Las empresas españolas analizan sus fortalezas y necesidades de cara a la Agenda 2030

Las empresas españolas analizan sus fortalezas y necesidades de cara a la Agenda 2030

¿Cuál es el papel actual del sector privado frente al desarrollo a largo plazo? ¿Son las empresas un aliado para el Gobierno en esta materia? ¿Configuran los Objetivos de Desarrollo Sostenible un marco completo?
22 Mayo 2018

A pesar de los avances experimentados en los últimos años, las cuestiones en torno al papel del sector privado ante los desafíos de la Agenda 2030 - la hoja de ruta global que desgrana los objetivos de la comunidad internacional en el periodo 2016-2030 para erradicar la pobreza y favorecer un desarrollo sostenible e igualitario- son aún numerosas e importantes. Por ello, la Red Española de Pacto Mundial y el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) han organizado una jornada de trabajo en la que han participado 90 compañías. El objetivo final: articular y elevar la experiencia del sector empresarial de cara al futuro plan de acción y una eventual estrategia nacional.

El workshop, celebrado en Madrid, ha partido de la encuesta más ambiciosa desarrollada hasta el momento en nuestro país sobre esta materia, en la que han participado más de 1.300 grandes empresas, pymes y micropymes. De este modo, con base en las respuestas obtenidas en esta consulta y las conclusiones de la sesión celebrada, se pretende concretar el papel de la empresa en el desarrollo sostenible y poder preparar las evaluaciones de España ante el Foro Político de Alto Nivel del ECOSOC, que se celebrará en julio en Naciones Unidas.

Tal y como ha afirmado Ángel Pes, presidente de la Red Española de Pacto Mundialel sector privado es un agente social que tiene “los medios y el talento necesario para que la Agenda 2030 tenga el efecto trasformador que necesitamos”. Una opinión compartida por Cristina Pérez, directora general de Políticas de Desarrollo Sostenible del MAEC, quien ha puesto en valor su potencial para fomentar los ODS por motivos como “la creación de empleo de calidad, el aumento de las capacidades, la generación de conocimiento o el manejo de indicadores y resultados”.

De modo más concreto, el encuentro ha girado en torno al nivel de respuesta de las empresas ante el llamamiento de Naciones Unidas. Algunos factores examinados: el potencial de la innovación, la función de los líderes como palanca de transformación o las nuevas oportunidades de negocio que puede conllevar la implantación transversal de los ODS.

Los ODS 5 y 3, los más impactados

Por otro lado, las organizaciones también han identificado aquellos aspectos de la Agenda 2030 en los que su actividad incide con más fuerza, siendo los ODS 5 (Igualdad de Género) y 3 (Salud y Bienestar) los más impactados. En este sentido, destaca el hecho de que el 14, relativo a la Vida submarina, es el Objetivo menos trabajado por las empresas. Una realidad que contrasta con el peso de esta industria en España al tratarse de un país rodeado de costa.

En este sentido, Javier Cortés, director de las Redes Locales de las Américas de UN Global Compact, ha recordado que “la Agenda 2030 pone su peso en lo local y se construye de abajo a arriba”, al tiempo que ha destacado la importancia de la colaboración público-privada. En esta misma línea, el embajador en Misión Especial para la Agenda 2030, Juan Francisco Montalbán, ha animado a las empresas a “ser ambiciosas, al igual que lo haremos desde el Ministerio en el examen voluntario de julio”.

Compromisos del sector privado

Otra de las claves de la sesión ha girado en torno a los compromisos, necesidades y expectativas del sector privado. En este sentido, las empresas han hecho un llamamiento para la elaboración de una estrategia nacional de desarrollo sostenible y la adopción de políticas y marcos legales. Asimismo, se ha aludido a la necesidad de contar con recursos y herramientas que faciliten la contribución y la comunicación de los avances sobre los ODS, especialmente para las pymes, al tiempo que se ha evidenciado el poder de las campañas de sensibilización y se ha apuntado hacia la necesidad de que la contratación pública incorpore criterios sostenibles o al empleo de incentivos fiscales para empresas que aporten criterios alineados con los ODS.

Finalmente, la última mesa de debate se ha estructurado en torno a la importancia de las alianzas, una asignatura aún pendiente para el 65% de las compañías que participaron en la encuesta inicial. El 35% restante ya ha comprobado los beneficios del poder de la colaboración, con sinergias focalizadas en los ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico) y 12 (Producción y consumo responsable).

Todas las conclusiones, sugerencias e iniciativas que han surgido a lo largo de este workshop serán analizadas con detenimiento y formarán parte de un informe global que se dará a conocer en el próximo mes de julio.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario