Un estudio sostiene que la longevidad máxima ya se ha alcanzado

Un estudio sostiene que la longevidad máxima ya se ha alcanzado

Una investigación estadounidense considera muy improbable que se supere el récord de 122 años de vida.
12 Enero 2017

La duración de la vida humana podría tener un límite absoluto, según un análisis de los datos demográficos globales que se publica en la revista Nature.

Jan Vijg, del Albert Einstein College of Medicine, en Nueva York, y su equipo calculan que el récord documentado de 122 años de vida será muy difícil de superar. La esperanza de vida y su duración máxima crecieron significativamente durante el siglo XX, alimentando la idea de que la longevidad podría aumentar indefinidamente.

"Demógrafos y biólogos han sostenido que no existen razones para pensar que el incremento de la duración máxima de la vida va a terminar pronto", ha señalado Vijg. "Pero nuestros datos aportan una firme evidencia de que ya se ha alcanzado el punto máximo, y que tuvo lugar en la década de los 90".

Los investigadores se valieron para su análisis de la Base de datos de Mortalidad Humana, que recopila datos de más de 40 países. En términos generales, esas naciones registraron un descenso continuo de la mortalidad tardía a partir de 1900. Pero cuando el análisis se centra de forma específica en las mejoras de supervivencia una vez cumplidos los 100, se puede apreciar que a partir de esa edad ya es mucho más complicado conseguir años extra de vida, independientemente de la fecha de nacimiento.

El número de supercentenarios (que han alcanzado los 110 años o más) creció entre 1979 y 1990, pero se estancó en 1995. Los investigadores resaltan que ese punto de estancamiento está muy cerca de 1997, el año en el que falleció la francesa Jeanne Calment a los 122 años, la mayor longevidad documentada de la Historia.

Con los datos recopilados, los científicos han calculado una duración media máxima de la vida de 115 años y han cifrado en 125 años el límite absoluto de la duración de la vida humana. Dicho de otra forma: la probabilidad de que una persona de cualquier parte del mundo viva 125 años es de 1 entre 10.000.

"Los progresos frente a las enfermedades infecciosas y crónicas seguirán aumentando la expectativa media de vida, pero no su duración máxima", concluye Vijg.

Ver más abajo enlace al artículo original.

Fuente: Diario Médico

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario