Las 10 razones para formarse en PRL NANO

Las 10 razones para formarse en PRL NANO

La primera y fundamental: para garantizar la seguridad y salud laboral de las personas expuestas a nanomateriales en su lugar de trabajo. O lo que es lo mismo: para cumplir con la legislación vigente.
12 Mayo 2015

En los próximos años habrá un fuerte crecimiento de la demanda formativa en prevención de riesgos laborales relacionados con el uso de nanomateriales. El uso de nanomateriales está presentes en todos los sectores y por ende el riesgo por exposición a los mismos. Sin embargo son muy pocas las empresas que han adoptado medidas específicas.  ¿Por qué? A mi entender la principal razón radica en la creencia errónea de que los nanomateriales sólo se utilizan en sectores tecnológicos punteros y en ámbitos laborales muy restringidos, como el de los laboratorios de investigación. Nada más alejado de la realidad. Profesiones tan comunes como todas las relacionadas con la construcción, la carpintería -metálica o de madera-, los talleres de automoción, pinturas -tanto fabricación como aplicación-, cosmética y salones de belleza, con especial mención de la manicura y la peluquería, la fabricación de pavimentos, el tratamiento de superficies de todo tipo, la fabricación de plásticos, de ordenadores y electrónica en general, los tratamientos fitosanitarios en agricultura, el embalaje y empaquetado o la gestión y tratamiento de residuos, son ejemplos de sectores donde ya se utilizan nanomateriales por doquier. No hace falta mucha imaginación para comprender cuál es la magnitud del número de personas potencialmente expuestas a nanomateriales en su lugar de trabajo.

Como ya se ha indicado en varias ocasiones en este blog, la introducción de nanomateriales en el entorno laboral supone una modificación de las condiciones de trabajo, por cuanto se ha introducido un riesgo potencial que debe evaluarse y para el que, llegado el caso, pueden requerirse medidas de prevención de riesgos laborales. Así pues los servicios de prevención de las empresas deberán actualizar sus competencias, en materia de gestión del riesgo e higiene industrial relacionada con los nanoamteriales y la nanotecnología aplicada, en aras de:

  • Despejar las dudas sobre la presencia o no de nanomateriales en la empresa.
  • Conocer el peligro que entrañan determinados nanomateriales y si aquellos con los que trabajan en la empresa son o no peligrosos.
  • Conocer y saber aplicar los métodos de evaluación de riesgos por exposición a nanomateriales.
  • Despejar las dudas sobre qué técnicas tradicionales de control de la exposición son aplicables (tipos de filtros, extracción localizada, confinamiento, uso de EPI’s, etc.).
  • Conocer y saber aplicar con criterio adecuado las medidas preventivas requeridas en cada situación.
  • Identificar cuál es la información básica e imprescindible que deben proporcionar a las personas expuestas a nanomateriales en su lugar de trabajo.
  • Conocer qué tipo de actividades, que impliquen exposición a nanomateriales, requieren de procedimientos específicos de trabajo y proporcionar la formación, sobre dichos procedimientos, a las personas que realizan dichas actividades.
  • Poder comunicar de forma eficaz la información necesaria a los médicos del trabajo –básicamente tipo de nanomateriales y niveles de exposición- para garantizar una adecuada vigilancia de la salud a las personas afectadas.

Sin duda la actualización de estas competencias pasa por la formación especializada de los técnicos superiores en prevención de riesgos laborales. Las 10 razones por las que dicha formación cobra carácter de urgencia se exponen a continuación:

1.- La nanotecnología está aquí para quedarse para siempre, se aplica en todos los sectores y afecta directamente a la responsabilidad legal de los empresarios a la hora de garantizar la seguridad y salud laboral de todos los trabajadores. 

2.- Es de esperar que el desarrollo y uso a gran escala de los nanomateriales generará reglamentaciones costosas y responsabilidad civil a los fabricantes debido a las persistentes incertidumbres, a los efectos imprevistos y a la posible toxicidad de algunas nanopartículas y de algunos nanomateriales. 

3.- No cabe esperar una regulación específica para el caso de los nanomateriales para actuar. La legislación vigente ya obliga a la vigilancia tecnológica y aunque los efectos sobre la salud y el medio ambiente de nanomateriales y nanopartículas están lejos de una clara comprensión, los resultados de la investigación en nanotoxicología no generan dudas en la adopción del principio de precaución.

4.- El universo de la población laboral expuesta incluye a todas las tipologías profesionales (técnicas, gestión, mantenimiento, limpieza, almacenamiento y transporte) a lo largo de todo el ciclo de vida del nanomaterial: desde su producción, su inclusión en productos intermedioso finales, su almacenaje, distribución, venta, uso y finalmente retirada como residuo. 

5.- Desde el punto de vista epidemiológico, la exposición de los trabajadores será la primera que se detectará.

6.- Por ello las empresas deberán asegurarse que no incumplen su obligación de velar por la seguridad y salud de los trabajadores, por lo que será necesario capacitar a los técnicos de PRL y a los médicos del trabajo proporcionándoles la formación necesaria en este campo.

7.- La información disponible en las hojas de seguridad no siempre es la adecuada para proteger la SST respecto a los nanomateriales o nanosustancias. En este sentido cabe destacar que los trabajadores y las autoridades están reclamando información clara en las hojas de seguridad de los nanomateriales.

6.- La falta de una definición universal de "nanomaterial" complica la regulación internacional, si bien el tráfico de productos que contienen nanomateriales es mundial. Las empresas necesitaran despejar las dudas sobre cuál es la legislación aplicable y cuál es la información que deben proporcionar, tanto a trabajadores y colaboradores de toda la cadena de valor, como a consumidores.

9.- Respecto a las medidas de protección individual y colectiva, es importante que las personas responsables de garantizar la SST, conozcan qué medidas son las que deben emplearse para el caso de los nanomateriales. Existen numerosas guías de buenas prácticas de prevención de riesgos laborales específicas para los nanomateriales.

10.- Continuamente se genera una gran cantidad de información relacionada con la nano y la seguridad humana y medio ambiental. Las fuentes de información son muy diversas (investigación científica, regulación administrativa y legal, sindical, divulgación científica, activismo social, etc.),  así como también varía la calidad y confiabilidad de dicha información. En este sentido, la vigilancia tecnológica se erige en una de las principales actividades preventivas en el campo de la SST relacionada con la nanotecnología.

Poco a poco va creciendo la sensibilización y el reconocimiento de esta necesidad de proporcionar información y formación sobre la prevención de riesgos laborales relacionados con los nanomateriales. En este sentido cabe destacar  la jornada precongresual ORP del próximo 11 de junio, Nanotecnología: gestión y buenas prácticas, que se celebrará en Barcelona, en el Centro Nacional de Condiciones de Trabajo del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT).     

Por último mencionar que el curso sobre Nanotecnología y Prevención de Riesgos Laborales de la UPC (Universitat Politècnica de Catalunya- Barcelona Tech) da respuesta a las necesidades de actualización de competencias, en esta materia, a los profesionales de la seguridad y salud laboral.

Referencias

12 claves sobre nanotecnología y prevención de riesgos laborales

Riesgo nano en la construcción: distintos oficios, distintas nanopartículas.

Estimado proveedor: ¿me podría informar sobre los nanomateriales que contienen sus productos?

NANO-Toxicología en el país de las maravillas

Controles de exposición a nanomateriales. ¿Necesita un checklist?

Perdiendo por goleada: 20 años de desfase entre mercado nano y seguridad y salud laboral.

¿Quiénes y dónde están expuestos a los riesgos nano? Los trabajadores de la industria europea reclaman información segura y fiable.(I)

Exposición a Nanopartículas de Dióxido de Titanio: los niños y los trabajadores primero (I).

Cosméticos maravillosos, nanomateriales ¿peligrosos?

¿NANO QUE DECLARAR?. De 1 tonelada a 100 gramos o una regulación 10.000 veces más exigente

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario