Condenado a 16 meses de cárcel el contratista de una planta fotovoltaica por un accidente laboral ocurrido el año 2008

Condenado a 16 meses de cárcel el contratista de una planta fotovoltaica por un accidente laboral ocurrido el año 2008

La magistrada tuvo en cuenta el atenuante de dilación indebida, es decir, excesivo alargamiento de la tramitación de este procedimiento judicial
11 Marzo 2016

La titular del Juzgado de lo Penal de Palencia ha condenado a G.C.C., administrador de la empresa Soluciones de Ingeniería Industrial, a una pena global de 16 meses de prisión como presunto autor de un delito contra la vida y la salud de los trabajadores en concurso ideal con un delito de lesiones, como consecuencia de un accidente laboral ocurrido durante la instalación de una planta solar fotovoltaica  en la localidad de Cevico de la Torre en 2008 y en el que un trabajador resultó gravemente herido tras ser atrapado por una viga de acero de más de 400 kilos de peso.

La sentencia, según informaron a Diario Palentino fuentes judiciales, impone al acusado una indemnización global en favor de la víctima de 21.415 euros, aunque la misma puede ser recurrida en apelación ante la Audiencia Provincial.

La Fiscalía en el juicio seguido en el Juzgado de lo Penal había solicitado que al acusado, de forma solidaria con la compañía de seguros y de forma subsidiaria la empresa, se le impusiera el pago de una indemnización global  para el operario de 42.056,4 euros, así como 19 meses de prisión por los delitos ya mencionados. Sin embargo, la magistrada ha tenido en cuenta para dictar su resolución el atenuante de dilación indebida, es decir, excesivo alargamiento de la tramitación de este procedimiento judicial.

Los hechos ocurrieron sobre las 17,00 horas del 30 de junio de 2008 cuando tres trabajadores, uno de ellos de 16 años, que no estaba dado de alta en la Seguridad Social y que llevaba dos días trabajando,  se encontraban en la parcela para montar dicha planta.

Para ajustar la estructura de los paneles solares estaban colocando dos vigas de acero (vigas-chasis) de 12 metros de longitud, 12 centímetros de espesor y 426 kilos de peso, apoyadas cada una en cuatro soportes. Sobre las vigas-chasis se apoyaban otras 13 vigas de acero que debían ser posteriormente distribuidas por la estructura.

Como vieron que las citadas vigas-chasis no estaban completamente verticales, los trabajadores decidieron colocarlas totalmente perpendiculares a la superficie ayudados por un elevador (manitou).

En un momento dado, una de las vigas volcó sobre el pecho de uno de los operarios, M.B.G., de 27 años, atrapándole contra el remolque  «debido a la inestabilidad del conjunto». El trabajador sufrió policontusiones con traumatismo, heridas incisocontusas, fracturas de costilla, apófisis y la unión sacro-coccígea. Necesitó 15 días de hospitalización y 95 días de curación.

El fiscal consideró que la contratista del acusado, «sin conocimiento de la promotora  de la instalación  fotovoltaica y, pese a estar prohibido», subcontrató la ejecución de los trabajos a la empresa Fuerza Solar Instalaciones de la que dependían los trabajadores que se encontraban en el accidente.

La magistrada ha tenido en cuenta los dictámenes del  Ministerio Público,  que en su opinión se omitió la adopción de diversas medidas de seguridad y no se realizó además un Plan de Seguridad y Salud para la obra.

De hecho, ha tenido en consideración que, además del trabajador lesionado, los otros trabajadores de su cuadrilla también fueron expuestos al peligro creado por la omisión de medidas de seguridad.

Fuente: Diario Palentino

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario