Publicada la nueva edición de ISO 14001: 2015 “SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL”

Publicada la nueva edición de ISO 14001: 2015 “SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL”

Ya conocemos la estructura y lo que nos va a requerir implantar la norma ISO 45001
20 Abril 2016

La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha publicado el 8 de septiembre la nueva versión de la Norma internacional ISO 14001, la referencia mundial para la gestión ambiental, con más de 300.000 organizaciones que la aplican en 171 países.

De esta forma, culmina el trabajo realizado durante los últimos tres años por 121 expertos de 88 países.

La Norma ISO 14001 es empleada por todo tipo de empresas y entidades, públicas y privadas, de todos los sectores de actividad y tamaños; siendo el medio internacionalmente aceptado para demostrar compromiso con el medio ambiente. En España, más de 16.000 organizaciones que aplican este texto deberán adaptarse a los nuevos requisitos en un máximo de tres años, hasta septiembre de 2018.

El primer cambio significativo es el cambio de la estructura. Para la versión revisada de la ISO 14001 se adoptará la llamada “Estructura de alto nivel”. Estructura genérica que puede será aplicada a todos los sistemas de gestión ISO que les proporciona una estructura, idéntico texto base y terminología común, así como, definiciones básicas que resultan, en lo posible, el futuro núcleo de los sistemas estándares revisados tal y como la ISO 9001. Para las empresas este cambio significa la integración de diferentes estándares mucho más facimente.

La nueva estructura de la ISO 14001 es:

1. Objeto y campo de aplicación.
 

2. Referencias normativas.Términos y definiciones. Referencia a los términos generales del Anexo SL y otros términos específicos del estándar.
 

3. Contexto de la organización.Comprensión de las interdependencias exteriores e interiores y las interacciones, los requisitos de las partes interesadas y sus expectativas, el sistema de gestión y su campo de aplicación.
 

4. Liderazgo. Responsabilidad de la Dirección y compromiso, política, funciones organizacionales, responsabilidad y autoridad.
 

5. Planificación. Acciones para considerar los riesgos y las oportunidades, objetivos de calidad y su planificación para alcanzarlos.
 

6. Soporte. Recursos, competencia, conciencia, comunicación e información.
 

7. Operación. Planificar y controlar.
 

8. Evaluación del rendimiento. Seguimiento, medición del desempeño, análisis y evaluación, auditoría interna y revisión por la Dirección.
 

9. Mejora. No conformidades, acciones correctivas y mejora.

En cuanto a los cambios en el contenido podemos resumir los fundamentales en:

  • Enfoque basado en riesgos. Un cambio significativo es el enfoque basado en riesgos. Tener en cuenta los riesgos es requisito en varias cláusulas de la norma: en el enfoque a procesos, en el liderazgo y especialmente en la planificación. La documentación del sistema debe ser adecuada a los riesgos que ponen en peligro la gestión ambiental y la satisfacción del cliente y dicha consideración de los riesgos habilita a la organización para abordar estas oportunidades. Así pues en el futuro las organizaciones deberían usar herramientas y mecanismos de gestión de riesgos y de ahí derivar el desarrollo de mecanismos y acciones de mejora en el sistema de gestión.
  • Información documentada. Con la intención de hacer el sistema de gestión más flexible y trazable, los actuales términos “documentos”, “registros”, “procesos documentados” etc. serán reemplazados por el término genérico “información documentada”. En la práctica para la empresa significa que el actual borrador requiere menos procedimientos documentados. Por lo tanto la empresa tiene que decidir el grado necesario de información documentada que considere necesario para asegurar la efectividad del sistema de gestión.
  • Acción proactiva para la protección del medio ambiente.Se espera que las organizaciones certificadas en ISO 14001 tengan iniciativa suficiente para la prevención de la contaminación, el uso sostenible de recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación, la protección de la biodiversidad y de los ecosistemas, etc.

Estos cambios, representan un nuevo enfoque de la norma y exigen que las organizaciones transformen su sistema en un sistema proactivo basado en el enfoque a la gestión del riesgo.

Las diferentes organizaciones que tienen implantada la norma tienen como plazo máximo hasta septiembre del 2018 para adaptarse, ya que a partir de dicha fecha, los certificados de acuerdo con la ISO 14001 anterior perderán su validez. Entre este momento y septiembre de 2018 las organizaciones podrán elegir entre auditarse con la nueva o la antigua norma.

Juan Carlos Bajo Albarracín

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario