Cinco técnicas de relajación para empresarios

Cinco técnicas de relajación para empresarios

Sabemos que el día a día de una empresa es motivo más que de sobra para estar estresado, y por eso te proponemos estas cinco técnicas de relajación que podrás realizar desde tu propio despacho.
5 Noviembre 2018

En un ritmo de vida como el actual, el estrés se ha convertido en uno de los grandes enemigos modernos, pero si además eres empresario, es más que lógico que las preocupaciones de tu empresa te provoquen más de un dolor de cabeza y tú día a día transcurra entre niveles elevados de estrés y ansiedad.

Actualmente hay infinitas maneras y técnicas de relajación, ya sea de manera autónoma, con un profesional o en grupo, lo importante es que identifiques cuál te resulta más efectiva y la tengas siempre en cuenta cuando comiences a sentirte nerviosos.

Te proponemos 5 técnicas de relajación que puedes practicar desde tu propio despacho para esos momentos claves donde desconectar se convierte en una necesidad.

ASMR

Se trata de una de las técnicas de relajación más curiosas del momento. ASMR hace referencia un neologismo que responde a las siglas inglesas de Autonomous Sensory Meridian Response. Se trata de la sensación placentera que provocan ciertos sonidos que en ocasiones está acompañada por hormigueos en la cabeza o el cuero cabelludo. Se trata de una técnica de relajación que se ha popularizado en Internet y sobre la cual hay infinidad de vídeos en la web.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA

Esta técnica de relajación patentada por el estadounidense Edmund Jacobson consiste en relajarse mediante contracciones musculares. Para comenzar, lo ideal es sentarse o tumbarse buscando la mayor comodidad posible y hacer respiraciones profundas completas intercaladas con contracciones y relajaciones de músculos. Lo ideal es seguir un orden, por ejemplo desde los músculos de la cabeza hasta los de los pies. Cada tensión debe durar alrededor de 10 segundos y cada relajación entre 10 y 15.

CONTAR

Es una de una de las técnicas de relajación más conocidas y comunes. Se trata de contar hasta 10 cada vez que algo te agobie en exceso y te sientas bloqueado. Esta técnica de relajación consiste en intentar poner la mente en blanco durante los diez segundos que te va a llevar contar del 0 al 10. Si la ansiedad que te provoca un estímulo no se ha calmado durante estos segundos, puedes volver a intentarlo de nuevo.

SUSPIRAR

Se trata de una técnica similar a la anterior pero que consiste en que, en lugar de contar, debes suspirar de manera profunda, casi forzado. Lo ideal es que realices 10 repeticiones del suspiro para alcanzar la relajación.

COLOREAR

Aunque te pueda sonar algo infantil, es una de las técnicas que más se ha popularizado en los últimos tiempos a raíz del libro de pintura para adultos que publicó Johanna Basford. El razonamiento es muy sencillo,  y es que durante el tiempo que te concentres en colorear, tu cerebro desconectará de otros asuntos que te preocupen.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario