Avances notorios en los ocho objetivos del milenio

Avances notorios en los ocho objetivos del milenio

Aunque no se conseguirán en 2015, tal como estaba previsto
31 Agosto 2014

Naciones Unidas presentó a primeros de julio el informe anual sobre el desarrollo de los ocho objetivos que se marcaron todos los países miembros en la Declaración del Milenio de septiembre de 2000, como propósitos para conseguir un desarrollo humano digno y sostenible para el año 2015. Los objetivos son la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la enseñanza primaria universal, la igualdad de géneros y la autonomía de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el Sida, el paludismo y otras enfermedades endémicas, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Aunque el grado de cumplimiento de los objetivos es muy dispar dependiendo de la zona geográfica, siendo el África Subsahariana la que registra peores resultados con ningún cumplimiento, es cierto que se han producido notables avances. El número de niños que mueren antes de cumplir cinco años se ha reducido casi a la mitad y en similar porcentaje ha caído la mortalidad maternal, se han evitado más de tres millones de muertes por malaria y 2 millones por tuberculosis, y el objetivo de acceso a agua potable ha sido conseguido, habiendo sumado 2.300 millones de personas en este propósito. También la pobreza se había reducido a la mitad en el año 2010 (el informe recoge datos desde ese año en adelante),  y el 90% de los niños tienen acceso a la educación primaria. Sin embargo el avance en Educación se ha frenado a partir de 2007, sobre todo por conflictos bélicos, y el año pasado 52 millones de niños no estaban escolarizados.

La desnutrición crónica afecta todavía a 162 millones de niños

A pesar de que el porcentaje de personas desnutridas ha bajado del 24% al 14%, este progreso se ha ralentizado en los últimos años y el objetivo de rebajar a la mitad el hambre para 2015 requiere un mayor esfuerzo, ya que todavía hay 162 millones de niños con desnutrición crónica. Tampoco marcha bien el cuidado del medioambiente, habiendo aumentado mucho las emisiones de dióxido de carbono,  la pérdida de bosque y el agotamiento de los acuíferos, aunque ha aumentado la superficie terrestre y marina protegida.

En la batalla contra el Sida se ha progresado en materia informativa, aunque queda mucho por hacer. Se ha conseguido que casi 10 millones de infectados tengan acceso a retrovirales, habiendo salvado 6 millones de vidas desde 1995. La paridad de género en las escuelas primarias se había conseguido implantar en casi todos los países y el informe destaca también que la participación política de la mujer ha aumentado. En enero de este año, en 46 países había más de un 30% de mujeres parlamentarias en alguna de las Cámaras y cada vez son más las ministras y altos cargos gubernamentales e institucionales.

Los avances requiere medios económicos y en 2013 la ayuda al desarrollo alcanzó una cifra récord de 135.000 millones de dólares, después de dos años a la baja, aunque se observa que a los países más pobres llega menos dinero . Ha mejorado también la reducción de barreras arancelarias para los productos que exportan los países menos desarrollos y el peso de la deuda es bajo, en torno al 3% de lo que ingresan con las exportaciones.

Los nuevos propósitos que regirán a partir de 2016 serán también para los países ricos

El informe pide que aumente el esfuerzo en el año y medio que falta para el plazo, pero se está trabajando ya por parte de un grupo intergubernamental en el establecimiento de nuevos objetivos a partir de enero de 2016 hasta 2030. Los nuevos propósitos, llamados ahora de Desarrollo Sostenible (SDG, por sus siglas en inglés), tendrán un foco más intenso en asuntos medioambientales, y basados en los derechos humanos y el Derecho. Mientras que los ee actuales objetivos se pensaron para los países más pobres, dejando a los ricos el papel de la aportación de fondos, en los nuevos se vincula el objetivo a todos los países.

La lista de estos SDG propuestos, a falta de su ratificación, es la siguiente: acabar con la pobreza en todo el mundo, poner fin al hambre, mejorar la nutrición y promover una agricultura sostenible, alcanzar una vida saludable para todos, universalizar la educación de calidad y la oportunidad de aprender a lo largo de toda la vida, igualdad de género y dar poder a la mujer y las jóvenes, asegurar la disposición de agua y el saneamiento a todo, así como la energía sostenible, promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, pleno empleo y trabajo digno, promover infraestructuras sostenibles, la industrialización y empujar la innovación, reducir la desiguadad, hacer de las ciudades lugares seguros y sostenibles, promover patrones de consumo y producción tolerables, frenar el cambio climático, conservar los recursos marinos, los ecosistemas terrestres y detener la desertificación y la pérdida de biodiversidad, conseguir sociedades pacíficas e inclusivas con instituciones capaces y acceso a la justicia para todos y reforzar los medios y las alianzas para el desarrollo sostenible.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario