Reconocimientos médicos y deporte

Reconocimientos médicos y deporte

A propósito del reciente fallecimiento de un corredor de 31 años en la prueba Behovia-San Sebastián
12 Enero 2016

El doctor Gonzalo Correa, especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte de Prevención Fremap, cree que cualquier deportista de más de 30 años que practique deporte de forma regular e intensidad moderada debería someterse previamente a un reconocimiento médico que incluya la prueba de esfuerzo con registro electrocardiográfico y análisis de gases espirados. Este consejo sería extensivo a quien practique modalidades deportivas como el atletismo, ciclismo, fútbol, baloncesto, tenis, etc…

Tras el reciente fallecimiento de un corredor de 31 años en la prueba Behovia-San Sebastián, se ha reabierto el debate sobre la práctica de pruebas de fondo por parte de corredores aficionados que, en ocasiones, no cuentan con la preparación adecuada. En opinión del Dr. Gonzalo Correa, “los sujetos de más de 30 años que practiquen deporte regularmente a intensidad moderada, deberían someterse a un reconocimiento médico que incluya una prueba de esfuerzo con registro electrocardiográfico y  análisis de gases espirados”.

Según un estudio del Centro de Medicina Deportiva del Consejo Superior de Deportes, casi la mitad de los aficionados a correr no se han hecho un chequeo médico y muchas veces afrontan pruebas que exigen mucha resistencia física sin una supervisión adecuada. Según el Dr. Correa,  “esto puede hacer que lesionemos estructuras musculoesqueléticas o, lo que es más grave, que podamos sufrir un desfallecimiento como consecuencia de un esfuerzo extenuante que derive en complicaciones irreparables y nos impidan disfrutar de nuestra afición”.

Prevención Fremap realiza la vigilancia de la salud y los reconocimientos médicos preventivos a numerosos deportistas profesionales de varios equipos de primera división, como el Atlético de Madrid, el Getafe, o el Betis, en sus distintas categorías; así como a otros equipos de baloncesto y de otras disciplinas deportivas.

Pero, además de un control médico preventivo, quienes vayan a someter a su organismo a un esfuerzo intenso y continuado como es recorrer distancias de 10, 20 kilómetros o de la propia prueba reina de la especialidad, la maratón, deben contar con un entrenamiento adecuado supervisado por especialistas.

Pablo Villalobos, campeón de España de maratón, cree que con la moda de practicar el “running” por parte de aficionados  hay una excesiva proliferación de corredores que se lanzan a correr y a participar en pruebas muy exigentes sin la preparación adecuada: “Tienen que dejarse aconsejar por la gente que está formada”, recomienda. “Lo que yo les digo sobre todo es que hay que frenar, que muchos se lo están tomando con demasiado entusiasmo”, añade.

Tanto es así que su recomendación es que nadie se lance a correr una maratón si no lleva tres o cuatro años corriendo a menudo. “Está claro que se puede preparar en menos tiempo, pero me genera algunas dudas. Es fácil precipitarse“, razona. Según Villalobos,  “hay que dosificar las competiciones y no salir solo a hacer una marca, es conveniente elegir inicialmente solo las maratones que sean llanas con el fin de aumentar poco a poco la dureza de los retos”.

Según el Dr. Correa, en general es deseable que cualquier persona que practique deporte pase periódicamente reconocimientos médicos; “especialmente en pruebas que conllevan mayor riesgo como el atletismo, ciclismo, fútbol, baloncesto, tenis, etc…”. Este reconocimiento incluiría como mínimo un cuestionario médico-deportivo que recoja antecedentes personales, familiares y deportivos, una adecuada exploración física, antropometría y un electrocardiograma de reposo ; también altamente recomendable una prueba de esfuerzo con análisis de gases y un ecocardiograma.

Fuente: Prevenciónfremap

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Pedro Quintana

Muchas personas no se dan cuenta que practicar un deporte conlleva una exigencia física que puede poner a prueba los límites de nuestra capacidad fisiológica, con consecuencias para su salud. Y que por ello es necesario verificar antes de la práctica deportiva que se poseen las condiciones físicas necesarias para dicha práctica deportiva.

Añadir nuevo comentario