Progresan las conversaciones para establecer una norma de la OIT sobre cadenas de suministro

Progresan las conversaciones para establecer una norma de la OIT sobre cadenas de suministro

Las iniciativas voluntarias de responsabilidad social empresarial han fracasado, según el sindicato IndustriALL
9 Julio 2016

Reunido en Ginebra en la Conferencia Internacional del Trabajo 2016, el Comité para trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro, compuesto por representantes de trabajadores, empleadores y gobiernos, debatió las medidas que debe tomar la OIT para abordar las deficiencias de los derechos laborales en las cadenas de suministro de las empresas multinacionales.

La expansión de las cadenas mundiales de suministro ha sido impulsada por un modelo comercial diseñado expresamente para aprovecharse de los bajos salarios y regulación y aplicación inadecuadas.

La investigación ha demostrado que, aunque más de una quinta parte de la fuerza de trabajo mundial labora para una cadena de suministro global, el respeto por los derechos de los trabajadores en esta área industrial está disminuyendo. En el sector de la confección, entre 1989 y 2010, bajó en un 73% el cumplimiento de los derechos de los trabajadores/as por parte de las 20 principales empresas que exportaban prendas de vestir a los EE.UU.  Por otra parte, se redujo en un 42% el precio que se pagaba por la ropa que producían esos trabajadores/as.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, refiriéndose a este asunto, ha dicho que las iniciativas voluntarias de responsabilidad social empresarial han fracasado. Las empresas en cuestión no han sido capaces de mejorar de manera significativa los salarios, ni acortar las largas jornadas laborales, ni tampoco logran que las demás compañías respeten el derecho de los trabajadores/as de afiliarse a un sindicato, ni su derecho a tener un lugar de trabajo que cumpla con los reglamentos de protección y seguridad de los trabajadores. Hacen falta normas vinculantes para las cadenas de suministro que pongan fin a la carrera mundial para reducir al mínimo los salarios y las condiciones de trabajo.

En este contexto, los representantes de los trabajadores/as que participaron en el debate, entre ellos IndustriALL, tenían el objetivo de lograr una decisión para trabajar en favor de establecer un Convenio sobre las cadenas de suministro globales, abordando las deficiencias señaladas. Un Convenio de esta índole establecería una mayor responsabilidad por los salarios y las condiciones de trabajo, aclarando las funciones y responsabilidades correspondientes a los proveedores y compradores de garantizar los derechos laborales.

Después de muchos acalorados debates y varias sesiones de negociación se acordó un texto final que asegura el mandato de avanzar en este sentido. Las conclusiones finales piden a la OIT que determine si sus normas actuales son aptas para el propósito de lograr trabajo decente en las cadenas de suministro; también se pide convocar una nueva reunión de los representantes para estudiar qué tipo de orientación, programas, medidas, iniciativas o normas son necesarios. El hecho de que se haya incorporado la palabra "normas" es clave, ya que esto permite establecer firmemente en el programa la posibilidad de un futuro Convenio.

Es importante destacar que las conclusiones facilitan que la OIT pueda apoyar y facilitar negociaciones para establecer acuerdos marco globales y ayudar en su seguimiento, incluyendo supervisión, mediación y resolución de conflictos.

A falta de normas mundiales para las cadenas de suministro, IndustriALL ha tomado medidas para hacer que las compañías multinacionales en sus sectores asuman su responsabilidad. IndustriALL ha firmado 47 Acuerdos Marco Globales con empresas multinacionales, abarcando a más de diez millones de trabajadores/as, además del Acuerdo de Bangladés. IndustriALL también hace campaña contra empresas inescrupulosas, denunciándolas públicamente, por sus vínculos con compañías en sus cadenas de suministro que realizan actividades en el sector detallista. También en el sector de la confección, la iniciativa ACT entre IndustriALL y las multinacionales de la confección tiene como objetivo lograr salarios dignos para los trabajadores/as de la confección mediante la vinculación de la negociación colectiva a nivel sectorial con reformas de las prácticas de compra de las marcas.

Fuente: Industriall

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario