La diferencia entre cultura, propósito y compromiso de los empleados

La diferencia entre cultura, propósito y compromiso de los empleados

Existe una combinación que logra que los valores de una empresa y de sus empleados formen el engranaje perfecto
14 Enero 2018

Cuando una empresa opera con una cultura de apertura, está demostrando que tiene un objetivo o propósito que se sale de lo normal. Mejor dicho, demuestra que tiene otros valores, y que no todo se limita a la obtención de beneficios. Cuando una compañía combina cultura y propósito, el resultado es una experiencia increíble tanto para los empleados como para los consumidores.

Pero los conceptos de cultura, propósito y compromiso pueden resultar confusos para muchas personas. A veces, los empleados pueden pensar que se refieren a lo mismo, pero no lo hacen. El compromiso del empleado es el que hace posible la combinación de la cultura y el propósito. Es necesario entender que la cultura y el propósito son cruciales para el compromiso del empleado.

La cultura es la forma de operar de la empresa

Cada compañía tiene un sistema de liderazgo, una filosofía que define cómo funciona cada persona, todas las personas que forma parte de la empresa. No se refiere a sus valores, sus misiones estratégicas. Estas son importantes, pero no se refieren al cómo. Una filosofía de liderazgo se basa en los comportamientos y en las expectativas que se comunican al empleado. Si no existe una filosofía de liderazgo, es imposible que el empleado sepa cómo se tiene que comportar.

No es algo que pueda encontrarse en las paredes de una sala de juntas, o en el intranet de la compañía. Estos comportamientos deben ser inculcados a lo largo de la empresa, empezando por los líderes.

El propósito es lo que hace avanzar a la organización

Es el motivo por el cual la organización funciona. Las personas también se guían por un propósito. Los ideales de una persona se manifiestan dependiendo de la forma que escoja para conseguir su propósito. En el caso de los empleados es el salario, en la mayoría de los cosas. Pero en el caso de la empresa en conjunto, son los beneficios y las razones que van más allá de lo estrictamente financiero.

El compromiso es el reflejo de la cultura y el propósito

El compromiso expresa cómo se sienten los empleados ante la cultura y el propósito. Por tanto, es la combinación de ambas. El compromiso de los empleados solo ocurrirá cuando la cultura sea transparente, comunicativa, colaborativa y de confianza. Estos son solo algunos de los comportamientos que deben formar parte de la filosofía de liderazgo que define a una empresa, a su forma de operar.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario