Bélgica: en los últimos 50 años han muerto 42.000 trabajadores por enfermedad profesional

Bélgica: en los últimos 50 años han muerto 42.000 trabajadores por enfermedad profesional

Según el Fondo de Enfermedades Profesionales
9 Febrero 2014

Según un comunicado oficial, el Fondo de Enfermedades Profesionales de Bélgica, que es el ente asegurador de dicha contingencia, ha indemnizado 42.000 muertes por enfermedad profesional desde su creación, hace cincuenta años.

Aunque el número de nuevos casos de incapacidad permanente reconocidos cada año va disminuyendo con el tiempo, en la actualidad todavía existen 55.000 pensionistas, lo que en conjunto le cuesta al fondo 23 millones de euros cada mes.

Según los responsables del Fondo, "son evidentemente cifras impresionantes que demuestran que las enfermedades profesionales son todavía algo muy actual en Bélgica". "Por ello es indispensable continuar invirtiendo en prevención para impedir que el número de enfermedades profesionales aumente."

En Bélgica, para que una enfermedad sea reconocida como profesional ha de ser causada de forma directa y determinante por el ejercicio de un trabajo, como la neumoconiosis en los mineros. La lista oficial recoge unas 150 enfermedades.

A medida que evolucionan las actividades industriales, la incidencia de ciertas enfermedades  disminuye, mientras que otras son incorporadas a la lista. Las últimas en haber sido añadidas, en el año 2013, son ciertas formas de trombosis o de aneurisma de la arteria ulnar (una arteria que se origina como rama terminal interna de la arteria humeral), así como la tuberculosis en ciertas actividades, como las prisiones o la asistencia sanitaria.

La incorporación, a finales de 2012,  de la tendinopatía a la lista oficial de enfermedades profesionales, provocó una afluencia de solicitudes de indemnización; en el año 2013 se reconocieron 3.014 casos. 

Reflexionando sobre sus 50 años de existencia, el FMP dice que su "papel centrado en la compensación ha cambiado con los años y la prevención se ha vuelto cada vez más importante.

En esta línea se ha puesto en marcha un proyecto de vigilancia de la salud de los trabajadores jubilados del sector de la madera, que podrán ser objeto de un examen de detección de cáncer de senos nasales cuyo coste correrá a cargo del Fondo.
Fuente: La libre Belgique
 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario