farmacéutica de Ciudad Real, que pocas horas después del suceso lamentó en un comunicado el triste desenlace.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Ciudad Real se hizo cargo del caso y abrió diligencias para autorizar el levantamiento del cadáver, sobre las 14,15 horas, y posteriormente, para la practica de la autopsia que fue realizada en las instalaciones habilitadas en el Tanatorio ‘Alfonso X El Sabio’ de la capital.

Al parecer, según pudo saber Lanza, la policía judicial que se encarga de la investigación mantuvo contacto con la familia del joven de manera continuada para informarle de todos los procedimientos que se llevaron a cabo para esclarecer el origen del suceso, que podría ser fortuito.

De su lado, el sindicato CCOO mostró su dolor por el fallecimiento y recordó que “la aplicación de medidas de prevención y sus protocolos, y una buena planificación preventiva son las principales herramientas “para evitar que se produzcan estos accidentes”.

En este sentido, Lanza pudo conocer que tanto las obras de ampliación de la cooperativa donde se está montando el robot, como la planificación e instalación del aparato cumple todas las normativas de seguridad.

Fuente: Lanza Digital

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Add new comment