Aires nuevos en el Grupo MGO: cambiará de nombre y abandonará el mercado iberoamericano

Aires nuevos en el Grupo MGO: cambiará de nombre y abandonará el mercado iberoamericano

Sale del concurso de acreedores con la voluntad de recuperar el liderazgo en prevención de riesgos laborales y entra en una fase de “humildad, austeridad y transparencia"
22 Junio 2015

“Sólo el 5% de las empresas que entran en España en concurso de acreedores regresan a su actividad. Somos una de las pocas afortunadas”, declara a La Celosía Germán Burriel Bosch, director general del Grupo MGO, especializado en prevención de riesgos laborales.

El nuevo propietario, Klebert Properties, a la que previsiblemente el juzgado mercantil número tres de Madrid cederá la unidad productiva, contempla el relanzamiento de la compañía hacia puestos de liderazgo. Klebert Properties ha presentado la única oferta de compra y asumido casi 14 millones de euros en deudas.

“El nuevo comprador nos avaló ante los bancos para que pudiéramos cobrar a los clientes”, subraya Germán Burriel, en Grupo MGO desde 1995. En junio pasado, tras su larga experiencia en la compañía, fue nombrado director general, puesto en el que ha sido refrendado por los nuevos propietarios. Grupo MGO llegó a ser una de los líderes en prevención de riesgos laborales, con una facturación anual de 75 millones de euros, sólo superada por Fremap (la mutua de Mapfre) y Asepeyo. Cuando entró en crisis -en parte debido al hundimiento del sector de la construcción, pero sobre todo a la mala gestión del equipo directivo- su facturación se redujo a menos de la mitad, apenas 30 millones de euros.

La plantilla sufrió un verdadero calvario por culpa de los ERES. Sólo 630 empleados de los 1.210, con que contaba en enero de 2013 –la mitad de la plantilla tras la brutal sangría dictada por la gerencia- afrontarán la nueva etapa, en la que la compañía apuesta por la tecnología para competir con sus rivales. Tras la brutal reestructuración sufrida en los últimos años, Grupo MGO  conserva ochenta centros fijos u oficinas en España, cuarenta eventuales, y ha dado casi por finiquitada su presencia en América Latina. Únicamente en Ecuador, con presencia testimonial, hay posibilidades de negocio, mientras se cierran las delegaciones de Brasil y Perú.

Se ha suprimido el coche a los directivos y entramos en  una fase de “humildad, austeridad y transparencia”, en palabras de Germán Burriel. También se ha prescindido de secretarias y se ha evitado con su cierre la duplicidad de oficinas en la misma área geográfica. Para dotarse del Customer Relationship Management (CRM) necesario, que definirá la nueva estrategia de negocio enfocada al cliente, cuenta como partners con Google, Vodafone, Samsung y Deloitte.

Sus nuevos propietarios, Klebert Properties, pintan un escenario optimista que pretende duplicar en 2020 la facturación alcanzada en la época de bonanza; es decir pasar de 75  a 150 millones de euros. En julio próximo un grupo de becarios se incorporan a la compañía. Adoptará un nuevo nombre comercial para competir en el mercado, elegido en votación por directivos, empleados y familiares.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario