Libertad frente a seguridad. ¿Compensa ser autónomo?

Libertad frente a seguridad. ¿Compensa ser autónomo?

La Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA) indica que en las últimas décadas “la protección social y los derechos de los trabajadores por cuenta propia han mejorado considerablemente”.
2 Marzo 2016

Libertad de horarios, para fijar vacaciones y para trabajar desde donde uno quiera. Una de las ventajas que tiene ser trabajador por cuenta propia es la libertad que se tiene en el trabajo. Ser tu propio jefe está muy bien. Pero no todo son ventajas. También hay inconvenientes y riesgos adicionales que el autónomo asume en primera persona. Existen grandes diferencias entre los asalariados y los autónomos en aspectos como las prestaciones por desempleo, las prestaciones sociales a la hora de baja por enfermedad común, accidente de trabajo o enfermedad laboral, la indemnización por despido y la pensión media que cobran unos profesionales y otros. El negocio, en el caso de los autónomos, depende de una única persona, la cual está expuesta al riesgo de enfermedad que puede poner en peligro sus ingresos.

Son solo algunas de las desigualdades que existen y, por este motivo, la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA), reclama que la protección social y los derechos de los autónomos se equiparen a la de los trabajadores asalariados.

Conociendo esta clara carencia de protección pública frente a los asalariados, ¿cómo deben afrontar estos profesionales esta desprotección?

Proteger a los autónomos

El responsable de RC en Seguros Catalana Occidente, Miquel Torres, cree que cada vez más, los autónomos “deben protegerse mediante la contratación de seguros que les permita tener el mismo índice de tranquilidad que los asalariados, ya sea en el terreno de sus responsabilidades como riesgos personales relacionados con su actividad”.

En el caso del cuidado de su salud, según el director comercial y marketing de ASISA, Jaime Ortiz, señala que “la contratación de seguros privados es un buen instrumento para recibir una atención rápida y de gran calidad y con precios muy ajustados”. Además, ASISA incluye en sus productos específicos para autónomos coberturas especiales que son muy apreciadas por este colectivo, como por ejemplo una indemnización por hospitalización de 45 euros/día. En esta misma línea, en Sanitas creen en “las relaciones estables y a largo plazo con nuestros asegurados” y, por este motivo, ofrecen productos y servicios que se adapten a sus necesidades, adecuándose a sus particularidades económicas y asistenciales. Por ejemplo, dicen desde la aseguradora que “creamos productos a medida de distintos grupos, como Sanitas Profesionales o Sanitas Global Care”.

Para la compañía MGS y, según indica su responsable de Productos Accidentes, Decesos y Vida-Riesgo, Francisco Javier Puga, los trabajadores por cuenta propia “deben contratar un seguro integral de Accidentes o de Vida diseñado específicamente para los profesionales autónomos que les permita complementar sus prestaciones públicas”. De esta forma, Puga afirma que “ante la ocurrencia de un accidente o enfermedad que imposibilite al autónomo a realizar su trabajo diario de manera temporal, estará protegido mediante el pago de una indemnización y así paliar la reducción de sus ingresos habituales”.

Es importante también que los trabajadores por cuenta propia sean conscientes de las prestaciones públicas que percibiran ante las diferentes contingencias amparadas por la seguridad social en el RETA. Según VidaCaixa, “el 86% de los autónomos  cotizan por la base mínima por lo que la diferencia entre los ingresos corrientes y la prestación pública que percibirían en el caso de una contigencia como el fallecimiento, invalidez, incapacidad temporal o jubilación es muy notable”. En este sentido, la entidad asegura que “es importante que revisen sus pólizas de seguros en general e integren en sus costes corrientes las coberturas por los riesgos que asumen en activo, así como la previsión y el ahorro para la jubilación”.

En el ámbito jurídico, el director comercial de ARAG, Juan Carlos Muñoz, asegura que “muchos autónomos y pequeñas empresas no pueden disponer de un departamento propio de Asesoría Jurídica para poder hacer consultas o que les defiendan cuando sus derechos se ven vulnerados”. Muñoz cree que “disponer de un seguro como los nuestros les permite poder tener ‘externalizado’ este departamento y contar con el apoyo de abogados especialistas para cada caso”.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario