Ignacio Valero: “Con técnicas inmersivas sensoriales podemos salvar muchos de los inconvenientes que presenta la formación para adultos”

Ignacio Valero: “Con técnicas inmersivas sensoriales podemos salvar muchos de los inconvenientes que presenta la formación para adultos”

Ignacio Valero, Ingeniero de Caminos, canales y puertos por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), es miembro del Internacional Centeer for Numerical Methods in Engineering (CIMNE). Profesor Asociado de la UPC, Valero impartirá la conferencia ‘Aprendizaje efectivo en PRL mediante técnicas inmersivas y sensoriales’ en ORP Conference 2017. Además, participará en el taller: ‘Del B’Data al C’Data: la tecnología como herramienta para la obtención de datos útiles’.
22 Septiembre 2017

¿Qué aportarán las técnicas inmersivas y sensoriales al aprendizaje en PRL?

La realidad virtual como tecnología ni es nueva ni es inmadura. Todo lo contrario. El sector del ocio lidera y probablemente liderará las ventas. Pero la formación va a aprovecharse de eso. En PRL y en muchos otros ámbitos. Con técnicas inmersivas sensoriales podemos salvar muchos de los inconvenientes que presenta la formación para adultos. El adulto usa su experiencia y su fondo de conocimiento constantemente y si debe aprender quiere hacerlo rápido, en relación a un objetivo concreto y de forma que lo aprendido sea de uso inmediato. Justo eso puede trasmitirse con técnicas inmersivas. La psicología y la neurociencia son prudentes, y los formadores han de serlo también, pero ambas ciencias afirman rotundamente que el conocimiento del funcionamiento de la mente del adulto es suficiente y que, por lo tanto, una tecnología que puede actuar justamente ahí, en el consciente y en el subconsciente, es idónea para la formación en relación al riesgo.

¿Existe la sensibilidad suficiente en las empresas y las Administraciones para implementar estas técnicas?

En realidad lo que tenemos por el momento es desconocimiento. Predisposición sí, particularmente en los sectores relacionados con la cultura, en el ámbito de la Administración, y del diseño, en el de la Empresa. Pero también muchos fiascos, porque hay pocos contenidos y muchos de ellos mal orientados. De la misma forma que un niño cuando debe ser reprendido necesita un ejercicio breve y emocionalmente poco intenso, para el uso de la realidad virtual en PRL necesitamos píldoras específicas, muy bien pensadas para el uso al que se destinarán (o sus usuarios, más bien), y asimismo breves. La intensidad emocional depende asimismo del objeto concreto de la formación.

Sin duda, cuando empiecen a desarrollarse contenidos de calidad el interés se disparará, la herramienta es muy generosa en sus prestaciones, es económica y su aplicación será trascendente, no tengo duda alguna respecto al futuro a corto plazo.

Cada vez se da una mayor importancia a los datos en el mundo de la empresa. ¿Se están captando los datos que verdaderamente se necesitan?

A menudo ocurre que cuando una ley, un descubrimiento o un simple concepto le son dados a la Humanidad, algo así como un gran regalo, por su magnitud, por su importancia, se desatan vientos y tempestades y todos quieren estar y saber todo de eso. Una de las consecuencias del acceso universal a la supercomputación de bajas prestaciones es justamente el caos en los datos y su tratamiento. Además todo el mundo parece saber de todo. En realidad casi nadie sabe nada y puede ocurrir casi cualquier cosa. Eso pasa con lo que se llamaba minería de datos, ahora análisis de datos o big data o de otras formas. Y no digamos ya con el soporte a la decisión. Son herramientas matemáticas complejas que fácilmente nos engañan. Pero adelante, no se impondrán, ya se han impuesto. La respuesta a la pregunta es que en un porcentaje muy elevado de los casos ocurre que sí, pero la falta de protocolos y criterios acertados hace que puedan usarse los datos que no son o viceversa, o que como acertadísimamente se denomina, se trabaje en bosques de datos. Los datos serían los árboles, y recuerde que los árboles no nos dejan ver el bosque. Ah, y no olvide, además, que por el bosque pasean personas (y animales), y también los árboles nos impiden “verlos”.

¿Cómo nos ayudará la tecnología en el proceso de captación de datos?

Hay un ejemplo muy interesante de la ingeniería en este contexto. Una de las actividades en las que invertimos más dinero en nuestras casas, en nuestras infraestructuras, en nuestros hijos, si usted quiere, también, es en el mantenimiento, en sentido amplio. ¿Por qué? Porque la incertidumbre es alta. No sabemos demasiado qué pasará, muchas cosas no son fácilmente predecibles o lo son sólo estadísticamente. Bien, imagine que esa incertidumbre disminuye mucho. Usted sabrá más y podrá afinar más en el gasto. En el límite imagine un electrodoméstico de su casa (aunque el ejemplo bueno es la red ferroviaria de un país, pero para simplificar). Imagine que TODO lo que ese electrodoméstico hace está asociado a una variable sensorizada capaz de avisarle de que al cabo de un tiempo determinado se producirá un fallo. Por ejemplo, y eso sería sofisticado pero ES FACTIBLE, porque va a darse un pico de tensión en la red eléctrica que alimenta a su electrodoméstico. ¿Qué hará usted? Desconectará temporalmente el aparato. ¿Qué le cuesta? Diez segundos de su tiempo. Sólo si esos diez segundos de su tiempo tienen un coste inferior al del aparato vale la pena la aventura. ¿Sabe cuánto cuesta reparar CUALQUIER COSA del sistema ferroviario de un país? Sensorizaremos TODO y trabajaremos en lo que se llama mantenimiento basado en la condición. En tiempo real. También en PRL…

¿Cómo será la PRL del futuro gracias a la tecnología?

Mmmmmmm, tampoco querría jugar a ser adivino, pero es que verá, el futuro son muchas cosas, ¿qué sabe usted de él? Si repasamos lo dicho hasta aquí debería decirle que habrá pocos trabajadores expuestos a riesgo tal como hoy se entiende, los robots serán baratos y sustituirán esos puestos de trabajo. Pero mire, sé una cosa, sé que el hombre sólo tiene un objetivo en la vida, que es su personal bienestar. Y no otro. Vamos demostrando que algo de sentido común tenemos. Cuando se formuló en España la LPRL en 1995 incluía la psicosociología pero literalmente se llamaba a eso la Caja de Pandora. Hoy es la materia de debate principal en PRL, diría. Ese es el futuro. El trabajo como fuente de bienestar. Ojo, que no descubro la Coca-Cola, ¡caramba! Eso es así desde que hay escritos, pero ahora lo verbalizamos y nos ocupamos en trabajar en los entornos en los que manifiestamente eso no se cumple. Al igual que ocurrirá con otros problemas de gran magnitud social, seguiremos trabajando y lo resolveremos. ¿Conoce usted a un tal Andrés Bellido? Sólo tal vez, seguramente. Pues mire, es un sicólogo español que de un plumazo ¡¡ha resuelto la ecuación del acoso escolar!!, un problema social duro, y ya está, es decir va a dejar de existir, como el cáncer. Y así, sucesiva y dulcemente. Le preguntaría ahora, ¿sabe quién es Bryan Hymel? Busque, busque…

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario