Los sindicatos exigen a la OCDE la mejora de las condiciones laborales en la economía digital

Los sindicatos exigen a la OCDE la mejora de las condiciones laborales en la economía digital

Merecen los mismos derechos que los de la economía real, reclama la Confederación Sindical Independiente
21 Julio 2016

La tecnología en sí no es una amenaza para el trabajo decente pero si puede serlo la forma en que se gestiona. “Los trabajadores de la economía digital merecen los mismos derechos laborales y protección social que los de la economía real”, advirtió Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, a la OCDE la víspera de que presentara el informe ‘Perspectivas sobre economía digital 2015’ (ver enlace más abajo). En el mismo se constata como los gobiernos de los países de la OCDE son cada vez más conscientes de la necesidad de un desarrollo estratégico de la economía digital, de expandir sus beneficios y dar respuesta a retos clave, como la reducción del desempleo y de la desigualdad, así como la erradicación de la pobreza. Pero no menciona la defensa de sus derechos laborales.

Actualmente, las estrategias digitales nacionales cubren diversas materias, desde la creación de empresas y el aumento de la productividad hasta la administración pública, el empleo, la educación, la sanidad, el envejecimiento de la población, el medio ambiente y el desarrollo. En general, los gobiernos son cada vez más conscientes de que la “formulación de una política de Internet” depende de la existencia de un conjunto de políticas coherentes a todos los niveles de gobierno. Ante la expansión de la economía digital, que subraya la OCDE, los sindicatos que representa UNI Global denuncian la ausencia de una conducta empresarial responsable. “A pesar de las oportunidades que presenta la economía digital podría ser saboteada por una élite que sólo se ocupa de llenar sus bolsillos a expensas de una mano de obra vulnerable que puede tener dificultades para llegar a fin de mes”, denuncia Philip Jennings, secretario de UNI Global.

“La revolución digital ofrece oportunidades de empleo digno y servicios de calidad si los gobiernos regulan el comportamiento empresarial como esperamos que lo hagan en las industrias tradicionales. La próxima ola de la tecnología puede desempeñar un papel muy importante en la transformación de un mundo cero en pobreza y en emisiones de carbono, pero los gobiernos tienen que aceptar sus responsabilidades para asegurar que la transición es justa, y que el diálogo social, los derechos laborales, la protección social y una regulación efectiva se encuentran en el centro del proceso“, señala Sharan Burrow.

La encuesta CSI 2016 Frontlines (ver más abajo enlace al informe de resultados) refleja cómo el  82% de las personas que prestan servicios utilizando plataformas de Internet exigen los mismos derechos y protecciones -bajas por enfermedad, vacaciones pagadas, pensiones y representación sindical- que reciben los trabajadores de la economía real. La encuesta se realizó en nueve economías del G-20 (Argentina, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Corea del Sur, el Reino Unido y los EE.UU.). En conjunto, las poblaciones de estos países representan aproximadamente el 45% de la población mundial y el 55% del PIB mundial. A cada encuestado se le preguntó si estaban de acuerdo o en desacuerdo con que las empresas que proporcionan los servicios en plataformas de Internet deben proporcionar a sus trabajadores los mismos derechos y protecciones que al resto de los trabajadores.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario