Charla con Mónica Mendoza: el poder de la inteligencia emocional

Charla con Mónica Mendoza: el poder de la inteligencia emocional

Las mentalidades emprendedoras son una filosofía de vida, se trata de tener la actitud y las ganas de querer mejorar
16 Mayo 2019

Hace unos días nos visitó Mónica Mendoza y nos concedió una interesante entrevista. Fue una de las ponentes estrella del Simposio Internacional ORP de Mendoza y tendremos el honor de contar con ella también en el XIX Congreso Internacional de Madrid.

Mónica Mendoza es licenciada en psicología, consultora y formadora en ventas además de gerente de Energivity Consulting. Es conocida por ser autora de diversos libros orientados a ayudar a emprendedores y a empresarios a conseguir más ventas.

Mónica describe la inteligencia emocional como «aquellas capacidades y habilidades que ayudan al ser humano a gestionar sus emociones”. En este sentido, para la prevención de riesgos laborales, la inteligencia emocional puede ayudar a las organizaciones a disponer de herramientas que prevengan situaciones de acoso o el síndrome del burnout.

Mónica habla en sus libros de cómo aumentar las ventas conociendo y cuidando a los clientes, pero la misma filosofía puede aplicarse en la PRL. En las organizaciones existen tanto clientes internos como externos: “Los externos son a los que emitimos una factura a cambio de un servicio o producto y los internos son los empleados”.

Mónica opina que primero hay que cuidar a los internos, puesto que serán los que permitan poder captar externos y ser competitivos. Pero añade que una asignatura pendiente para las empresas es la de cuidar a a sus trabajadores, pues la tendencia es a mimar más a los de fuera por cuestiones económicas.

Mónica opina que en una empresa saludable se debe tener en cuenta la salud física y mental del trabajador a través de unos indicadores porque “no se puede mejorar lo que no se puede medir”. En el Ranking ‘Best Places to Work’ los empleados opinan sobre cómo están en las empresas, aunque solo un 5-10% del tejido empresarial español participa.

Mendoza defiende que todos deberíamos apostar por este sistema, pero apunta: “hay que invertir medios humanos, técnicos y económicos, no todas las empresas, por desgracia, están de acuerdo en hacerlo”.

En cuanto a la motivación laboral, Mónica opina que como adultos debemos automotivarnos, pero sin que la empresa ponga «palos a las ruedas», que deje gestionar a sus trabajadores para conseguir los objetivos en el plazo de entrega que se plantea.

Añade que “no a todo el mundo le motiva lo mismo, hay gente que prefiere la conciliación familiar, hay personas que su motivación principal es un rango salarial elevado, otros quieren crecer en la organización, etc”. Se debe conocer cuáles son los factores motivadores de cada trabajador para encontrar el equilibrio con los objetivos que tiene su lugar de trabajo.

Mónica entiende las mentalidades emprendedoras como una filosofía de vida, «se trata de tener la actitud y las ganas de querer mejorar». En las organizaciones, si tenemos personas emprendedoras en nuestro equipo no podemos extinguir sus conductas.

Asimismo, añade que un buen líder “tiene una forma de ser, unos conocimientos ejemplares que hacen que quiera ser seguido, no manda, la gente ya quiere obedecerle, es capaz de sacar las fortalezas de su equipo”.

Para concluir, Mónica comenta que la gestión del cambio va relacionada con un nivel alto de inteligencia emocional. “Cuanto antes te adaptes al cambio, menos resistencias generas y menos sufres”. Por lo tanto, para ella “la inteligencia emocional es la capacidad de ser feliz más veces”.

Podéis ver la entrevista completa en nuestro canal de youtube y os animamos a seguir a Mónica Mendoza en sus redes y en su trayectoria profesional.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario