El lobby internacional del amianto consigue que no se incluya este mineral en el convenio de Rotterdam

El lobby internacional del amianto consigue que no se incluya este mineral en el convenio de Rotterdam

La no inclusión solo logró el apoyo de cuatro países entre 160, pero los acuerdos deben adoptarse por consenso
7 June 2015

Los gobiernos que respaldan a la industria del amianto han han hecho fracasar una vez más los intentos para exigir advertencias obligatorias sobre todas las exportaciones de dicho material, que causan cáncer.

Rusia y Kazajstán - los mayores exportadores de amianto del mundo - lideraron un grupo de sólo cuatro gobiernos que se negó a permitir que el amianto crisotilo fuese puesto en la lista de sustancias peligrosas que requieren "consentimiento fundamentado previo" por los importadores según el Convenio de Rotterdam.

Estos dos exportadores de asbesto fueron apoyados por Zimbabwe - que quiere volver a abrir sus minas de amianto - y Kirguistán , un aliado de Rusia. El grupo de cuatro bloqueó la recomendación del comité científico de la convención de las Naciones Unidas, y los deseos de la inmensa mayoría de los países, más de 160 participantes en la conferencia de mayo de evaluación de sustancias para su inclusión en la lista. El sistema requiere un voto unánime.

La Asociación Internacional del crisotilo (ICA), organización de lobby mundial de la industria del amianto, estaba exultante. "Por quinta vez, la inclusión del crisotilo no se ha acordado. Es histórico y sin precedentes. La política de uso controlado responsable promovido por ICA sigue siendo el enfoque aceptado ", dijo un comunicado de la ACI.
 
La destacada activista contra el amianto Kathleen Ruff respondió: "Nada podría estar más lejos de la verdad. En cambio, la información corrupta y la conducta inmoral de la pequeña cantidad de países que están saboteando la Convención con el fin de proteger sus ganancias en la exportación de asbesto fue condenado por la abrumadora mayoría de los países que asistieron a la conferencia.
 
El Sindicato británico Unite, los sindicatos de Australia AMWU y CFMEU, y los sindicatos globales ICM y IndustriALL protestaron frente al edificio de las Naciones Unidas en Ginebra el 12 de mayo, cuando dio comienzo la reunión.
Fuente: TUC

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Add new comment