La Comisión Europea y el lobby de la industria química niegan el empleo de tácticas dilatorias para retrasar la regulación de los disruptores endocrinos

La Comisión Europea y el lobby de la industria química niegan el empleo de tácticas dilatorias para retrasar la regulación de los disruptores endocrinos

Pero los correos electrónicos revelados por el informe de una ONG parecen indicar lo contrario
1 Junio 2015

La Comisión Europea y la industria química han rechazado las acusaciones, reveladas por correos electrónicos filtrados en un nuevo informe de una ONG, que buscaban activamente renar el trabajo sobre la definición de criterios para la regulación de los disruptores endocrinos.

El miércoles 20 de mayo los activistas del Corporate Europe Observatory y el periodista independiente Stéphane Horel, publicaron un informe que revela los contactos entre funcionarios de la Comisión y los grupos de la industria. Afirman que descubren las tácticas dilatorias utilizadas por los lobbystas de la industria sobre la estrategia de los disruptores endocrinos de la UE.

Los correos electrónicos del Consejo Europeo de la Industria Química (CEFIC), la Asociación European de Protección de las Cosechas (ECPA), así como los gigantes químicos alemanes BASF y Bayer, se mencionan en el informe, titulado 'Un asunto Tóxico'. Las organizaciones se presentan jugando un papel activo en contra devla regulación de los disruptores endocrinos.

Su demanda clave fue pedir a la Comisión Europea que llevase a cabo un estudio de los costes económicos y sociales esperados de cualquier medida, antes de proceder a la regulación de los productos químicos.

En un correo electrónico de marzo de 2013, la ECPA supuestamente escribió: "Como hemos mencionado, uno de los puntos clave para nosotros es la falta de una evaluación del impacto que acompañe el desarrollo de los criterios, que la industria cree que tendrán impactos profundos entre otras cosas, en la fabricación, el comercio, la producción agrícola y el empleo agrícola".

La Dirección General de la Comisión Europea de Medio Ambiente (DG ENV) tenía previsto publicar una definición de los disruptores endocrinos en diciembre de 2013, allanando el camino para la regulación de las sustancias, pero en julio de ese año, la Secretaría General de la Comisión decidió llevar a cabo una evaluación de impacto, lo que resulta en un retraso de la estrategia largamente esperado. Esto llevó a Suecia a demandar a la Comisión por el incumplimiento de un acuerdo de negociación.

Los criterios científicos para definir los disruptores endocrinos ya no es probable que estén listos antes de 2017, cuatro años después del plazo inicial fijado por el Parlamento Europeo.

Según PAN Europa, una ONG anti-pesticidas, muchas direcciones de la Comisión intervinieron para retrasar la acción. Mientras que la DG ENV lideraba la definición de criterios para los productos químicos disruptores endocrinos, el departamento de salud de la Comisión DG SANCO (ahora SANTE) colaboró ​​con la DG Empresa para socavar el trabajo de la DG ENV, dijo PAN Europa. Conjuntamente, autorizaron  a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) a rehacer el trabajo ya realizado por el Centro Común de Investigación de la UE (JRC), afirma la ONG.
Contactado por EurActiv, un portavoz de la Comisión negó que la DG SANTE hubiera intentado deliberadamente retrasar el trabajo sobre una definición científica de los disruptores endocrinos.

Una consulta pública sobre el asunto terminó en enero, lo que significa que el Ejecutivo está estudiando a través de miles de documentos, lo que resulta en la demora, explicó el portavoz, diciendo que la Comisión estaba tomando disruptores endocrinos "muy en serio".

Fuente: Euractiv

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario