Monitorización de la calidad ambiental mediante tecnologías inalámbricas

Monitorización de la calidad ambiental mediante tecnologías inalámbricas

La creciente sensibilidad de la sociedad en relación con la calidad ambiental en espacios abiertos e interiores obliga a adoptar medidas de prevención y control fiables y eficaces. Las tecnologías inalámbricas de monitorización constituyen una valiosa herramienta para asumir este reto.
13 Febrero 2017

Cada vez son mayores los requerimientos normativos y legales relativos a las condiciones ambientales requeridas en ambientes interiores y exteriores, sobre todo en lugares y espacios en los cuales las personas llevan a cabo su vida cotidiana y realizan su trabajo. Esta realidad, unida a la sensibilización de los ciudadanos por la calidad ambiental en todos los ámbitos, tales como la vivienda, el entorno laboral, la ciudad, los edificios de todo tipo y los espacios de ocio, hacen que este tema constituya un motivo de preocupación general de gran actualidad. A ello se suma también la creciente inquietud de la sociedad civil por la seguridad, la sostenibilidad y la protección de los recursos del planeta.

La evaluación de las condiciones ambientales requiere de la medición sistemática de diversas variables, hecho que hace imprescindible contar con tecnologías e infraestructuras de sensores que permitan monitorizar y gestionar la calidad ambiental de modo dinámico y permanente, que suministren la información necesaria para disponer en tiempo real de bases objetivas que permitan elaborar informes, extraer conclusiones, y, en caso de necesidad, adoptar las medidas correctoras pertinentes.

Dentro de este contexto, es de interés destacar cuatro herramientas que constituyen la base fundamental que permite gestionar con objetividad y eficacia el control integral de la calidad ambiental:

Sensores encapsulados o dispositivos hardware calibrados, que permiten llevar a cabo, con un elevado nivel de precisión, la medición de numerosos parámetros ambientales.
Tecnologías y sistemas de comunicación inalámbrica de última generación, que facilitan la transmisión en tiempo real de la información captada por los sensores.
Plataformas de software con captura automática de datos para la gestión y el análisis de la información detectada por los sensores y transmitida por los sistemas inalámbricos.
Plataformas de seguimiento y control, instaladas en centros de control fijos, o disponibles en forma de elementos móviles, tales como “smartphones” y “tablets”, para uso de técnicos y responsables sobre el terreno.

La instalación y utilización combinada de estas herramientas permite llevar a cabo el control permanente de las condiciones ambientales, tanto en ambientes interiores como en entornos exteriores. En interiores, mediante la utilización de los sistemas de monitorización y transmisión inalámbrica, es posible controlar en tiempo real el estado y la evolución de diferentes indicadores de calidad ambiental, tales como:

  • Presencia de contaminantes químicos, como dióxido y monóxido de carbono y compuestos orgánicos volátiles.
  • Presencia de partículas en suspensión en el aire.
  • Parámetros de confort termo higrométrico: temperatura y humedad relativa.
  • Condiciones de iluminación.

En entornos exteriores, principalmente en ciudades, la monitorización ambiental adquiere cada vez más relieve en zonas urbanas, donde se propician los esquemas de gestión de las ciudades basados en el concepto “Smart City”.  Los sistemas de control en tiempo real adquieren gran valor a la hora de controlar el estado y la evolución de la calidad del aire y del agua, ya que, entre otros factores, es posible obtener información y tomar medidas paliativas en caso de detección de episodios desfavorables. Entre otros, son de utilidad en este sentido la medición y la transmisión inalámbrica de parámetros tales como:

  • La contaminación del aire en las ciudades por elementos como el monóxido y el dióxido de carbono, el óxido de nitrógeno, el dióxido de azufre, el ozono y la concentración de partículas en suspensión, además de la temperatura y la humedad relativa. Sobre la base de dicha información, es posible deducir con conocimiento de causa las medidas a adoptar para paliar episodios críticos derivados de las emisiones producidas, entre otras fuentes, por la industria y el tráfico de vehículos.
  • El ruido, sobre todo el generado por el tráfico de vehículos y por algunas actividades industriales.
  • La luminosidad.
  • La capacidad disponible en contenedores de residuos.
  • La disponibilidad de plazas en aparcamientos de vehículos.
  • La calidad del agua, mediante la medición de parámetros tales como la temperatura, la conductividad, la turbidez, el pH y el Potencial Redox.
  • El nivel de depósitos, la velocidad de flujos y el volumen de caudales en cauces fluviales y redes de distribución de agua.
  • El estado de las playas.

El uso de las tecnologías de monitorización y transmisión de información en tiempo real sobre calidad ambiental constituye una valiosa herramienta de prevención y control para los responsables y encargados de la gestión ambiental en edificios, infraestructuras y espacios interiores, así como en espacios urbanos e industriales de diferente naturaleza.

Empresas como NORTHWARD diseñan e implantan proyectos y servicios “llave en mano”, mediante los cuales, a través de una plataforma operativa apropiada, se da forma a un método sistemático de control ambiental, personalizado y “a medida”, para monitorizar todas aquellas variables que sea preciso medir, en cualquier instalación, edificio o entorno que requiera ser controlado y gestionado con rigor, aplicando criterios preventivos. Todo ello, de manera flexible, resistente, autónoma, calibrada y en tiempo real.

Cabe destacar algunos ejemplos de aplicaciones de estas tecnologías, que han sido puestas en marcha con éxito por la citada empresa durante los últimos años:

Calidad ambiental en exteriores: seguimiento y control del estado de las playas. Proyectos tipo “Smart City” y control de la contaminación en Palma de Mallorca.

Control y gestión de la calidad ambiental en espacios confinados, túneles e infraestructuras. Prototipo piloto para la mejora y gestión ambiental en el túnel UTE Línea 3 del metro de Bilbao.

Gestión ambiental en sector “retail” y deportes. Proyecto “Tienda Eco Eficiente” en cadena de tiendas de moda en territorio nacional, y proyecto “Recintos Deportivos” en pabellón polideportivo en Madrid.

Operador IoT de Control Ambiental basado en el índice Air Quality Index (AQI). Proyectos operativos en ciudades y municipios del País Vasco, primer despliegue instalado.

Proyectos de gestión ambiental en edificios: monitorización de parámetros ambientales para mantenimiento y control. Proyecto de control y gestión de las principales oficinas de Empresa de Mensajería en España, actualmente en fase de desarrollo. Los principales parámetros a controlar son: Temperatura, Humedad, Presión Atmosférica, Ruido, Luminosidad, NO, NO2, SO2, CO, CO2, Ozono y Partículas en suspensión en el aire.

Más información en www.northward.es

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario