El ayuntamiento de Eibar colocará detectores de incendios en las casas de las personas mayores

El ayuntamiento de Eibar colocará detectores de incendios en las casas de las personas mayores

Se instalarán detectores de humos con alarmas luminosas y sonoras
20 Mayo 2014

El equipo de gobierno municipal tiene previsto instalar sistemas antiincendios en las viviendas de las personas mayores de 83 años que vivan solas, una iniciativa recogida en el presupuesto municipal. En el seno de este documento se aprobó inicialmente destinar 40.000 euros este año para poner en marcha este programa. En este momento se contabilizan 571 personas mayores de 83 años que viven solas.

El plan consiste en colocar detectores de humo en las casas, alarmas extremadamente sensibles y que emiten en señal sonora y luminosa muy potente. El objetivo es reducir los tiempos de alerta ante estas emergencias, y para ello, además de un estudio de la viviendas, se plantea colocar en cada hogar los sistemas eficaces en la detección y control de fuegos. Cuando el servicio esté concedido los técnicos realizaran el trabajo en tres fases.

En la primera, visitan el piso de la persona a la que se va a prestar el detector. Así, se realiza una inspección preventiva para la detección de riesgos, comprobando revisiones de gas, calderas, calefacción, estufas, instalación eléctrica... con el fin de determinar los riesgos potenciales. También se dan unas nociones básicas sobre prevención y la manera de actuar en caso de un incendio, facilitando un manual de prevención.

En la segunda, se procede a instalar el sistema de detección de incendios propiamente dicho. Este avisa de la presencia de humo en la vivienda mediante una alarma sonora muy fuerte, o lumínica si son sordas. Estos detectores son importantes porque el monóxido de carbono no huele y puede producir la muerte en pocos minutos.

Y, en la tercera y última, se elabora un croquis de la vivienda y la accesibilidad al edificio para facilitar a los bomberos la labor en caso de que tuvieran que intervenir. El objetivo es reducir los tiempos de reacción y poder llevar a cabo una evacuación rápida. Con esta iniciativa se pretende que el Ayuntamiento costee íntegramente la instalación de los detectores, y la ejecución del estudio de prevención y el plan de evacuación (145 euros por familia).

Desde el grupo político Bildu, se ha solicitado incrementar la partida presupuestaria para este plan. Este grupo considera que el aumento de la partida se debe realizar con el remanente del 2013, con el fin de conseguir una mejora de la calidad de vida de las personas mayores. «Medidas como estas ayudan a mantener a dichas personas en entornos familiares y evitar los posibles riesgos», según Bildu, que mantiene que su intención «es la prevención de incendios en los hogares de las personas mayores, con el objetivo de prevenir cualquier peligro en el futuro».

En base a los cálculos de EH Bildu, para poder dar cobertura a toda la población señalada se necesita una partida económica de 82.000 euros. «Si ampliásemos este ratio de edad hasta los 80 años, las personas que viven solas sumarían un total de unas 800, con lo que si nos planteasemos atender a todas ellas la partida destinada a dicho fin tendría que ser de unos 120.000 euros», explican desde Bildu.

El fuego es el protagonista, según EH Bildu, "de ocho de cada diez accidentes en el hogar y la mitad de los afectados son personas de la tercera edad".

Fuente: Diario Vasco

¿Qué opinas de este artículo? Afegeix un nou comentari a aquesta pàgina.

Añadir nuevo comentario