Muere tras dormirse con el coche en marcha en uno de los descansos entre sus tres trabajos

Muere tras dormirse con el coche en marcha en uno de los descansos entre sus tres trabajos

Otra víctima de la crisis económica
26 Septiembre 2014

Una mujer murió asfixiada en Nueva Jersey (Estados Unidos) el pasado 28 de agosto, al echarse una siesta con el coche en marcha durante uno de los descansos que solía hacer entre sus tres puestos de trabajo, al parecer, por inhalar gases tóxicos.

Maria Fernandes, estadounidense de familia portuguesa, murió en el aparcamiento de un supermercado después de quedarse dormida dentro de su coche y, probablemente, inhalar vapores procedentes de una lata de gasolina que llevaba en el maletero y que se había volcado, según informó la policía.

Según ha asegurado el portal de noticias de Nueva Jersey NJ.com, la policía del estado ha explicado que la chica estaba acostumbrada a dormir pequeñas siestas en el coche mientras se trasladaba de un trabajo a otro.

Fernandes trabajaba en varios establecimientos de la cadena Dunkin' Donuts, y aunque llevaba el mismo uniforme en todos ellos, se trataba de trabajos técnicamente distintos. Dunkin's Donuts confirmó que los establecimientos en los que trabajaba pertenecían a diferentes franquiciados y que los propietarios respectivos desconocían que tenía otros trabajos en la misma cadena.

"Parece que esta es una historia de alguien que trataba desesperadamente de trabajar y ganarse la vida, y que ha acabado muriendo en un trágico accidente", ha contado el teniente de la Policía de Elizabeth, lugar donde fue encontrada la víctima, Daniel Saulnier.

Según la policía del lugar, la chica fue encontrada 8 horas después de que se quedara dormida en su coche con el motor encendido. La persona que encontró a la víctima, aseguró que cuando abrió el coche había un fuerte olor a productos químicos.

En Nueva Jersey hay decenas de miles de personas que tienen varios puestos de trabajo, según ha asegurado el director del Centro Jhon J. Heldrich para el Desarrollo de la Fuerza Laboral de la Universidad de Rutgers, Carl Van Horn.

"Son personas a las que les gustaría trabajar a tiempo completo, pero que no pueden encontrar puestos de trabajo de ese tipo", ha indicado Van Horn. "Terminan ocurriendo estas cosas por agotamiento. Aunque este es un caso extremo, lo más común es que se cree una enorme cantidad de estrés", ha añadido.

Muchos estadounidenses se han visto forzados a aceptar puestos de trabajo a media jornada después de perder su puesto de jornada completa con la crisis económica de 2008.

La Oficina Federal de Estadísticas Laborales estima que alrededor de siete millones y medio de personas tienen más de un puesto de trabajo en todo Estados Unidos, según ha declarado Van Horn, y con estos empleos tienen menos ingresos que cuando tenían uno a tiempo completo.

Fuente: Telecinco y Huffingtonpost

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario