Un vertido con restos de ganado infecta a ocho empleados de la planta TMB de Arraiz en Bizkaia

Un vertido con restos de ganado infecta a ocho empleados de la planta TMB de Arraiz en Bizkaia

El depósito ilegal provoca diez afectados más en Berriatua, mientras otros 25 trabajadores esperan diagnóstico
14 April 2014

Un vertido ilegal de origen animal ha provocado una epidemia conocida como fiebre Q entre un grupo de trabajadores de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) del monte Arraiz. Por el momento, son ocho los casos confirmados, mientras otros 25 trabajadores de la empresa presentan sintomatología, aunque están a la espera de diagnóstico. La Diputación confirmó además que se ha detectado un segundo foco infeccioso en el municipio de Berriatua que ha afectado a una decena de personas. Se trata del primer caso infeccioso de gripe Q que se ha dado en Bizkaia y tanto el Gobierno vasco como la institución foral "trabajan de manera coordinada" para controlar este brote epidémico. Para ello, han activado el protocolo para la prevención y control de la epidemia y han optado por "extremar las precauciones y extender las analíticas a toda la plantilla y subcontratas como medida de prevención", apuntan.

La infección extendida en la planta de residuos se debe a que restos de ganado ovino y caprino entraron en el sistema de gestión de residuos de la instalación, según explicaron ayer fuentes de la institución vizcaina. El vertido ilegal fue depositado en bolsas de plástico en uno de los contenedores de residuos orgánicos. Según concretaron fuentes forales, el brote se debe a que restos de origen animal no destinados a consumo humano (subproductos como cabezas, pezuñas y pieles de cabras y ovejas) han llegado a la planta de manera reiterada. Este sería el motivo por el que esta enfermedad, provocada por la bacteria Coxiella burnetti, que infecta a mamíferos, aves, reptiles y artrópodos haya llegado hasta los trabajadores de la planta de Arraiz. Todos los empleados están siendo controlados para evitar que la plaga se extienda.

Tras un periodo de incubación de entre diez y cuarenta días, los síntomas de la fiebre Q son similares a los de una gripe con fiebre alta que se prolonga durante una o dos semanas y que va acompañada de fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos y diarrea, además de tos seca y dolor en el pecho. La bacteria que la provoca se transmite por la inhalación de polvo contaminado con esporas provenientes de la placenta, heces, orina o leche secas de animales infectados. Suele afectar a personas que tratan con ganado. Rara vez el contagio se produce de persona a persona. Sin embargo, desde las instituciones trabajan para poner freno a la expansión de la epidemia. De hecho, una de las incógnitas a la que intentan dar luz es cómo ha llegado el brote hasta Berriatua. Y es que en este municipio una decena de vecinos muestra la misma sintomatología que los ocho trabajadores infectados con la fiebre Q en la planta TMB.

La Diputación denuncia que "la mala práctica de verter restos de origen animal no destinados al consumo humano en contenedores del sistema de recogida de residuos urbanos" es el causante del brote registrado en la planta TMB.

De hecho, según explicaron fuentes de la institución vizcaina, actualmente se intenta identificar la procedencia de los animales infectados, una labor que se presenta complicada, ya que los restos animales llegaron en bolsas de basura y se les eliminaron los crotales -distintivo con numeración de registro-, lo que impide el seguimiento de su origen.

La Planta de Tratamiento Mecánico Biológico, situada en el monte Arraiz, fue inaugurada en febrero de 2013. Utiliza una tecnología moderna de pretratamiento de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial. Este tipo de proceso combina la clasificación y tratamiento mecánico y el tratamiento biológico de la parte orgánica de los residuos.

Desde que se registraran los primeros casos, la unión de empresas TMB-Arraiz puso el caso en conocimiento de las instituciones sanitarias, quienes activaron el protocolo de actuación para estos casos;, que consiste en analíticas y pruebas a los trabajadores que se están realizando estos días.

La Diputación Foral de Bizkaia ha decidido el cierre temporal de la planta para proceder a su limpieza y desinfección,

Fuente: Deia

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Add new comment