La Unión Europea amplía la lista de sustancias químicas cancerígenas en el lugar de trabajo con valor límite vinculante

La Unión Europea amplía la lista de sustancias químicas cancerígenas en el lugar de trabajo con valor límite vinculante

La comisaria Thyssen acoge con satisfacción el tercer acuerdo entre las instituciones de la UE
5 Febrero 2019

El pasado 29 de enero el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión llegaron a un acuerdo provisional sobre la tercera propuesta de la Comisión de ampliar la lista de sustancias químicas cancerígenas reconocidas en el lugar de trabajo.

Gracias a este acuerdo, la Directiva sobre agentes carcinógenos o mutágenos regulará cinco sustancias químicas cancerígenas adicionales: cadmio y sus compuestos inorgánicos; berilio y sus compuestos inorgánicos; ácido arsénico y sus sales, así como los compuestos inorgánicos de arsénico; formaldehído y 4,4'-metilenbis(2-cloranilina) (MOCA).

En la siguiente declaración, la comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, Marianne Thyssen, ha expresado su satisfacción con el acuerdo:

«A través de tres actualizaciones sucesivas de la Directiva sobre agentes carcinógenos o mutágenos, hemos dado un paso fundamental para proteger a los trabajadores europeos frente al mayor asesino silencioso en el lugar de trabajo: el cáncer. El acuerdo alcanzado hoy sobre la tercera propuesta de la Comisión mejorará las condiciones de trabajo de más de un millón de trabajadores de la UE y evitará más de veintidós mil casos de enfermedades relacionadas con el trabajo. Con él se ayudará a crear un lugar de trabajo más saludable y seguro, principio central del pilar europeo de derechos sociales. Este acuerdo garantizará, por ejemplo, una mejor protección de los trabajadores en los sectores de la fabricación de baterías de níquel-cadmio, la fundición de cinc y cobre, los laboratorios, la electrónica, los servicios funerarios y de embalsamamiento, la construcción, la sanidad, los plásticos y el reciclado. Al mismo tiempo, unas normas claras y sencillas de salud y seguridad para las cinco sustancias químicas implicadas beneficiarán a las empresas en nuestro mercado interior. Se ha puesto especial interés en ayudar a las pequeñas empresas y las microempresas a cumplir las nuevas normas.

El acuerdo de hoy confirma una vez más el firme compromiso de todos los actores con el pilar europeo de derechos sociales. Hago extensivo mi agradecimiento a la ponente Laura Agea y a los ponentes alternativos en nombre del Parlamento Europeo, así como a la Presidencia rumana y a sus predecesoras en nombre del Consejo. Este acuerdo debe ahora confirmarse rápidamente para garantizar que las nuevas normas están en vigor para las elecciones europeas de mayo de 2019.»

Próximas etapas

El acuerdo se someterá a la aprobación del Comité de Representantes Permanentes (Coreper) del Consejo. Una vez que los Representantes Permanentes de los Estados miembros confirmen el acuerdo, este se someterá a la votación final en el pleno del Parlamento Europeo.

Contexto

El cáncer, que causa el 53 % de las muertes relacionadas con el trabajo, es la principal causa de mortalidad laboral en la Unión Europea. A fin de proteger mejor a los trabajadores contra las sustancias químicas cancerígenas, la Comisión ya ha presentado tres fases de modificaciones de la Directiva 2004/37/CE, sobre agentes carcinógenos o mutágenos, limitando la exposición a estas sustancias. La Directiva cubre actualmente veintisiete sustancias químicas cancerígenas, de las cuales veintiséis han sido añadidas o actualizadas durante el mandato de la Comisión Juncker.

A finales de 2017, los colegisladores adoptaron la Directiva (UE) 2017/2398, primera modificación de la Directiva sobre agentes carcinógenos o mutágenos. Una segunda propuesta se publicó en enero de 2017 y fue acordada entre los colegisladores a finales de 2018. El acuerdo provisional alcanzado hoy constituye una de las etapas finales en la fase de negociación de la tercera propuesta, a partir del 5 de abril de 2018. En esta nota informativa pueden hallarse ejemplos de las sustancias y los sectores en cuestión.

Aunque la mayoría de los Estados miembros han establecido límites nacionales de exposición a muchas sustancias químicas cancerígenas, algunos Estados miembros son menos estrictos. Esto significa que los trabajadores no gozan de la misma protección en todo el mercado único y que no existe igualdad de condiciones para las empresas.

Dado que el conocimiento científico sobre las sustancias químicas cancerígenas está en constante evolución, la Comisión aboga por un proceso continuo de actualización de la Directiva sobre agentes carcinógenos o mutágenos (Directiva 2004/37/CE). Los acuerdos alcanzados con el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea mejorarán la protección de unos cuarenta millones de personas y ayudarán a salvar las vidas de más de cien mil trabajadores en los próximos cincuenta años.

Estas iniciativas forman parte de un esfuerzo más amplio de la Comisión por mejorar los estándares en materia de salud y seguridad en el lugar de trabajo en toda Europa. En este contexto, la Comisión comenzó en enero de 2017 un proceso de examen y actualización en profundidad de la legislación vigente.

Fuente: Comisión Europea

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario