El fiscal pide 3 años de prisión por el accidente del hangar del aeropuerto de Teruel que costó la vida a dos trabajadores

El fiscal pide 3 años de prisión por el accidente del hangar del aeropuerto de Teruel que costó la vida a dos trabajadores

Acusados los responsables de obra de Acciona y Tauxme
10 Marzo 2015

La Fiscalía de Teruel ha pedido 3 años de prisión para los responsables de obra de Acciona y Tauxme por el accidente laboral que costó la vida a dos trabajadores durante la construcción del hangar del aeropuerto de Caudé en 2011. El ministerio público considera a ambos en su escrito de calificación como autores de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y de dos delitos de homicidio por imprudencia grave.

La acusación pública contra los dos responsables de las empresas implicadas en el accidente, Acciona y Tauxme, se ha formalizado casi cuatro años después de que sucediera el suceso, el 25 de mayo de 2011, tras un largo proceso judicial debido a los informes periciales elaborados y al recurso que los imputados presentaron hace dos años contra el auto de procedimiento abreviado dictado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel.

La vista deberá celebrarse ahora en el Juzgado de lo Penal y además de los 3 años de prisión que pide la Fiscalía para cada uno de los dos acusados, también solicita la inhabilitación especial, para el ejercicio profesional del puesto que desempeñaban ambos, durante 4 años y 6 meses.
Fuentes de la Fiscalía aclararon que no se pide para ninguno de los dos casos responsabilidad civil al haber renunciado las partes, puesto que la indemnización ya la pagaron las empresas. Solo quedaría pendiente una responsabilidad civil respecto a otro trabajador que resultó herido.

El accidente laboral mortal ocurrió el 25 de mayo de 2011 mientras se procedía al montaje del arco metálico del hangar que se estaba construyendo en el aeropuerto de Caudé (Teruel). Los dos fallecidos se encontraban supervisando los trabajos de ensamblaje desde una cesta a 23 metros de altura, que se precipitó al suelo tras ser alcanzada por una parte de la estructura que se desplomó al romperse la cincha de la grúa que la sostenía mientras se procedía a la colocación.

El ministerio público acusa de un delito contra los derechos de los trabajadores, y de sendos homicidio por imprudencia al fallecer dos personas, a los dos responsables de la obra por considerar que hubo una falta de control y que las eslingas o cinchas que se emplearon tuvieron que soportar un peso superior. Además, en el escrito de calificación se argumenta que se habían colocado de una forma incorrecta al no protegerse adecuadamente para evitar que la fricción con las aristas de la viga pudiera cortarlas, como al parecer así ocurrió.

De hecho, según los informes que obran en la causa y que han llevado a la Fiscalía a formular escrito de acusación por estos dos delitos, el accidente que causó la muerte de los dos trabajadores se produjo por el corte de la eslinga a causa de la fricción que se produjo con una arista de la viga de la estructura. Eso podría haber estado motivado, según los informes periciales, por la tensión máxima de las eslingas, que habría producido la sección, bien por no ser adecuada para el peso que tenía que soportar o por la manera como estaban colocadas.

Por parte de las defensas se considera que los hechos no son constitutivos de delito, si bien ayer ni Acciona ni Tauxme quisieron pronunciarse al respecto.

Fuente: Diario de Teruel

¿Qué opinas de este artículo? Afegeix un nou comentari a aquesta pàgina.

Añadir nuevo comentario