Presentan en Barcelona el primer edificio de España basado en la Economía Circular

Presentan en Barcelona el primer edificio de España basado en la Economía Circular

Los materiales utilizados en su construcción se pueden extraer del edificio para ser transformados y reutilizados en el futuro sin apenas generar residuos.
27 Septiembre 2019

La promotora inmobiliaria Gonsi y Construcía, compañía especializada en construcción circular, han levantado en el distrito barcelonés de Viladecans el Edificio Gonsi Sócrates, primer edificio de oficinas de construcción circular desarrollado en España. Con este proyecto, Construcía abandera el cambio hacia el futuro de la construcción, un sector que se enfrenta al reto de virar hacia un modelo más sostenible.

Gonsi Sócrates se inspira en los principios de la economía circular y los traslada de forma revolucionaria al sector de la edificación, creando un nuevo planteamiento: la construcción circular. Así, se concibe un espacio sin materiales tóxicos, saludable para las personas y respetuoso con el medioambiente, ya que prevé la reutilización continua de los materiales empleados. En el proyecto también ha participado Eco Intelligent Growth (EIG), consultora filial de Construcía que asesora a empresas que quieren emprender una transición hacia el modelo de la economía circular.

En el proyecto Gonsi Sócrates, todas las tierras de excavación han sido reutilizadas. Además, un 88% de los materiales utilizados en su construcción cuenta con la certificación Cradle to Cradle, lo que significa que nunca llegarán a convertirse en residuos: cuando en un futuro el edificio se reforme, todos estos materiales se podrán extraer, procesar y reutilizar para otras construcciones.

“Los edificios se convierten en bancos de materiales, que pueden ser reutilizados reiteradamente gracias al exhaustivo trabajo de trazabilidad que se lleva a cabo con la metodología Lean2Cradle Construcía”, apunta Arturo Fernández Vidal, socio fundador de Construcía.

UNA METODOLOGÍA PIONERA

Construcía ha aplicado en este edificio su pionera metodología Lean2Cradle Construcia, que fusiona la metodología Lean Construction con los principios de economía circular Cradle to Cradle.

Esta sinergia permite construir edificios sostenibles sin aumentar los costes ni los plazos de ejecución, y ofrece otros beneficios a nivel social, medioambiental y económico: Lean2Cradle Construcia construye sin generar residuos, consigue un retorno de la inversión sobre el valor inicial del 20% y aumenta el nivel de bienestar en los entornos de trabajo, lo que repercute en un aumento de la productividad del 20%, al tiempo que reduce el absentismo en un 50%.

Siguiendo las técnicas Lean Construction, tanto la fachada como la estructura son prefabricadas, lo que agiliza los plazos sin mermar la calidad final. Según los estándares Cradle to Cradle, se construye sin sustancias nocivas para las personas ni para el entorno y con materiales reciclables, que volverán al ciclo productivo en forma de nutrientes biológicos o técnicos, en lugar de convertirse en residuos.

Durante la construcción del Edificio Gonsi Sócrates, cuya inauguración está prevista para el mes de octubre, se han seguido los protocolos estipulados para la obtención del certificado de proyecto LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), un sistema de certificación de edificios sostenibles desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos.

MEZCLA DE USOS EN UN MISMO ESPACIO

Desde el principio, se planteó que la arquitectura del Edificio Gonsi Sócrates supusiera la creación de espacios lo más libres posibles de obstáculos, para que el edificio tuviera la oportunidad de adaptarse a un amplio abanico de necesidades, en tanto que está orientado al alquiler de oficinas. ¿El resultado? Un inmueble de 6.200 m² distribuidos en 4 plantas y 66 plazas de aparcamiento. Cada uno de los niveles cuenta con una disposición única, hay zonas verdes en varias cubiertas y terrazas exteriores interconectadas en todas las plantas. El edificio cuenta también con un jardín interior a modo de isla central, que favorece la llegada de luz natural a todos los espacios.

El proyecto es un modelo de gestión colaborativa “a tres”, entre arquitecto, constructor y propiedad-promotor. Diseñado por el estudio de arquitectos Pich Architects, representa una potente apuesta por la mezcla de usos en sus diferentes espacios, de modo que se combinan usos comerciales, de oficina, logísticos, de almacenaje y de transporte en el mismo edificio.

Desde Gonsi, señalan que el proyecto “es un ejemplo del nuevo paradigma al que la construcción debe avanzar para ser sostenibles, siguiendo los exigentes principios de la economía circular, pero sin renunciar a la rentabilidad”.

¿Qué opinas de este artículo? Afegeix un nou comentari a aquesta pàgina.

Añadir nuevo comentario