El 45% de los trabajadores europeos de más de 50 años quisiera reducir su tiempo de trabajo

El 45% de los trabajadores europeos de más de 50 años quisiera reducir su tiempo de trabajo

Pero más de la mitad de los jubilados quisiera trabajar algunas horas a la semana
14 Agosto 2014

El 15 de junio, la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) dio a conocer un informe sobre los trabajadores de edad y sus expectativas en relación a la organización del tiempo de trabajo. Los resultados revelan una variación considerable según la cualificación de los trabajadores y el país europeo.

A pesar de la crisis, las tasas globales de empleo para las personas de más de 50 se han incrementado en los últimos años. "El incremento (...) puede reflejar en parte la necesidad por su parte de obtener ingresos adicionales a fin de mes", afirma el documento de Eurofound. Esta situación también varía considerablemente de acuerdo con el nivel de educación: "mientras que la tasa media de empleo de los hombres de más de 50 años de edad se ha incrementado en un punto porcentual, la tasa de empleo de los hombres que no han logrado superar un primer ciclo de educación se ha reducido en 2,6 puntos porcentuales". Cabe destacar también que en Grecia e Irlanda, dos países gravemente afectados por la crisis, la tasa de empleo en este grupo de edad ha disminuido.

En cuanto a la jornada laboral, el 45% de los trabajadores de la Unión Europea mayores de 50 años preferiría trabajar menos, en comparación con el 11% que le gustaría trabajar más. Los encuestados restantes están satisfechos con el volumen de horas semanales trabajadas en la actualidad. Los porcentajes más altos de personas que quisieran trabajar más se encuentran en los países de Europa del Este (Rumania, Letonia, Lituania), en contraste con los países occidentales, como España, Italia, Suecia y Alemania, donde la mayoría de los trabajadores de 50 años prefiere trabajar menos horas.

Eurofound también investigó las preferencias de los jubilados, una pequeña mayoría de los cuales (53%) le gustaría trabajar por lo menos algunas horas a la semana. Las personas que declararon tener mala salud son menos propensas que el promedio en indicar una preferencia para trabajar (48%), mientras que los que tienen el más alto nivel de educación son más propensos a hacerlo (58%).

"El deseo de trabajar es más frecuente entre las personas que tienen las mejores posibilidades en el mercado laboral: los de buena salud, con altos niveles de educación, que están en los grupos de edad más jóvenes y tienen experiencia previa de trabajo", comentó el informe de los autores.

El documento de Eurofound se basa principalmente en datos de la Encuesta Europea sobre Calidad de Vida 2011-2012, una encuesta llevada a cabo cada cuatro años sobre cómo los ciudadanos europeos se sienten acerca de sus vidas.

Fuente: ETUI

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario